París 1900. El auge de las vanguardias Lunes Temáticos El sonido de las ciudades

París 1900. El auge de las vanguardias

  1. Este acto tuvo lugar el
Cuarteto Leonor . Delphine Caserta y Enrique Rivas, violín. Jaime Huertas, viola. Álvaro Huertas, violonchelo
En pocos períodos de la historia hubo tanta concentración de artistas extraordinarios como ocurrió en París en la transición del siglo XIX al XX. Al esplendor de la vida musical parisina se unió  el contacto que se estableció entre creadores de distintas disciplinas, hasta hacer de la capital francesa la cuna de buena parte de las vanguardias artísticas.

CUARTETO LEONOR
Delphine Caserta
, violín
Enrique Rivas, violín
Jaime Huertas, viola
Álvaro Huertas, violonchelo

Claude Debussy (1862-1918)
Cuarteto en Sol menor, Op. 10

Marcel Samuel-Rousseau (1882-1955)
Deux pièces pour quatuor à cordes

Maurice Ravel (1875-1937)
Cuarteto en Fa mayor

  1. Cuarteto Leonor Creado en 2001, recibe su principal impulso musical del histórico Melos Quartett, con el que trabaja entre 2002 y 2005 en la Musikhöchschule de Stuttgart, y amplía posteriormente su formación con los profesores Rainer Schmidt e Imre Rohmann. Invitado a tocar en importantes salas y festivales de España, Alemania, Austria, Suiza, Francia, Italia y China, han colaborado con el cuarteto músicos de la talla de José Luis Estelles, Quatuor Enesco, Jade Quartett, Berliner Philarmoniker Wind Quintett, Daniel del Pino, Imre Rohmann y Peter Buck. Entre otros premios, en 2005 obtuvo el Spezial Preiss für Kammermusik en el Festival Internacional de Música de Oberstdorf (Alemania).

    Ha grabado para RNE-2 (España), WDR, Bayerisches Rundfunk (Alemania) y Radio Suisse Romande (Suiza). Asimismo ha realizado diversos registros discográficos en España y Alemania para VERSO, Autor-SGAE y Animato. Su próximo trabajo discográfico será un CD monográfico para VERSO, dedicado a los cuartetos del compositor español Ramón Barce.

    El cuarteto realiza una intensa actividad pedagógica como director artístico del Curso y Festival Internacional de Música de San Esteban de Gormaz (Soria) e imparte cursos en diversos centros musicales como los CSM de Canarias y de Oviedo y la International Summer Academy de Hang Zhou (China). Desde 2005, los miembros del cuarteto son solistas del Ensemble Madrid-Berlín, punto de encuentro entre músicos de las principales orquestas de ambas ciudades.
    sonoridad, uso compartido de técnicas cíclicas y empleo novedoso de la modalidad. La influencia de César Franck y Gabriel Fauré en la producción temprana de Debussy y Ravel fue otro aspecto que, en un primer momento, unió a estos compositores. Sin embargo, el cuarteto de Ravel contiene algunos rasgos propios como una articulación de los movimientos definida aquí con mayor claridad y el uso colorista del tritono, como ocurre en el primer movimiento. El programa se completa con dos obras del francés Marcel Samuel-Rousseau, hoy muy poco conocido.
    Pero la auténtica novedad que representaba París en estos años era el contacto de artistas de distintas disciplinas, provocando insólitos cruces estéticos: las técnicas pictóricas impresionistas inspiran a los compositores, los ambientes imaginados por la poesía son imitados en cuadros y composiciones, y el ritmo marcado de la música condiciona los movimientos de la danza. Esta particular mezcolanza de creadores, quienes en ocasiones entablaron estrechas relaciones de amistad, hizo de París la cuna de buena parte de las vanguardias artísticas.