Recital de guitarra Conciertos de Mediodía

Recital de guitarra

  1. Este acto tuvo lugar el
Miguel Pérez Perelló, guitarra

S. L. WEISS era de Breslau, se formó en Italia y fue, desde 1717, músico de la corte sajona de Dresde, donde murió. Viajó por toda Europa y asimiló bien los diversos estilos nacionales, convirtiéndose en uno de los más grandes laudistas de todos los tiempos. Con el nombre de "Passacaglia", en español "Pasacalle", se conoció en el barroco un bajo ostinato de libre elección que se repetía durante toda la obra formando múltiples variaciones sobre el mismo
J. S. BACH compuso entre 1717 y 1720 un conjunto de tres Sonatas y tres Partitas para violín solo en las que se esforzó por seguir la tradición alemana de hacer polifonía con un instrumento en principio melódico. Mientras que las Partitas adoptan el esquema de la suite de danzas, las Sonatas tienen la estructura de las Sonatas de cámara en cuatro tiempos. La Sonata en La menor comienza con un primer tiempo Grave y un segundo en Fuga. Hoy se interpretan el tercero y el cuarto en adaptación para guitarra.
A. BARRIOS, el bien conocido compositor-guitarrista uruguayo, es célebre por sus deliciosas versiones de danzas y valses del folklore urbano, aunque también se inspiró en el folclore tradicional. No olvidó el intimismo tardorromántico, ni desdeñó obras más o menos descriptivas, como La Catedral.
H. VILLALOBOS, el más conocido de los músicos brasileños de nuestro siglo, se interesó pronto por la guitarra, para la que escribió en su primera época una Suite popular brasileña (1908-1912) y el célebre Choro nº 1. En 1929, y por estímulo de Andrés Segovia -a quién están dedicados- escribió los Doce Estudios que forman parte del repertorio de todo guitarrista. En 1940 compuso Cinco Preludios para guitarra en los que el folklore nativo, siempre presente en su obra, ha sido perfectamente sintetizado.
S. BROTONS, compositor y director de orquesta natural de Barcelona, es autor de obra abundante y siempre trazada con excelente oficio. Hoy nos muestra su habilidad en el tratamiento del instrumento y su capacidad comunicativa en estas 2 Suggestions compuestas en 1979 para guitarra sola.
F. TÁRREGA fue el gran impulsor del papel de la guitarra en la segunda mitad del siglo XIX, abriendo al instrumento las salas de concierto y componiendo para él todo un nuevo repertorio, incluidas las obras didácticas. En el siglo XIX, sin los medios de producción sonora que más tarde aparecerían, la trascripción para piano o guitarra permitía el consumo de músicas que gozaban del éxito del público, como las óperas famosas. La Fantasía sobre motivos de la Traviata da también respuesta a esa necesidad.
J. MALATS fue un excelente pianista, alumno de Emilio Pujol en su Barcelona natal y luego formado en el Conservatorio de París. Amigo e intérprete de Granados y de Albéniz, compuso música de salón, en clave casticista a veces, como esta Serenata española con la que siempre se le recuerda, hoy en la versión guitarrística de Tárrega.