(I) Ciclos de Miércoles BARTÓK, MÚSICA DE CÁMARA

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Joaquín Palomares, violín. Michel Wagemans, piano

Este primer concierto del ciclo de obras camerísticas de Bela Bartók reúne buena parte de su dedicación al violín en el aspecto de la música de cámara ya que nos ofrece las dos Sonatas para violín y piano y una de las dos Rapsodias que son, a la vez, tan cercanas y tan lejanas de éstas.

Las dos Sonatas surgen seguidas la una de la otra y tiensiempre a ser tratadas globalmente lo que considero que es un error ya que, por muchas similitudes que tengan, no son dos obras iguales sino que cada una guarda una persobien definida. No en vano son composiciones que se insertan ya en el principio de la verdadera madurez del autor ya que su fecha de composición es de 1921-1922. Desluego, ambas surgen de su admiración, que era también colaboración, por la violinista húngara Jelly d'Aranyi (1893-1966) con la que además realizó varias giras como pianisacompañante. La d'Aranyi era sobrina-nieta del famoso violinista Josef Joachim y alumna de Jenö Hubai. Para ella escribió Ravel su Tzigane y Ralph Vaughan Williams su ConAcadémico. Su hermana, Adila Fachiri, era también violinista y para ambas escribió Gustav Holst su Concierto Doble para dos violines. Modernamente, un cuarteto britániha tomado como nombre el de Cuarteto D'Aranyi.

La Sonata para violín y piano nº 1 lleva el número 75 en el catálogo de Szöllösy y fue compuesta por Bartók entre Octubre y Diciembre de 1921 (está fechado el final el 12 de Diciembre). La idea era que estuviera lista para una gira inglesa que Jelly d'Aranyi y Bartók realizaban en la primadel año siguiente. Y así fue. La obra fue estrenada en el Aeolian Hall de Londres el 24 de Marzo de 1922 con la dedicataria al violín y el autor al piano. Sin embargo, aunque en todas partes figura esa fecha, el verdadero estreno tuvo lugar en Viena el 2 de Febrero de 1922 con Mary Dickenson y Eduard Steuermann. Bartók lo consideraba un preestreno pero si por estreno entendemos la primera vez que una obra surge ante un público, sin duda eso se realizó como primicia en esta ocasión.

Se ha dicho que el lenguaje de la obra, como ocurre con la siguiente, es una síntesis entre la influencia de Debussy, cuyo piano admiraba Bartók, las piezas pianísticas expresiode Schönberg y el influjo de la música popular que en esos años el autor transcribía, recogía y estudiaba. Si eso fueliteralmente así, la obra sería un galimatías bien curioso pero no hay tal síntesis sino elementos estilísticos exteriores que sirven a Bartók para organizar su propio lenguaje coy unitario. Al fin y al cabo, es lo que, según Sandor, Bartók hizo siempre: partir de sugerencias sonoras exteriode cualquier tipo y hacer su música personal e intrans

Esta sonata está escrita en tres movimientos. El Allegro appassionato inicial está escrito en una forma sonata muy libre y personal pero claramente perceptible pese a su carácrapsódico. Es aquí donde ha querido verse la influencia de Schönberg por su armonía libre, atonal y emparentada con un cierto expresionismo. En cambio el segundo movies un Adagio en forma tripartita donde se ha prefedetectar el sobrevuelo debussysta. Sin embargo, aunque ello pueda afectar ligeramente al piano, hay que destacar la expresión contemplativa del violín en el más puro estilo barno menos bartokiano que el salvaje final, un Allegro cercano al rondó, que adquiere un cierto color popular lejainspirado en las danzas rumanas y que va aceleranprogresivamente su tempo de manera imparable.

En este concierto las dos sonatas violinísticas están separapor una de las dos Rapsodias para violín y piano que Bartók escribiera. Su composición es bastante posterior a las sonatas y también el estilo, ya que precisamente el título rapsodia alude a una forma más libre y más dependiente del material folklórico que usa. Las dos tienen forma bipartita y de las dos existen versiones posteriores para violín y or

La Sonata para violín y piano nº 2 surge después del buen resultado de la gira con Jelly d'Aranyi y con destino a otra nueva gira por Gran Bretaña.
Bartók la escribe entre Julio y Noviembre de 1922 y el 7 de Mayo de 1923 la dan a conocer en el Queen's Square pero de nuevo no es sino el estreno oficial pues el real ha tenido lugar en Budapest el 7 de Febrero de 1923 con Imre Walal violín y el compositor como pianista. La Sonata nº 2 es para concisa que la primera y mucho más claramente definida. Está compuesta en sólo dos movimientos pero no tiene nada que ver con la estructura de las rapsodias ya que es una obra mucho más experimental con exigencias claras para los intérpretes y los oyentes. Armónicamente oscila entre lo politonal y lo atonal con un uso muy especial de la escala de tonos enteros. El resultado es el de un claro crogeneral. Pero Bartók utiliza en realidad un único tema que aparecerá en los dos movimientos. El motivo se va variando y se construye como un mosaico de manera que el primer movimiento, Molto moderato, lo expone y varía, y el segundo, Allegretto lo hace crecer y ramificarse para volver luego hacia la manera en que se trata al comienzo. La sonata cobra así una precisión y una concisión que no tiene la priy, aunque ello se ha visto como una ventaja de la segunen realidad no es pertinente compararlas pues se trata de dos obras de concepción diferente con materiales, formas y expresiones distintas que son igualmente valiosas.

La Rapsodia para violín y piano nº 1 lleva el número 86 en el catálogo de Szöllösy y fue compuesta en 1928 siendo dedicada a Josef Szigeti, otro gran violinista húngaro. Pero además de la versión para orquesta, Bartók llegó a realizar una versión para violonchelo y piano que, curiosamente, fue la primera que se estrenó ya que fue dada a conocer en Budapest el 20 de Marzo de 1929 con Jenó Kerpely y el comLa versión violinística sería estrenada en Berlín por Josef Szigeti con Adolphe Hallis al piano, por cierto, más tarde que la Segunda, la escrita para Zoltan Székely que la estrenó el 18 de Noviembre de 1928 en Ámsterdam con el pianista Géza Frid.

La Primera Rapsodia, al igual que la segunda, tiene una forma bipartita y, como su material es folklórico, Bartók tilos movimientos en húngaro siendo respectivamente Lassú y Friss (Moderato y Allegro). La primera parte es lenta y libre mientras la segunda no sólo es más rápida y en forma de danza sino más estricta. Por su material y características las rapsodias están entre las obras de Bartók de más fácil acpero no son en absoluto obras menores sino modelos para un desarrollo posterior. Se distinguen de las sonatas no sólo por el material y estructura sino porque éstas son obras verdaderamente de violín y piano mientras las rapsodias tieuna importante parte de violín y el piano es un acompaSi las dos rapsodias están compuestas a la vez, las dos sonatas tienen una pequeña separación temporal.

Bela Bartók (1881-1945)
Dúo Palomares-Wagemans
   Joaquín Palomares, violín
   Michel Wagemans, piano

Sonata nº 1, Sz. 75, para violín y piano

Sonata nº 2, Sz. 76, para violín y piano
Primera Rapsodia

  1. Joaquín Palomares

    Diplomado Superior de Violín y Música de Cámara por los Conservatorios de Valencia y Bruselas con los maestros Alos, León Ara, Kleve, de Canck y van den Doorn, completa su formación con V. Klimov, D. Zsigmondi y A. Rosana. Con su debut como solista a los 15 años (Concierto para violín de Beethoven) y la participación un año más tarde en el Carl Flesh Violin Competition de Londres, inicia una carrera artística por las mejores salas de Europa y Japón, actuando como solista con destacadas orquestas españolas y extranjeras, junto a directores como Serebrier, Chernouschenco, Mester, Colomer, Galduf, Salwarowski, Jurowski, Maazel, etc.; y participando en prestigiosos Festivales.

    A los veintidós años ocupó la Cátedra del Conservatorio de Barcelona (1984-85) y desde 1985 la del Conservatorio Superior de Murcia. Es, además, fundador de la Orquesta Clásica "Ciudad de Murcia", "The Art Tango Ensemble", Camerata "Virtuosi", "Beethoven Klavier Quartett" o Beaux-Arts String Trio. Ha dado clases magistrales en el "Conservatoire Royal de Musique de Bruxelles" (Bélgica), Conservatorio de Reykjavik (Islandia) y en gran parte de los conservatorios españoles. En sus conciertos actúa con un violín Nicolaus Gagliano (Nápoles-1761) y R. Regazzi (Bolonia-2003).

  2. Michel Wagemans

    Nacido en Bélgica, estudió en Bruselas y en Viena con Robert Steyaert y Paul Badura Skoda. Ganador de premios importantes en los concursos internacionales de Senigallia, Oporto, Barcelona (Maria Canals), ha tocado como solista en toda Europa, en EEUU, en Sudamérica, y en parte de Asia. En su trayectoria cameristica colaboró asiduamente con Jean Pierre Rampal, Janos Starker, y Josef Suk, y actua habitualmente con Claudi Arimany, Marçal Cervera, Claude Delangle, Eduard Gimenez, Ab Koster, Maxence Larrieu... Es miembro fundador del Beethoven Klavier Quartett y forma dúo estable con el violinista Joaquín Palomares desde 1992.

    Su amplia discografia, alabada en revistas especializadas como Diapasón, Le Monde de la Musique, Gramophone, BBC Music Magazine, American Record Guide, CD Compact, Scherzo, Ritmo, está caracterizada por un eclectismo notable. Grabó CDs dedicados a Brahms, Delius, Elgar, Fauré, Gerhard, Granados, Grieg, Milhaud, Mompou, Prokofiev, Scarlatti, Padre Soler, Josep Soler, y Turina. Desde 1992 es profesor en el Conservatorio Superior de Música del Liceo de Barcelona. Ha impartido masterclases en diversos conservatorios y dirige junto con Carmen Bustamante y Gonçal Comellas un curso de verano en Gerona.