(y V) Conciertos del Sábado EL DÚO PIANÍSTICO A CUATRO MANOS

(y V)

  1. Este acto tuvo lugar el
Pilar Abelló y Marta Vela. Pilar Abelló y Marta Vela Cervera, piano

El noruego E. GRIEG escribió en 1881 para piano a 4 manos, y en plan nacionalista, las bien conocidas 4 Danzas noruegas Op. 35 (1881). Pero no resistió la tentación de sucumbir a la moda internacional del Vals-capricho, y buena muestra de ellos son los Dos Valses-Capricho Op. 37 de 1883. De ambas colecciones hay también versión para piano solo.
J. BRAHMS compuso hacia 1852, antes pues de cumplir veinte años, una obra titulada Souvenir de la Russie, aunque el subtítulo aclaraba mejor lo que había hecho: "Fantasía de transcripciones sobre temas rusos y bohemios, Op. 151". Pero la publicó bajo el seudónimo de "G.W. Marks", lo que hace sospechar sobre la estima que sentía hacia la obra. Las cuatro primeras melodías, las rusas, las tomó de autores concretos: Lvoff el Himno nacional ruso, Titoff la cancioncilla "La rama", donde ensaya la forma de las variaciones, Warlamoff la romanza, y Alabieff "El ruiseñor"; dejó sin autores los dos cantos bohemios finales porque probablemente los tomó de cancioneros populares. Es su primer obra para piano a cuatro manos y hoy sabemos que arregló para la misma formación obras de sus admirados Schubert, Joachim y Schumann. A pesar de que numerosos libros sobre Brahms no se dignan ni mencionarla, la obra está grabada varias veces: Dúo Crommelynk (Claves) y V. Postnikova-G. Rozhdestvenski (Mobile Fidelity Sound).

Ante  el éxito comercial de la primera serie de Danzas eslavas y de las Leyendas, DVORÁK compuso entre finales de 1883 y comienzos de 1884 una nueva obra para piano a cuatro manos: De los bosques de Bohemia. Los títulos de los diversos números fueron añadidos más tarde, lo que excluye el descriptivismo en origen, aunque proporcionan una orientación más o menos precisa sobre los mecanismos de su inspiración poética ante la naturaleza. Salvo una de las piezas, este ciclo no fue objeto de orquestación. In den Spinnstuben (En la hilandería) tiene una agilidad mendelssohniana. Am schwarzen See (A orillas del Lago negro) es un poema en miniatura con hondas resonancias de Chopin. Walpurgisnacht (Noche de brujas) es una danza scherzante nada tétrica con aire de danza popular. Auf dem Anstand (Al acecho) es solo una leve estampa en la que no falta ironía y ciertos ecos brahmsianos. Liszt puede estar en la raíz inspiradora de Waldesruhe (Bosque apacible), un nocturno contemplativo que el autor arregló para violonchelo y piano (1891) y, más adelante, para violonchelo y orquesta (1893). Aus stürmischen Zeiten (De tiempos tormentosos) es también lisztiano pero del capítulo de las Rapsodias: Agitación sin drama.

Pilar Abelló y Marta Vela (piano a 4 manos)

Edvard Grieg (1843-1907)
4 Danzas noruegas, Op. 35
1. Allegro marcato
2. Allegretto tranquilo e grazioso

Johannes Brahms (1833-1897)
Recuerdos de rusia
1. Himno nacional ruso
2. La rama. Cancioncita
3. No la despiertes al amanecer. Romanza
4. El ruiseñor
5. Hay un gran pueblo en el camino. Canto bohemio
6. La trenza. Canto bohemio

Antonin Dvorak (1841-1904)
Aus dem Böhmerwalde, Op. 68, B133 (De los bosques de Bohemia)
In den Spinnstuben (En la hilandería)
Am schwarzen See (A orillas del lago negro)
Walpurgisnacht (Noche de brujas)
Auf dem Anstand (Al acecho)
Waldesruhe (Bosque apacible)
Aus stürmischen Zeiten (De tiempos tormentosos)

  1. Pilar Abelló y Marta Vela

    Nacidas en Zaragoza, cursaron estudios de piano en el Conservatorio de Música de su ciudad natal con Marina Pesci, y los finalizaron en el Conservatorio Superior de Valencia con Mario Monreal, continuando con Ramón Coll. Han participado en diversos cursos nacionales e internacionales de Interpretación pianística, como, entre otros, los impartidos por Albert Giménez Atenelle, Mario Monreal, Ramón Coll, Anna Jabstresska, o Aquiles de la Vigne, etc.

    A ambas les une su interés por el estudio e interpretación del repertorio de música original para piano a cuatro manos, desarrollando una gran actividad en este género y formando así dúo estable desde hace tiempo. Esta modalidad adquirió personalidad propia en la literatura para tecla del siglo XVIII y alcanzó su apogeo entre los primeros románticos: Precisamente, obras de compositores como Schubert, Schumann, Brahms, Rachmaninov, etc., suelen ser la base de los programas de sus recitales.

    Compaginan su labor artística con la tarea docente como profesoras de piano de los Conservatorios Municipal y Profesional de Música de Zaragoza. Son miembros de la Asociación Aragonesa de Intérpretes de Música.