La cantata barroca Lunes Temáticos Música barroca

La cantata barroca

  1. Este acto tuvo lugar el
Jan Grimbergen, oboe barroco. Itzíar Álvarez, soprano. Tony Millán, clave

Itzíar Álvarez (soprano), Jan Grimbergen (oboe barroco), Renée Bosch (viola da gamba) y Tony Millán (clave)

Los Lunes temáticos siguen ofreciendo un repaso de la música barroca, en esta ocasión con un concierto dedicado a dos géneros del siglo XVIII: la cantata y la sonata para oboe y continuo. Y con obras de dos de las máximas figuras del barroco: Telemann y Haendel.

Itzíar Álvarez (soprano), Jan Grimbergen (oboe barroco), Renée Bosch (viola da gamba) y Tony Millán (clave)

Georg Philipp Telemann
(1681-1767)
Cantata 51 Umschlinget uns, para soprano, oboe y continuo
Sonata metódica nº 3 en Mi menor
Cantata 55 Verfolgter Geist, wohin, para soprano, oboe y continuo

Georg Friedrich Haendel (1685-1759)
Sonata en Fa mayor, Op. 1 nº 5 para oboe y continuo
Cantata Mi palpita il cor, para soprano, oboe y continuo

  1. Jan Grimbergen

    Holandés, estudió oboe moderno en el Real Conservatorio de La Haya con Heinz Friesen y Werner Herbers, y oboe barroco con Bruce Haynes. Ha sido solista de oboe y corno inglés (1983-1990) en la Orquesta de Castilla y León, y en la Orquesta Santa Cecilia de Navarra (1990-1999). Ha sido durante varios años profesor de oboe y de Música de cámara. Ha colaborado en grabaciones para Swiss Pan, KRO, NCRV, RNE, Channel 4 BBC... Desde 1992 se dedica a la construcción de oboes históricos.

  2. Itzíar Álvarez

    Estudió en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y completó su formación en la Escuela Superior de Canto en la cátedra de Marimí del Pozo. Su labor concertística se desarrolla en distintos campos: música antigua, lied y canción de concierto, oratorio, ópera, música contemporánea, jazz y espectáculos multidisciplinarios. Como solista ha realizado las grabaciones: "Nausica" -Ramón Paús. (Phorminx) y "This time next year- Kurt Weill 19OO-1950" (Discos Oblicuos).

  3. Tony MillánTony Millán

    Inérprete de clave y fortepiano, realiza su formación en Madrid, Zaragoza, La Haya y Basilea (Schola Cantorum) con los profesores Bob van Asperen, Stanley Hoogland y Jesper Bøje  Christensen, entre otros. Es Máster en Creación e Interpretación Musical por la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid). Como solista ha dado conciertos en numerosos países europeos y en los festivales y ciclos de conciertos más importantes de España. Ha impartido cursos en diversos puntos de la geografía española, en numerosos conservatorios, encuentros de la JONDE, talleres de interpretación del Teatro Real de Madrid. También ha sido profesor invitado en el Conservatorio de Amsterdam y en la Universidad de Alcalá de Henares. Entre sus grabaciones discográficas conviene destacar Concierto para clave y cinco instrumentos de Manuel de Falla (premiada con un Choc de la Musique, 1991), las Sonatas para fortepiano de Manuel Blasco de Nebra, el Tercer libro de piezas de clave de J. Duphly (primera grabación mundial de las piezas para clave acompañado de violín) y las Variaciones Goldberg de Bach. Actualmente es profesor de clave, bajo continuo y música de cámara en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

     

Con el nombre de Harmonicher Gottes-Dienst publicó TELEMANN entre 1725 y 1726 en Hamburgo un ciclo de 72 cantatas religiosas, destinadas a ser interpretadas en privado según se nos indica en la portada, para una voz y un instrumento solista (violín, oboe, flauta travesera o flauta de pico) con acompañamiento de bajo continuo. Todas las cantatas tienen la misma estructura: Aria da capo - Recitativo - Aria da capo, con el peso de la narración de la obra situado en el recitativo.

La Sonata en Mi menor de TELEMANN es la tercera de seis Sonatas metódicas (Hamburgo, 1728) que tienen como característica más llamativa un primer tiempo lento que ofrece dos versiones de la voz melódica: la simple y la ornamentada. Resulta sorprendente que existan ejemplos de tiempos lentos ornamentados por el propio compositor a lo largo del siglo XVIII, teniendo la gran importancia que tiene este fenómeno: el más conocido sería tal vez el adagio del “Versugh eine Anweisung....” de J J. Quantz. De la misma manera que Quantz hace una perfecta síntesis entre la forma italiana y la francesa de adornar los tiempos lentos, Telemann nos muestra aquí seis magníficos ejemplos. Las Sonatas metódicas del opus XIII tienen como segundo tiempo casi siempre un Vivace, que en cuanto al tempo se sitúa entre andante y allegro. En algunos de los encabezamientos de los terceros tiempos nos encontramos con “Cunando”, “Con tenerezza”, “Ondeggiando”, términos normalmente relacionados con las técnicas de arco y no como indicación de movimiento.

De la Sonata en Fa, Opus 1 n° 5, el manuscrito original de HÄNDEL no ha sobrevivido. La versión que usamos hoy (NOVA, David Lasocki, London 1978) se basa en primer lugar en el manuscrito de un copista de Händel, generalmente conocido como “S2”. Las copias de otras obras de “S2”siempre aparecen en la tonalidad original. Por otra parte, era habitual editar obras para oboe un tono más alto para así adaptarlas a la tesitura de la flauta travesera. En el siglo XVIII el mercado de partituras para flauta travesera era mucho más importante que el de oboe; la flauta travesera era el instrumento preferido de los “amateur”, mientras el uso del oboe siempre ha ido limitado a los “profesionales”.

En su cantata de cámara Mi palpita il cor, una de las más de cien cantatas escritas durante su estancia de cuatro años (1706-1710) en Italia, Händel se nos presenta como un auténtico compositor italiano, atento al énfasis en las calidades líricas y virtuosas de la voz. Händel puso música al texto de “Mi palpita il cor” en varias ocasiones: conocemos, aparte de la versión para soprano, oboe obligato y b.c. (HWV 132 B) que sería probablemente la original (c. 1707), otra para alto, flauta travesera y b.c. (HWV 132 C) en Mi menor, y una versión “mezcla” para alto, flauta, oboe y b.c.