(y IV) Ciclos de Miércoles Música de cámara norteamericana

(y IV)

  1. Este acto tuvo lugar el
Sergey Teslya, violín. Elisaveta Blumina, piano

________________________________________________________________________

NOTAS AL PROGRAMA
CUARTO CONCIERTO
________________________________________________________________________
CHARLES IVES.   Sonata nº 4

El perfil y la importancia de Ives en el terreno de la música norteamericana del siglo XX, ya ha sido objeto de tratamiento en la introducción al presente ciclo. Digamos en el caso que nos ocupa, que entre 1902 y 1915, Ives trabajó de forma intermitente en una docena de movimientos individuales para la combinación de violín y piano que fueron  posteriormente agrupados en cuatro sonatas, de las que la cuarta y última que hoy se interpreta ocupa un lugar preponderante. Aun siendo la más breve del conjunto, Ives la consideraba superior al resto, y fue  subtitulada como "Children Day at the Camp Meeting".
El propio Ives, en la edición de la partitura de 1942, escribió una nota programática para la obra, que consta de tres movimientos y que está cargada de recuerdos de su propia niñez. El primer movimiento, "Allegro", es un vigoroso tiempo de marcha, y está basado en himnos como "Work for the Night is coming", "Tell me the Old, Old Story" y por una fuga para órgano compuesta por el propio padre de Ives para la práctica de su hijo en el aprendizaje de dicho instrumento. El segundo movimiento, "Largo", es el más extenso y complejo de toda la sonata y se divide en tres secciones. Básicamente es un "Adagio" que guarda bastante relación con el "confesional" movimiento central de la primera sonata, con un carácter meditativo sobre las frases finales de "Jesus Loves me", de William Bradbury. Por último, el tercer movimiento ("Allegro") está basado en otro himno religioso, "Shall we gather at the river?",  y vuelve al tiempo de marcha vigoroso y enérgico del movimiento inicial.


LEONARD BERNSTEIN.   Sonata para violín y piano

El nombre de Leonard Bernstein (1918-1990), de origen ruso-judío como tantos otros compositores norteamericanos del siglo XX, es de los que apenas necesitan presentación alguna, habiéndose constituído en un fenómeno musical difícilmente equiparable a la hora de exportar y marcar con un sello único, aunque heredero de muchas influencias de las que ya se ha hablado, la música norteamericana del siglo XX. Gran director de orquesta, pianista y compositor de éxito que se ha movido con tanta desenvoltura como calidad indudable en casi todos los géneros y campos a la búsqueda de una comunicación directa con el oyente, hoy recordamos a Bernstein a través de su Sonata para violín y piano.
Se trata de una obra de juventud compuesta en el año 1939, a los veintiún años, y por tanto en su época de estudiante en Harvard y en el Curtis Institute. Está dedicada a Raphael Hillyer, uno de los cuatro compañeros de habitación del periodo estudiantil, y está escrita en la tonalidad de Do Mayor, sin que ello implique carencia de un interesante juego modulatorio y un atractivo desarrollo armónico. Estilísticamente la Sonata es, en espíritu, más europea que americana, y el sello del neoclasicismo está muy presente en la obra así como las influencias del Hindemith y Shostakovich, cuya quinta sinfonía había estrenado Toscanini en Nueva York un año antes. La obra se estructura como un movimiento inicial ("Moderato") al que sigue una segunda parte que no son sino seis variaciones construídas sobre el tema del movimiento inicial; una célula de cuatro notas: Re, Do, La y Si bemol que es modificada en una transposición de quinta justa ascendente, y cuyo sello está presente en las seis breves variaciones, cada una ellas fuertemente caracterizadas, que muestran con claridad la brillantez e ingenio, ya incuestionables, del joven Bernstein.


JOHN CORIGLIANO.   Sonata para violín y piano

John Corigliano, nacido en 1938, estudió en la Universidad de Columbia con el discípulo de Busoni Otto Luening y también en la Manhattan School of Music. Hombre formado en el terreno de los medios de comunicación, radio y TV (Corigliano fue director asistente en los célebres conciertos televisivos para jóvenes de la Orquesta Filarmónica de Nueva York bajo la dirección de Leonard Bernstein), Corigliano es un compositor que aspira a conseguir por la vía del más absoluto eclecticismo, una amplia audiencia y el más alto nivel del comunicación con el público, algo que él considera su principal objetivo.
La Sonata para violín y piano de Corigliano está compuesta entre 1962 y 1963, y fue la obra ganadora del Concurso de Composición de Música de Cámara del Festival de Spoleto de 1964, contando como miembros del jurado con compositores de la talla de Barber, Menotti o Walter Piston. Estructurada en cuatro movimientos, la Sonata presenta una escritura básicamente tonal, si bien cuenta con secciones en las que predomina un uso moderado de la politonalidad. Rítmicamente es una obra sumamente variada, la métrica cambia prácticamente en cada compás y la independencia del ritmo entre las partes es otra de sus acusadas características. Tonalmente cada movimiento está marcado, respectivamente, por la impronta de Do Mayor ("Allegro"), Re Mayor ("Andantino"), Sol menor ("Lento") y Re Mayor de nuevo ("Allegro"), y presenta una escritura de gran virtuosismo para cada uno de los instrumentos (no en vano Corigliano bautizó originalmente su Sonata como "Dúo").


GEORGE GERSHWIN.   Fragmentos de  "Porgy and Bess" (arreglo de Jascha Heifetz)

Como auténtico "fin de fiesta" del presente ciclo dedicado a la música de cámara norteamericana no podía faltar la referencia a Gershwin, cuya relevancia y personalidad hemos puesto de manifiesto en la introducción. En ella hablábamos de la importancia de su obra maestra para la escena que es la ópera negra "Porgy and Bess" de 1935, sobre un libro del antiguo inspector de las plantaciones de algodón DuBose Heyward.
El éxito de la ópera en sus sucesivas representaciones generó con el tiempo la práctica de una tradición que existía ya en la ópera europea desde mucho tiempo atrás, es decir, la extracción de números individuales de la obra (habitualmente los más populares y de mayor aceptación por parte del público), que eran adaptados para diferentes agrupaciones o conjuntos hasta llegar a convertirse en auténticos "standards" ya con la aparición del gramófono y posteriormente del microsurco. Esto ocurrió, por supuesto, con "Porgy and Bess", y en el caso del concierto de hoy la intervención de otro músico emigrante de origen ruso-judío como Gershwin, que fue el violinista Jascha Jeifetz es determinante, ya que él es el responsable del arreglo para violín y piano de varios de los números de la ópera que hoy podremos escuchar y que van desde la languidez de esa sorprendente canción de cuna que es "Summertime", al lamento fúnebre de Serena "My Man's gone now", pasando por "Tempo di blues", el dúo de amor del Acto II: "Bess, you is my woman now", la canción de Jack "A woman is a sometime thing", o la intervención blasfema del traficante Sporting  Life en su originalísima aria "It ain't necessarily so", igualmente en el Acto II.

Serguei Teslia, violín y Elisaveta Blumina, piano

Charles Ives (1874-1954)
Sonata nº 4

Leonard Bernstein (1918-1990)
Sonata para violín y piano

John Corigliano (1938)
Sonata para violín y piano

George Gershwin (1898-1937)
Fragmentos de la ópera "Porgy and Bess"
(Arreglo de Jascha Heifetz)
1. My mans gone now
2. Tempo di blues
3. Bess, you is my woman now
4. a. Sumertime
    b. A woman is a sometime thing
5. It aint necessarly so

  1. Sergey Teslya

    Nació en Novosibirsc (Siberia) en una familia de ingenieros, y estudió con Galina Tuchaminova en Kiev (Ucrania), con Olga Parkhomenko, y entre 1982 y 1986, en el Instituto Estatal de Gnesin en Moscú con Valentín Berlinski y con Vladimir Spivakov. En 1986 obtuvo plaza como miembro de los Virtuosos de Moscú, orquesta de cámara con la que ya venía trabajando anteriormente, y el primer premio en el Concurso Internacional de la Academie d'Art Musical de Tours (Francia). Con los Virtuosos de Moscú ha participado en múltiples giras por todo el mundo y en 1990 se trasladó con ellos a España. Desde 1994 hasta el 2002 ha sido concertino de la Orquesta Sinfónica de Sevilla. En 1998 fue el impulsor de la creación de la Orquesta de Cámara de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, y con frecuencia ha actuado como solista con ambas. A partir de marzo de 2002 forma parte de la Orquesta Nacional de España como primer concertino.

  2. Elisaveta Blumina

    Estudió en el Conservatorio de San Petersburgo, y realizó cursos de perfeccionamiento en la Hochschule de Hamburgo y en el Conservatorio de Berna con Mara Mednik, Evgeni Koroliov, K.H. Kämmerling, Bruno Canino y Andras Schiff. Ha ganado numerosos concursos internacionales de piano en Italia, Bélgica, Alemania y Rusia. Ha actuado como solista con las orquestas filarmónicas de San Petersburgo, Hamburgo, Halle, Dresde, Clásica de Bonn, Orquesta Mozart de Hamburgo, Virtuosos de Moscú y Simphonia Varsovia, con directores como Vladimir Spivakov, Yuri Temirkanov y Gerd Albrecht. Trabajó en los concursos Pablo Sarasate y Deutsche Stiftung Musikleben. Ha impartido clases magistrales y cursos de perfeccionamiento en USA, Alemania y Suiza. Ha grabado varios CD y para Radio Nacional de España.