(II) Conciertos del Sábado CUARTA TRIBUNA DE JÓVENES INTÉRPRETES:
EL VIOLÍN

(II)

  1. Este acto tuvo lugar el
Lorea Aranzasti, violín. Duncan Gifford, piano

La Sonata en Do mayor, K. 296, de MOZART fue terminada en Mannheim el 11 de marzo de 1878, pocos días antes de marchar a París. Es, pues, posterior -a pesar del número de catálogo- a las K. 301, 302, 303 y 305, e inmediatamente anterior a las dos sonatas "palatinas" de París, las K. 304 y 306. Sin embargo, la K. 296 no sería editada hasta 1781, ya en Viena, en una nueva serie de seis sonatas. Estructurada en tres movimientos, con el lento central en la subdominante, tiene mucho en común con las "palatinas" pero deja ya sospechar otros climas más avanzados.
DEBUSSY abordó al final de su carrera, en el clima "nacionalista" de la primera guerra mundial un proyecto de seis sonatas "a la manera de" los compositores barrocos franceses. Sólo logró terminar tres, y la de violín es la última. Cuando compone la Sonata núm. 3 para violín y piano en Sol menor es un enfermo que tiene graves problemas para terminarla pero logró en ella una armoniosa fusión de los dos instrumentos, igualando los milagrosos logros de Mozart o de Brahms. La primera audición fue dada por el violinista Gaston Poulet, con el compositor al piano, el 5 de mayo de 1917 en París.
PROKOFIEV escribió una Sonata para flauta y piano que terminó en la primavera de 1943 y que los flautistas incorporaron rápidamente al repertorio. El gran violinista David Oistrakh, presente en su estreno, quedó seducido por ella y le pidió al compositor que la transcribiera para violín. En esta segunda versión, la Sonata se estrenó en junio de 1944 en el Conservatorio de Moscú por el propio Oistrakh y Lev Oberin. Naturalmente, el compositor no se limitó a transcribir literalmente la música pensada para la flauta, sino que aprovechó las posibilidades que le brindaba el nuevo instrumento (y la maestría de quien le convenció para hacerlo). Aunque la música es sustancialmente la misma, son dos objetos sonoros bastante diferentes.

Lorea Aranzasti , violín, y Duncan Gifford, piano

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Sonata en Do mayor, K. 296
Claude Debussy (1862-1918)
Sonata para violín y piano en Sol menor
Sergei Prokofiev (1891-1953)
Sonata nº 2 en Re mayor para violín y piano, Op. 94a

  1. Lorea Aranzasti

    Nacida en Madrid en 1984, comienza sus estudios de violín y piano simultáneamente a los cinco años con Francisco Comesaña e Irina Shirokij, respectivamente, continuándolos con Fernando Rius y Polina Kotliarskaya. Actualmente cursa el último año de Grado Superior de violín en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, con Ana F. Comesaña.
    Ha sido concertino de la Orquesta del Conservatorio "Padre Antonio Soler". Actualmente forma parte de la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE). En el verano de 2005, becada por la Texas Christian University, Fort Worth, Texas (EE.UU) realizó en dicha universidad un curso de Música de Cámara, con Nathan Cole, Curt Thompson, Brant Taylor y José Feghali. Este encuentro le ha llevado a ser invitada por Curt Thompson para cursar un Master of Music in Violin Performance de dos años de duración becada por la misma universidad.

  2. Duncan GiffordDuncan GiffordEl pianista australiano Duncan Gifford obtuvo el Primer Gran Premio en el Concurso Internacional José Iturbi en España (1998), el Grand Prix Maria Callas en Atenas (2000), los Terceros Premios en el Concurso Internacional de Piano de Sydney (1992) y de Montreal (1996), y el Cuarto Premio en el Concurso Internacional de Dublín (1994). Estudió en el Conservatorio de Música de Sydney y en el Conservatorio Estatal de Moscú. Ha ofrecido recitales y actuado como solista con orquestas en Europa, Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y Asia. Ha grabado varios CDs.