(III) Conciertos del Sábado CUARTA TRIBUNA DE JÓVENES INTÉRPRETES:
EL VIOLÍN

(III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Tatevik Khachatryan, violín. Alba Ventura, piano

BRAHMS compuso en sus años de madurez tres sonatas para violín y piano, la primera en Sol mayor Op. 78 (1880), la segunda en La mayor Op. 100 (1887) y la tercera en Re menor Op. 108 (1889). Las tres son magistrales, pero la tercera, dedicada "a su amigo Hans von Bülow" -el primer marido de Cósima Liszt, luego Cósima Wagner-, es una de las grandes obras de su autor, ya por encima de todas las polémicas y componiendo con toda la libertad que permite un oficio impecable y el no tener nada que demostrar. En cuatro movimientos de soberana belleza (las dos anteriores sólo tienen tres), Brahms explora todos los registros: emoción, brillantez, profundidad, capricho... Merece especial atención el Adagio, ciertamente milagroso.
BRAHMS compuso el Scherzo en Do menor en 1853 como parte de una Sonata para violín y piano en La menor en la que colaboraban R. Schumann, su guía y mentor, y A. Dietrich. Aunque la obra se estrenó ese mismo año en Düsseldorf, no fue publicada hasta 1906. A pesar de ser una de las más juveniles del autor, Brahms muestra en este Scherzo, sus principales características: vigor constructivo, sensibilidad armónica....
E. CHAUSSON compuso el Poema Opus 25 entre 1892 y 1896 y fue estrenado oficialmente en Nancy el 27 de diciembre de 1896, por el violinista Eugène Ysaÿe en la versión original para violín y orquesta. (Hubo un estreno previo en el Cau Ferrat de Sitges 20 días antes por Ysaÿe acompañado al piano por Granados). El Poema es en realidad una obra maestra para violín y orquesta, pero en la versión para violín y piano es escuchada con más frecuencia que en la versión original.
F. KREISLER nació en Viena, se nacionalizó como norteamericano y falleció en Nueva York tras larga carrera internacional como virtuoso del violín. Cuenta con una estimable producción como compositor (un cuarteto de cuerda, una opereta...), y compuso para su propio lucimiento cadencias para los conciertos de Beethoven y Brahms y numerosas pequeñas piezas sin mayores pretensiones pero que encierran grandes dosis de encanto y oficio. Como por ejemplo, este Caprice viennois Op. 2.

La habanera fue para los franceses un tópico-símbolo de la música española. RAVEL, con sangre vasca en sus venas, utilizó su ritmo reiteradas veces, tanto a dos pianos (Sites auriculaires) como en la Rapsodia española o en su ópera La hora española. La que hoy se interpreta es transcripción para violín y piano de la célebre Vocalise-étude en form de habanera, de 1907. Durante la última etapa creativa de RAVEL se agudizan las características de rigor estilístico, de claridad, de concisión y de perfección arquitectónica, junto con obras de carácter virtuosístico, como la Tzigane de 1924 en la que rinde homenaje al estilo gitano y que dedica a la violinista Jelly dAranyí.

Tatevik Khachatryan, violín, y Alba Ventura, piano

Johannes Brahms (1833-1897)
Sonata nº 3 en Re menor, Op. 108
Scherzo en Do menor
Ernest Chausson (1855-1899)
Poème, Op. 25
Fritz Kreisler (1875-1962)
Caprice viennois, Op. 2
Maurice Ravel (1875-1937)
Habanera
Tzigane

  1. Tatevik Khachatryan

    Nacida en Armenia en 1982, estudia en la Escuela Especial de Música P. Tchaikovsky de su ciudad natal. En 1993 llega a España donde continua sus estudios con A. Durgaryan, siendo presentada ese mismo año en un concierto doble a cargo de los solistas "Virtuosos de Moscú" en el museo Evaristo Valle de Gijón. Premiada en numerosos concursos: "Contest of Young Performers" (1992) de la Fundación Cultural "Amadeus" (Bélgica), "III Concurso de Jóvenes Violinistas" 1997 (Jaén), I Concurso Nacional "Villa de Llanes" (1999), y en 2003 los Concursos Internacionales "Villa de Llanes", "Robert Canetti" (Lisboa) y "Pablo Sarasate" (Pamplona). Ha colaborado como solista con las Orquestas Sinfónica del Principado de Asturias, Clásica de la Laguna (Tenerife), Pablo Sarasate y Estatal de Rumania.
    En 2005 fue elegida por la String Scheme para trabajar tres programas con la London Symphony con Sir Colin Davis, Bernard Haitink y Donald Runnincle, y ha actuado en prestigiosas salas de Edimburgo y Londres.

  2. Alba VenturaAlba VenturaNacida en Barcelona, debutó como solista a los trece años con la Orquesta de Cadaqués y Sir Neville Marriner en el Auditorio Nacional de Madrid. Desde entonces su carrera no ha parado de crecer con invitaciones de auditorios como el Barbican, Concertgebouw de Ámsterdam, Musikverein, Cité de la Musique y la Sala Svetlanovsky de Moscú. Ha sido dirigida por Antonini, Harth-Bedoya, Hogwood, Mas, Ros Marbà y Vásary, y ha colaborado con orquestas como la Phliharmonia Orchestra, Hallé Orchestra, London Mozart Players y las principales orquestas españolas, además de los cuartetos Brodsky, Takacs y Casals. Inició sus estudios con Silvia Llanas e ingresa en la Academia Marshall donde estudia con Carlota Garriga y recibe clases magistrales de Alicia de Larrocha. A los once años logra una beca para estudiar con Dimitri Bashkirov en la Escuela de Música Reina Sofía. Tras una audición, Vladimir Ashkenazy se encarga de su formación y organiza sus estudios con Irina Zaritskaya en la Purcell School de Londres y en el Royal College of Music. Ha recibido clases magistrales de Magalof, Pires y Lupu. En 1998 Alba gana las audiciones del YCAT. En 2009 fue seleccionada como única pianista solista por el programa Rising Stars (ECHO). Le ha sido otorgado el Premio Impulsa de la Fundación Príncipe de Girona. Su último trabajo discográfico está dedicado a Rachmaninov y próximamente editará un álbum Albéniz interpretado con el piano que perteneció al propio compositor. Alba Ventura es, además, profesora titular en el Conservatorio Superior de Música del Liceo.