(y VI) Ciclos de Miércoles "A MI QUERIDO AMIGO HAYDN"
CUARTETOS DE HAYDN Y MOZART

(y VI)

  1. Este acto tuvo lugar el
Cuarteto Granados . David Mata y Marc Oliu, violín. Andoni Mercero, viola. Aldo Mata, violonchelo

___________________________________________________________________________

SEXTO CONCIERTO
___________________________________________________________________________
Haydn: Cuarteto en si bemol mayor Op. 33 núm. 4, Hob.III:40
    El Allegro moderato de este cuarteto da comienzo con la tercera inversión de un acorde de séptima de dominante que encierra la idea temática primordial del movimiento, un tema que se abre a multitud de modulaciones y que, en el fondo, parece tener un cierto aire operístico, casi como si fuera un retazo instrumental de una ópera cómica. En realidad, hay pocos ejemplos en la producción instrumental de Haydn en los que se note de manera tan evidente el hecho de que durante quince años dirigió las óperas italianas de moda, lo que le permitió acercarse como compositor a ese género teatral incluso en un medio tan reducido como es el cuarteto de cuerda. De todas formas, esa insinuación dramática se queda siempre en el ámbito privado de las sensaciones y en ningún momento priva a la obra de su más puro carácter camerístico.
    El Scherzo que figura como segundo movimiento parece en este caso un título de connotaciones bastante pretenciosas para su verdadero contenido musical, que no desborda los límites de un breve minueto levemente contrastado por una sección central de curso sencillo.
    El Largo cumple obviamente la función de movimiento lento en esta obra pero aparece como una manifestación tardía de un tipo de estructura lenta que pertenecía ya al pasado, especialmente a la órbita estética de C.Ph.E. Bach. Está formado por tres secciones, cada una de ellas introducidas por el tema principal en la tónica, creando así un ambiente expectante y un tanto repetitivo.
    El Presto final tiene forma de rondó y vuelve a determinados modos teatrales ya apuntados en el primer movimiento, dentro de un sofisticado trabajo de elaboración formal y una declamación ligera pero sobria. Cada reexposición del tema principal nos llega en un formato diferente hasta que al final la mano inquieta del compositor decide darnos una nueva sorpresa: una pirueta típicamente haydiniana en la que, tras unos cuantos gestos dramáticos, se oye una melodía tocada en pizzicato durante nueve compases, lo que cierra de manera un tanto heterodoxa el cuarteto.

Mozart: Cuarteto en si bemol mayor K.458, "La caza"
    En 1784, Mozart compuso especialmente música instrumental, desde cinco conciertos para piano al quinteto para piano y viento. En medio de una actividad febril, aún le quedó tiempo para coincidir con frecuencia con Haydn, lo que sin duda le movió a escribir un nuevo cuarteto de cuerda, que terminó el 9 de noviembre de aquel año. El Cuarteto K. 458 es conocido por el sobrenombre de La caza, a causa de esos ágiles compases iniciales en 6/8 que evocan el estilo del toque de la trompa de caza, un verdadero mito en la cultura musical centroeuropea. Más profundas son las razones expresivas para la elección de la tonalidad de la obra, un si bemol mayor que siempre era reflejo en Mozart de emociones positivas. Y aunque esa tonalidad se extiende a todo el cuarteto, a excepción del movimiento lento, no hay nunca signos de monotonía en el desarrollo de la obra, debido sobre todo a la variedad del tratamiento rítmico, lo que se nota ya desde el Allegro vivace assai, en el que la métrica se diversifica de mil maneras gracias a acentos desplazados y ritmos cruzados. Eso no impide el melodioso fluir de la exposición, un delicioso ejemplo de escritura a cuatro partes, que viene seguida de un vigoroso tema que circula mecánicamente entre los cuatro instrumentos. Todo, en fin, parece muy sencillo y directo, incapaz de dar quebraderos de cabeza a un compositor de semejante estatura, pero parece comprobado que el cuarteto le ocupó a Mozart cerca de un año y su permanente actitud autocrítica le llevó a recomenzar la obra varias veces.
    No hay sorpresas significativas en el Minueto, escrito en un estilo galante suavemente "orquestado" por el conjunto del cuarteto y con delicados ataques en sforzando que enriquecen el tapiz sonoro. En el trío, el segundo violín y la viola tocan juntos en staccato, lo que pone aún más de relieve la línea del primer violín, que toca una melodía muy expresiva y de gran amplitud en su registro sonoro.
    El Adagio, único movimiento de la serie que lleva esta denominación, está escrito en mi bemol mayor y es una página maestra de una conmovedora quietud, valga la expresión. Destaca en este movimiento lento la melodía exquisitamente ornamentada del violín, dentro de una notable sutileza rítmica, y también los pasajes del desarrollo en los que primer violín y violonchelo dialogan entre ellos de manera antifonal. Diversas combinaciones rítmicas crean un contexto sonoro que es un perfecto ejemplo de la capacidad de Mozart para administrar la gracia y la fuerza dentro de texturas armónicas de gran intensidad. La proliferación, una vez más, de sforzandi y el diseño melódico le dan a esta pieza un aire casi pre-romántico.
    El Allegro assai final vuelve al modelo clásico de dos temas y está lleno de evocaciones o recuerdos velados del estilo de Haydn, casi más que en ningún otro lugar de esta espléndida colección. Esta parece ser la segunda versión del último movimiento de este cuarteto, después de que Mozart descartara una primera redacción con aire de polonesa que no le acababa de convencer. En su forma definitiva el autor maneja con soltura los contrastes instrumentales entre los cuatro componentes del conjunto, evitando el peligro de linealidad por medio de la diversificación rítmica, un método que va desde el uso de unas semicorcheas ascendentes a delicadas figuraciones de tresillo.

Cuarteto Granados (David Mata, violín I; Marc Oliu, violín II; Andoni Mercero, viola; y Aldo Mata, violonchelo)

Joseph Haydn (1732-1809)
Cuarteto nº 34 H.III, 40 Op. 33, 4 en Si bemol mayor
Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Cuarteto K.458 en Si bemol mayor, Op. X, 3

  1. Cuarteto Granados

    David Mata
    Nace en 1969 en Madrid, donde inicia sus estudios con Francisco Martín. Posteriormente estudia con el profesor Frischenschlanger en la Hochschulle de Viena becado por el Ministerio de Cultura, y con José Luis García Asensio en Londres, becado por Juventudes Musicales. En 1985 ingresa en la JONDE y asiste a los cursos de verano del College Summer Conservatory of Colorado (EE.UU., 1991, 1992, 1993). En 1993 colabora como profesor asistente en el Courtenay Youth Music Center, British Columbia (Canadá) y obtiene el primer premio por unanimidad en el Concurso de Música de Cámara de Juventudes Musicales como miembro del dúo La Folía que forma con el violonchelista Aldo Mata. Ha estudiado también en la Escuela Superior de Música Reina Sofía con José Luis García Asensio, becado por la Fundación Isaac Albéniz. Ha actuado en la Casa de Cantabria de Madrid y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en los conciertos organizados por Radio Clásica de RNE. En la actualidad es miembro de la Orquesta Sinfónica de RTVE.
    Marc Oliu
    Nace en 1977 en Girona. Estudia con Gonçal Comellas en el C.S.M. del Liceo, y desde 1998, becado primero por el Ministerio de Cultura y después por la Generalitat de Catalunya, en la Hochschule für Musik "Hanns Eisler" de Berlín, con Ulf Wallin; hizo un postgrado de música de cámara en la Hochschule für Musik de Detmold con Ulrike Mathé y el Auryn Quartett.  Ha recibido consejos tanto de violín como de música de cámara de N.Kneser, E.Schönweiss, Mi-Kyung Lee, G.Nikolitch, E.Kufferath y el Cuarteto Alban Berg entre otros.  Ha sido concertino de la Joven Orquesta Nacional de España, y miembro de la European Union Youth Orchestra.  Ha colaborado periódicamente con la Deutsches Symphonie-Orchester Berlín, desde 2002 con la Orquesta de Cadaqués  y  desde 2003 con la Camerata de la Mancha. Fue primer violín del Cuarteto Arché en 2002. Obtuvo un Accéssit en el concurso "El Primer Palau" del Palau de la Música Catalana (2001). D esde diciembre 2005 es profesor de violín del Conservatorio Superior de Música de Salamanca. Andoni Mercero
    Nace en 1974 en San Sebastián, en cuyo Conservatorio se forma, continúa en la Escuela Superior de Música Reina Sofía de Madrid con Zakhar Bron y en la Universidad de Toronto con David Zafer. En 1997 estudia viola en Berlín con Carol Rodland y, finalmente, en Amsterdam, violín barroco con Lucy van Dael y viola con Jürgen Kussmaul. Ha participado en cursos con Y. Menuhin, R. Schmitt, V. Hagen, K. Kashkashian, W. Levin, R. Gwilt, E. Gatti o J. Ogg. Ha obtenido el Premio Nacional Pablo Sarasate (1994), el Concurso Nacional de violín Isidro Gyenes (1995), el Concurso de violín Ciudad de Soria (1995) y el Concurso Internacional Julio Cardona en Portugal (1997 y 1998). Fue violinista del Trío Alzugaray, viola fundador del Cuarteto Casals y miembro de Barcelona 216, Proyecto Gerhard y ensemble TAIMA de Granada. Ha sido viola solista en las orquestas Sinfónica Giuseppe Verdi en Milán, RTVE, Euskadi, Barcelona y Ciudad de Granada. Ha actuado como solista con la Camerata Strumentale di Prato y la Orquesta de Cámara de Mantua. Ha sido profesor del Curso de verano de Lucena y de la JONDE. Actualmente es profesor de cuarteto de cuerda en Musikene.
    Aldo Mata
    Nace en Madrid en 1973, estudia con María de Macedo y con Elías Arizcuren; de 1991 a 1994 estudia en la Escuela Reina Sofía con Iván Monighetti; hace Master Classes con Rostropovich, Gutmann, Helmerson, Claret, Greenhouse, J. L. García, Isserlis, etc. En los Estados Unidos obtiene en 1996 el Master "cum laude" del Chicago Musical College con Kim Scholes. De 1996 al 2000 cursó el título de Doctor en Música de la Universidad de Indiana (Bloomington) con Janos Starker, Tsuyoshi Tsutsumi y Leonard Hokanson, doctorándose con una tesis dedicada a los Cuartetos Prusianos de Mozart. Ha sido premiado en el concurso nacional de Juventudes Musicales, Concerto Competition del Chicago Musical College, finalista del Searle Competition, Popper Competition, etc. En 2001 es violonchelo coprincipal de la Orquesta de Castilla y León y en 2002 es catedrático de violonchelo del Conservatorio Superior de Salamanca. Toca un violonchelo construido por Gand&Bernardel en París en 1889.