(II) Conciertos del Sábado SONATAS PARA VIOLÍN Y PIANO

(II)

  1. Este acto tuvo lugar el
Ana Comesaña, violín. Duncan Gifford, piano

La sonata para violín y piano goza de una tradición incontestable; Mozart, Beethoven, Brahms, entre otros, desarrollaron con enorme talento las posibilidades de diálogo entre los dos instrumentos. En este ciclo vamos a recordar algunas de las sonatas escritas por compositores del XIX y del XX que, o bien continúan el camino abierto por aquellos grandes maestros, o bien proponen nuevos cauces para el encuentro entre dos instrumentos que, en cualquier caso, son indiscutibles protagonistas en el repertorio camerístico.
Prokofiev comenzó a idear su Primera Sonata para violín y piano en 1938, pero no la estrenó hasta octubre de 1946. Para entonces ya había transformado la Sonata Op. 94 para flauta y piano en una Sonata para violín y piano, estrenada en junio de 1944 como Sonata nº 2. La Primera Sonata Op. 80 es una obra densa, trágica y un punto lúgubre en sus movimientos impares, hasta el punto que fueron elegidos por el violinista David Oistraj - amigo del músico e intérprete del estreno de ambas sonatas-  para los funerales del compositor en 1953.
La Sonata para violín y piano nº 1 lleva el número 75 en el catálogo de Szöllösy y fue compuesta por Bartók entre octubre y diciembre de 1921 (está fechado el final el 12 de diciembre). Fue estrenada en el Aeolian Hall de Londres el 24 de marzo de 1922 con la dedicataria al violín y el autor al piano. El Allegro appassionato inicial está escrito en una forma sonata muy libre y personal pero claramente perceptible pese a su carácter rapsódico. Es aquí donde ha querido verse la influencia de Schönberg por su armonía libre, atonal y emparentada con un cierto expresionismo. En cambio, el segundo movimiento es un Adagio en forma tripartita donde se detecta el sobrevuelo debussysta. Sin embargo, aunque ello pueda afectar ligeramente al piano, hay que destacar la expresión contemplativa del violín en el más puro estilo bartokiano, no menos bartokiano que el salvaje final, un Allegro cercano al rondó, que adquiere un cierto color popular lejanamente inspirado en las danzas rumanas y que va acelerando progresivamente su tempo de manera imparable.

Ana Comesaña, violín
Duncan Gifford, piano

Sergei Prokofiev (1891-1953)
Sonata nº 1 para violín y piano en Fa menor, Op. 80

Béla Bartók (1881-1945)
Sonata nº 1 (Sz. 75), para violín y piano

  1. Ana Comesaña

    Ana Comesaña, nacida en Kiev (Ucrania), estudió violín con Polina Kotliarskaya y Francisco Comesaña, obteniendo el título de Profesor Superior por el Conservatorio Superior de Música "P.A. Soler" de San Lorenzo de El Escorial. Amplió estudios en la Hochschule für Musik Köln (Alemania) con Igor Ozim,  en la Indiana University School of Music (EE.UU.), con Nelli Shkolnikova y música de cámara con Rostislav Dubinsky, y en la "Robert-Schumann-Hoschschule" de Dusseldorf con Rosa Fain. Galardonada en diversos concursos, ha ofrecido conciertos y recitales como solista, miembro de diversos conjuntos de cámara, y ha sido asistente de concertino de la "Deutsche Kammerakademie", tocando en EE.UU., España, Portugal, Alemania y Cracovia, y realizando grabaciones para CPO, WDR, RNE, Canal Satélite Digital. Ha realizado estrenos como el Concierto para dos violines, de A. González Acilu, el Concerto Grosso nº 2, de A. Schittke y el Cuarteto de los Armónicos, de A. Guijarro, escrito para ella. Pertenece al Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas, siendo catedrático de Violín en funciones en el RCSM de Madrid y actualmente imparte música de cámara en el Conservatorio Superior de Salamanca y numerosos cursos de perfeccionamiento.

  2. Duncan GiffordDuncan GiffordEl pianista australiano Duncan Gifford obtuvo el Primer Gran Premio en el Concurso Internacional José Iturbi en España (1998), el Grand Prix Maria Callas en Atenas (2000), los Terceros Premios en el Concurso Internacional de Piano de Sydney (1992) y de Montreal (1996), y el Cuarto Premio en el Concurso Internacional de Dublín (1994). Estudió en el Conservatorio de Música de Sydney y en el Conservatorio Estatal de Moscú. Ha ofrecido recitales y actuado como solista con orquestas en Europa, Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y Asia. Ha grabado varios CDs.