2/4 Ciclos de Miércoles Flauta romántica española

2/4

  1. Este acto tuvo lugar el
Antonio Arias, flauta. Gerardo López Laguna, piano

_______________________________________________________________________

SEGUNDO CONCIERTO
_______________________________________________________________________
Mariano Rodríguez Ledesma: Divertimento, Zapateado y Bolero favorito
   
Bajo el título de Divertissements Martials (pour le pianoforte avec accompagnement de flûte Livre 1.2), publicados por Breitkopf & Härtel en Leipzig en 1814, Rodríguez Ledesma nos muestra las características de su primera producción musical, básicamente instrumental y vocal profana, que todavía no da muestra de su compromiso con la música española, ya que prevalece en ella "una acentuación melódica y cantable sobre la rítmica, una moderación temporal que no requiere excesiva energía, una blandura de carácter que suaviza la intensidad expresiva, un cierto conformismo formal y armónico", como bien observan las críticas aparecidas en el Allgemeine Musikalische Zeitung de 1815 y 1816, recopiladas por Jorge Caryevschi.
    El Primer Divertimento presenta tres movimientos, Marcia, Rondó y Waltz y aunque en el título general de la obra lleva la denominación "Marcial", sólo el primer movimiento es una estricta marcha. El fortepiano tiene en ella una función concertante y la flauta de acompañamiento, si bien obligado. Las características de las obras, tanto musicales como de exigencia técnica, las alinean en el repertorio de música de salón, exclusivamente para entretenimiento de quienes las ejecutan o las escuchan.
    Esto mismo puede decirse de sus otras dos obras publicadas para la misma formación instrumental: Zapateado y "Bolero favori du divertissement Espagnol: le Troubadour", de un solo tiempo, Allegro moderato la primera y Andantino con moto la segunda, aunque ambas presentan una referencia explícita a su origen nacional. Estas piezas las podremos escuchar  en este concierto gracias a Tomás Garrido, ya que forman parte de su trabajo, próximo a editar, sobre Mariano Rodríguez Ledesma.

Mariano Rodríguez Ledesma nació en Zaragoza en 1779. Comenzó muy temprano como niño cantor en la Seo y estudió con Francisco Javier García "El Españoleto", quien lo familiarizó con la música italiana, y con José Gil Palomar, con quien se estrenó en la tradición polifónica española. En 1800 viajaba como tenor de una compañía de ópera por distintas ciudades españolas y en 1805 era tenor y director de orquesta en el teatro de los Caños del Peral  en Madrid. En 1808 fue a Sevilla y luego a Cádiz escapando de la invasión  napoleónica y en 1813 se trasladó a Londres, donde llegó a gozar de una excelente reputación como profesor de canto y como compositor, al punto de que el príncipe de Gales lo contrató como maestro de su hija, la princesa Carlota y la Philarmonic Society lo nombró miembro honorario. Finalizada la guerra de la Independencia regresó a la península, donde Fernando VII además de nombrarlo primer tenor de la Real Capilla, lo hizo profesor de canto de la infanta Luisa Carlota. Para ella escribió los Cuarenta ejercicios de vocalización publicados en Madrid, París y Londres. En 1823 y nuevamente por motivos políticos -la vuelta del absolutismo-, retornó a Londres donde se le recibió cálidamente haciéndole miembro de la Royal Academy of Music y en 1825 director de su clase de canto. Fue en esa época cuando conoció la música de Weber y los compositores románticos. A pesar de su brillante posición regresó a España en 1831, donde retomó su puesto como tenor de la Real Capilla, de cuyo coro fue luego director hasta su muerte, acaecida en Madrid en 1847.

Pedro Albéniz: Parisina d' Este
    Esta Fantasía para piano y flauta fue, según escribiría el propio autor, "compuesta espresamente para S.A.R. con el plausible motivo de su fausto día en el año 1846. Por D. Pedro Albéniz, maestro de piano de S.M. y S.A.R.". Está claramente concebida y escrita para piano con acompañamiento de flauta, instrumento que responde a todos los temas que presenta aquél durante la obra. Es muy sencilla y a buen seguro que la reina disfrutaba sintiéndose una verdadera intérprete de música de cámara. El flautista de la Real Capilla y Cámara de su Majestad en esta época, Pedro Sarmiento Verdejo, debió ejecutar esta pieza en numerosas ocasiones. Consta de tres pequeños movimientos enlazados entre sí, tras una introducción de siete compases que da pie al Cantabile, Larghetto y Allegro vivo.
    Pedro Albéniz y Basanta aunque nacido en Logroño en 1795, vivió su infancia en San Sebastián. Hijo de Mateo Pérez, comenzó los estudios musicales con su padre, continuándolos luego en París con Herz y Kalbrenner, siendo protegido en la capital francesa por Rossini. En 1829 fue maestro de capilla de Sta. María en San Sebastián, al año siguiente dio varios conciertos de piano en Madrid. Al ser admirado por la reina María Cristina, lo hizo nombrar profesor del Conservatorio que acababa de fundar. En 1834 obtuvo la plaza de organista de la Real Capilla y el 5 de abril de 1941 fue nombrado profesor de piano de S.M. Isabel II y de su augusta hermana, la infanta María Luisa Fernanda. Fue fundador en España de la escuela moderna de piano y su método para la enseñanza de dicho instrumento, fue declarado oficial y de texto en el Conservatorio. La mayoría de los pianistas españoles de la época fueron alumnos suyos. Murió en Madrid en 1855.

Eusebio González: Fantasía sobre La Gioconda
Muy al estilo predominante, Eusebio González contribuye de nuevo con esta pieza a engrosar la enorme lista de arreglos de óperas ya existentes, ampliando su propio catálogo de las mismas. Con alusiones a temas de la famosa ópera del que fuera profesor del Conservatorio de Milán Amilcare Ponchieli, esta fantasía, es buena muestra del oficio del respetado señor González. Escribió además para flauta Fantasía sobre motivos de I Puritani Op.6, dedicada a Bogaraya (publicada en 1861); Ramillete de Salón, Album del flautista, que consta de seis fantasías fáciles para flauta y piano sobre motivos de óperas célebres Op.9, 10, 11, 12, 13 y 14 (1873); Fantasía de Salón para flauta y piano Gli Ugonotti y Capricho para flauta y piano Dinorah (aria), Il Pellegrinaggio a Ploërmel, Op. 16.
    Eusebio Mariano González Val fue muy posiblemente, si exceptuamos al Marqués de Bogaraya, el flautista que más frecuentó los ambientes de la alta sociedad burguesa de todo el siglo XIX. Su prestigio no sólo le vino por su cualidad de instrumentista sino por la de director de una pequeña orquesta formada por 21 profesores. Dirigía a esta agrupación en las más elegantes galas de la época, animando los bailes que se verificaban en las Reales Habitaciones del Palacio. Formaba dúo con el Marqués de Bogaraya, con quien mantuvo una relación de amistad que a bien seguro le ayudó a impulsar su carrera artística.
En la revista El Arte año I, nº5, Madrid 1 de noviembre de 1873 se cita:
ún teníamos anunciado La Filarmónica de Madrid celebró el primer Concierto de la segunda temporada el 27 del finado Octubre, presentando el siguiente programa:
  Dúo de flautas con acompañamiento de orquesta por los señores Marqués de Bogaraya y González, de Romanino. Todos los artistas y aficionados que tomaron parte obtuvieron el aplauso de la elegante sociedad".
  En 1865 formaba parte de la Orquesta del Teatro Real (Teatro Nacional de la Ópera) como flautín y al año siguiente de la recién formada Orquesta de la Sociedad de Conciertos (fundada por Barbieri) como tercer flauta-flautín. En el aspecto pedagógico Eusebio González publicó en 1870 un Método Elemental para la flauta de una, cinco, seis y ocho llaves, y más tarde escribiría un "gran" Método para flauta, que no se llegaría a publicar, quedando manuscrito y conservado en la Biblioteca del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. El 23 de septiembre de 1867 fue nombrado por Real Orden profesor honorario de flauta de la Escuela Nacional de Música (por participar en una velada en casa de un ministro) y desde el 30 de noviembre de 1882 hasta mayo de 1887 en que falleció, catedrático por oposición de la citada Escuela Nacional de Música, siendo su hijo, Francisco González Maestre, el alumno más destacado que tuvo.
La revista La España Musical de 28 de mayo de 1887 informaba a sus lectores del fallecimiento acaecido el día 23:
Sección de Variedades:
"Ha fallecido el profesor de la Escuela Nacional de Música, nuestro especial amigo Sr. D. Eusebio González, conocidísimo en todos los círculos de nuestra aristocracia, donde ha dirigido, durante muchos años, las orquestas que amenizaban, a la par que daban realze, a las grandes recepciones y a los suntuosos saraos.
    Las excepcionales condiciones de carácter que adornaban al Sr. González, le granjearon las simpatías de las más altas y más nobles damas, que le trataban como cariñoso amigo, y a quien consultaban en materia de arte, como profundo y erudito profesor. Si la pena tan inmensa que aflige a su familia pudiera mitigarse, se mitigaría con el honradísimo nombre que deja, y con el cariño que le profesan, sus muchos e importantes amigos.
    El claustro de profesores ha propuesto al hijo para que interinamente desempeñe la asignatura que explicaba el padre, y en ello, no tan solo tributan un homenaje al muerto, sino que hacen un acto de justicia que redundará en beneficio del arte, por ser un profesor sin otro que le aventaje".

        Daniel S. Gabaldá Bel: Jota aragonesa
Escrita en 1869, fue arreglada para flauta por J.P. Fernández. A diferencia de la jota de Rotllán presentada en el anterior concierto, no presenta introducción y comienza directamente con la Jota, a la que siguen doce pequeñas variacionesydos cantos o coplas. Asimismo, puede interpretarse conjuntamente por un segundo flautista para el cual llevan las coplas una segunda voz por terceras, al igual que el estribillo ubicado entre la segunda copla y la octava variación.
Daniel Sebastián Gabaldá Bel nació en Vinaroz (Castellón) en 1823 y falleció en Madrid en fecha aún desconocida. Estudió en el Conservatorio de Tortosa (Tarragona), pasando en 1842 a la clase de composición con Carnicer en el Conservatorio de Madrid. En 1844 obtuvo la plaza de copista de la Real Capilla, en 1846 y como trabajo extraordinario copiaba también la música compuesta por Indalecio Soriano Fuertes, al cual se le habían concedido 12.000 reales ese año por Real Orden para componer música para la Real Capilla. En 1847 se hizo cargo de las clases de solfeo y piano del Colegio Santa Isabel de Madrid. Su hermano José también fue un destacado compositor y organista.

José María del Carmen Ribas: Fantasía octava
    La obra fue publicada en Londres en 1836 con el título de "8 th . Fantasia for the flute with an acompaniment for the piano-forte", y nos sirve de aperitivo para el siguiente concierto dedicado casi exclusivamente a Ribas. Es un tema Marciale-Andante con tres Variaciones en donde la introducción es un solo de pianoforte, atacando la flauta después con el tema. En ella se encuentra un verdadero adagio en la forma de una de las variaciones que enlaza a través de una elaborada cadencia con el extenso Rondó, donde no se han escatimado esfuerzos compositivos ni fuego de artificio instrumental.

José María del Carmen Ribas, nacido en Burgos en 1796, pasó su infancia acompañando a su padre, que debía trasladarse frecuentemente por su condición de músico militar. Durante la guerra de la Independencia fue hecho prisionero por los franceses y conducido convicto a la isla de Fünen, de donde fue rescatado por los británicos, entrando al servicio del Duque de Wellington con quien estuvo presente en la batalla de Toulouse. Terminada la guerra, Ribas dejó el ejército y se estableció en Oporto, ciudad donde residía su familia. Sus primeros contactos con la música fueron a través del flautín, que luego cambiaría por el clarinete, con el que consiguió una excelente reputación. Hacia 1820 estudió la flauta con João Parado en Oporto y en 1825 se trasladó a Lisboa  para ocupar la plaza de primer flauta del teatro de la Opera, que compaginó con la de primer clarinete de la Sociedad Filarmónica de Oporto, al tiempo que ofreció numerosos conciertos, destacando los ofrecidos en el teatro do Barrio Alto.
A finales de 1825 abandonó Portugal y se estableció en Inglaterra, donde en poco tiempo se ganó la admiración del público tanto con el clarinete como con la flauta. En 1835 fue propuesto como segundo flauta en el King's Theatre, entonces bajo la dirección de Laporte. Durante 1837 actuó como flautista en diferentes conciertos celebrados en la famosa sala de Londres, Hanover-Square Room, y dedicado también al diseño de flautas, trabajó en colaboración con el fabricante Scott, cuyas flautas "sistema Ribas" fueron premiadas en la Exposición Universal de Londres del año 1851. A la muerte de Charles Nicholson en marzo de 1837, Ribas pasó a ser el solista de la Philharmonic Society. No transcurrió mucho tiempo para que fuese considerado el mejor flautista de orquesta de Londres, posición que conservaría hasta 1851 cuando dejó Inglaterra tras un "concierto de despedida" memorable, celebrado el 7 de agosto. Había vivido en Inglaterra durante 25 años, alternando su estancia con esporádicos viajes por varios países. Entre 1841 y 1843, realizó diversas giras por París, Madrid, Oporto y Lisboa. En una de sus visitas a España, la Reina Isabel II, que acostumbraba obsequiar a los grandes artistas, le impuso un broche de diamantes. Fue el primer flautista en Inglaterra en tocar el solo del scherzo de El sueño de una noche de verano (Mendelssohn) en 1848, durante los ensayos del concierto que se celebró el 24 de junio. Mendelssohn, que dirigía la orquesta, pidió a Ribas durante los ensayos que lo ejecutase una vez más, porque nunca hubiera imaginado cuando lo escribió el efecto tan excepcional que podía llegar a tener en manos de su solista y por lo mucho que le había gustado su interpretación (The Musical World, nº 26, Vol. XXIII, pág. 407). Murió en Oporto en 1861, dejando una abundante producción para flauta en distintas combinaciones, de la cual buena parte fue publicada en Londres. Cabe destacar las siguientes:
Flauta solo:Capriccio. 6 aires nacionales para flauta sola.
Dúos de flauta:Three Grand Duets; Eighteen Original Duettinos; Forty-eight Duets; Grand Duett.
Flauta y Oboe: Dúo para Flauta y Oboe con acompañamiento de Piano.
Flauta, Voz y Piano:Cavatina di Concerto.
Flauta y Piano:  God save the King (Fantasía); El Sereni (Aire español); Adagio and  Polonaise; The Swiss Boy (Fantasía); Mary of the castle Cary (Fantasía); La Cacucha (Fantasía); Alpensänger's Marsch (Fantasía); 2 Fantasías para flauta y piano (Sin publicar); Nocturno para Flauta; Variaciones para Flauta; Fantasía Octava.
Flauta y Orquesta:Concerto (Sin publicar).
Estudios para flauta: Studio di Modulazione.
Joaquín Gericó

  1. I
      1. Mariano Rodríguez de Ledesma (1779-1847)
      1. Divertimento Marcial I (1814)
      2. Zapateado
      3. Bolero Favorito del Divertimento español El Trovador
      1. Pedro de Albéniz (1795-1855)
      1. Parisina d’Este (1846)
  2. II
      1. Eusebio Mariano González Val (1826-1887)
      1. Fantasía sobre "La Gioconda" de Ponchielli
      1. Daniel Gabaldá (1823)
      1. Jota aragonesa, para flauta sola (1869)
      1. Jose María del Carmen Ribas (1796-1861)
      1. Fantasía octava (1836)