(I) Ciclos de Miércoles Música de cámara norteamericana

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Alejandro Friedhoff, violonchelo. Patricia Barton, piano

________________________________________________________________________

NOTAS AL PROGRAMA
PRIMER CONCIERTO
________________________________________________________________________

SAMUEL BARBER.   Sonata, op. 6

Perteneciente a la generación de compositores nacidos en la primera década del siglo XX, la figura de Samuel Barber, buen exponente de lo que en las notas introductorias hemos denominado "tercera vía" en la música de creación norteamericana del siglo XX, es la de un compositor que, si bien debe su popularidad ante todo en Europa, a una única obra como es el celebérrimo "Adagio" para cuerdas, su importancia se agranda con el tiempo. Barber es un compositor en el que el peso de la tradición nacionalista americana, cede ante una visión mucho más universalista o afín a la tradición europea en su música. Nacido en 1910 y fallecido en 1981, perteneciente por tanto a una generación posterior a la de Copland, la formación de Barber ya no está ligada al paso obligado por Europa, sino que es netamente americana y se realiza en el Curtis Institute of Music de Filadelfia, donde trabajó fundamentalmente con Rosario Scalero en la composición, pero asimismo fue importante su formación en el terreno del canto (Barber era un más que aceptable barítono) y del piano. Ha sido el único compositor que ha obtenido en dos ocasiones el prestigioso Premio Pulitzer.
La Sonata para violonchelo y piano op. 6 está escrita en 1932. Es, por consiguiente, una obra aún de juventud de Barber y sujeta, por tanto, a una estructura y una expresión muy próximas a la estela del posromanticismo en sus tres movimientos. Tres movimientos: Allegro ma non troppo, Adagio-Presto-Adagio, y Allegro appassionato, que requieren un considerable grado de virtuosismo en su escritura solista. La Sonata está compuesta en Europa, concretamente en la localidad italiana de Cadegliano, donde Barber pasa los veranos de estos años acompañado de su amigo y compañero Gian Carlo Menotti en casa de la familia de éste. La obra surgió por indicación del violoncellista Orlando Cole, compañero de Barber y de Menotti en el Curtis Institute y chelista en el cuarteto de cuerda de dicha institución. De esta forma, la obra fue estrenada al año siguiente de su composición en Nueva York, el 5 de Marzo de 1.933 en un concierto de la Liga de Compositores, con Cole al cello y el propio Barber al piano. La Sonata está formalmente dedicada a su maestro Scalero, si bien en la partitura para el chelista, la dedicatoria fue otra: "A Orlando, el médico que hizo posible el alumbramiento de esta Sonata".


ELLIOTT CARTER.   Sonata

El neoyorkino Elliott Carter, nacido en 1908, es posiblemente el compositor norteamericano más respetado en el ámbito de la vanguardia europea, y el único cuyas obras han merecido el honor de ser interpretadas con regularidad por los conjuntos y directores de la "intelligentsia" musical contemporánea europea (léase directores como Boulez y conjuntos como el Ensemble Intercontemporain, London Sinfonietta, etc.).
Se ha señalado en muchas ocasiones que Carter es el compositor intelectual por excelencia de la música norteamericana del siglo XX, lo cual si bien es en alguna manera cierto, no lo es menos que si su factura técnica como compositor es extraordinaria, también lo son su absoluta independencia y originalidad que le han llevado a definirse prácticamente por exclusión, evitando casi todas las tendencias previsibles en un compositor norteamericano de su generación: ni el sinfonismo inspirado en el folklore norteamericano, ni el neoclasicismo, ni el serialismo formalista tras la herencia de Schoenberg en los Estados Unidos, ni tampoco el azar, el indeterminismo o las músicas aleatorias y abiertas tras la herencia de Cage.
A diferencia de la Sonata de Barber que escuchábamos el primer lugar, la Sonata para violonchelo y piano de Carter, compuesta en 1948, es una obra de primera madurez que marca además derroteros nuevos en el lenguaje del compositor. Tras unos orígenes cercanos al neoclasicismo pronto superados (Carter se forma con Walter Piston y pasa también por las clases de Nadia Boulanger en París), su Sonata para piano solo escrita entre 1945 y 1946 supone ya una ruptura con el pasado, pero las consecuencias definitivas del cambio estético, las encontramos dos años después en esta Sonata que hoy escucharemos, en la que Carter desarrollará su principio de "modulación métrica", una técnica mediante la cual se produce una transición de un "tempo" y métrica determinados a otros distintos, a través de lo que podríamos considerar una etapa intermedia, un punto "central", que comparte aspectos de la organización rítmica previa y de la siguiente; un auténtico "cruce" de ritmos por tanto, mediante el cual el oyente percibe la impresión clara de la coexistencia simultánea de dos "tempi" a la vez. Ello, unido a la forma circular de la Sonata, en la que Carter introduce en los finales de cada movimiento materiales que constituirán el inicio del movimiento siguiente, y a su gran dificultad de interpretación que llevó a considerar la obra durante un tiempo como inejecutable, son factores que motivan las frecuentes referencias de Carter a su Sonata, poniéndola en relación con el "Finnegans Wake", de Joyce.


MARK CARLSON.   Abschied

Carlson representa en este ciclo a los compositores norteamericanos nacidos en la década de los años 50. Venido al mundo en 1952, su carrera compositiva se alterna regularmente con su actividad como flautista, instrumento con el que desarrolla una importante labor en el terreno de la música de cámara. Como compositor sus obras han obtenido una amplia difusión por los Estados Unidos y Canadá y asimismo en el continente europeo. En su actividad como docente, Carlson ha sido maestro de composición en la U.C.L.A. y en la actualidad es fundador y director artístico de los ciclos de música de cámara de Los Angeles "Pacific Serenades".
Señala Carlson que, si bien tiende a evitar los títulos extranjeros en sus obras, la palabra alemana "abschied" (despedida), le era especialmente útil para representar la multitud de sentimientos experimentados por él a partir de mediados de la década de los ochenta; unos años que fueron testigos de una serie de "despedidas" dolorosas para el compositor como la de su hermano Jan y su compañero Charlie Swigart, fallecidos respectivamente en 1985 y 1990, así como de otra serie de cambios dolorosos en su trayectoria vital que son evocados en "Abschied" desde un punto de vista claramente expresivo de sus experiencias personales y de toda una serie de sentimientos ligados a ellas. La obra, en un único movimiento y de una estructura sencilla y claramente comunicativa, fue estrenada en Los Angeles en 1993 por la pianista Joanne Pearce-Martin y el chelista David Speltz, a quién la obra está dedicada.

Alejandro Friedhoff, violonchelo y Patricia Barton, piano

Samuel Barber (910-1981)
Sonata, Op. 6

Elliot Carter (1908)
Sonata

Mark Carlson (1952)
Abschied

  1. Alejandro Friedhoff

    Nace en Amberes (Bélgica) en 1980. Realiza estudios de violonchelo para la titulación de Bachelor of Music de 1998 a 2002 con Janos Starker en la Escuela de Música de la Universidad de Indiana (Bloomington). Durante el último año es profesor asistente de la cátedra. De 2002 a 2005 realiza el Master en violonchelo en la Shepherd School of Music de la Universidad de Rice en Houston, como alumno de Lynn Harrell. En Bloomington se interesa también por la música barroca, y es miembro de la orquesta barroca del Instituto de Música Antigua (con instrumentos de época), bajo la dirección de Stanley Ritchie.

    Ha ganado el primer premio en los concursos nacionales de Zaragoza y Manresa, así como el concurso del Festival de Musicorda. Recientemente ha sido ganador de la sección de cuerda del Young Texas Artist Competition. Ha dado recitales en los Países Bajos, Brasil, Argentina y EE. UU., así como en numerosas ciudades españolas. Alejandro Friedhoff es diplomado en empresariales por la Kelley School of Business de la Universidad de Indiana.

  2. Patricia Barton

    Nacida en California (EE.UU.), ha sido galardonada en numerosos concursos como solista e intérprete de música de cámara. Debido a su especial afinidad por el teatro lírico, viaja a Europa para estudiar la especialidad de repetidor de ópera en Graz, Austria, donde ha sido galardonada con el prestigioso premio "Fisher Fellowship", y en Viena, donde trabaja con varios de los mejores maestros de la profesión. Ejerce como maestra repetidora con la Opera Estatal de Viena 1989-1992 (siendo la única mujer en el equipo musical). Su primer trabajo en España fue en el Festival de Opera de Las Palmas de Gran Canaria en el año 1989, una colaboración que prorrogó durante 9 temporadas mas. A continuación fue invitada en diversos festivales de ópera españoles y de otros países europeos.

    Desde Septiembre de 1997 es pianista principal, jefa de los maestros repetidores y directora de la banda interna en el Teatro Real de Madrid. En los últimos años ha acompañado a Ángeles Blancas en una exitosa gira de recitales por los mejores auditorios de España. Tocando a dúo con violonchelo ha participado con la compañía "White Oak Dance Project" de Baryshnikov en el Auditorio "Kursaal" de San Sebastián, y con la Compañía Nacional de Danza en una coreografía de Nacho Duato en el Teatro Real. Ha sido pianista acompañante en el "Concurso Internacional Jaime Aragall" en Girona, y en el concurso de Plácido Domingo "Operalia" en Madrid.