Recital de violín y piano Domingos & Mediodías

Recital de violín y piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Erzhan Kulibaev, violín. Vadim Gladkov, piano

Las obras que contiene el programa de hoy se corresponden con dos momentos fundamentales en la historia de la música para violín: la composición de obras románticas de grandes dimensiones, como las sonatas de Brahms y Schumann, y la eclosión del virtuosismo violinístico, con los ejemplos de Ysaye y Wieniawski.

Johannes Brahms compuso en sus años de madurez tres sonatas para violín y piano. La tercera, una de sus grandes obras, se articula en cuatro movimientos (frente a los tres de las dos sonatas anteriores), que exploran el lirismo sosegado y profundo típico de la última producción brahmsiana. El "Allegro alla breve" se estructura en la convencional forma sonata con dos temas principales y un desarrollo breve pero original al introducir material temático nuevo. El "Adagio" es el de mayor intensidad emotiva de la obra, comenzando con una melodía apasionada, mientras que el tercer movimiento es una especie de "scherzo" aunque en compás binario. El "Presto agitato" final de escritura monumental es el más extenso con cerca de cuatrocientos compases, logrando un cierre brillante para la obra.

Las dos sonatas para violín y piano de Robert Schumann datan de 1851, compuestas casi sucesivamente. La primera estaba concluida en el mes de septiembre, cuando fue presentada en privado antes de ver la luz de la imprenta al año siguiente en Leipzig. Pese a no encontrarse entre los ejemplos más consumados de la música de cámara de Schumann, esta sonata no carece de buena técnica. El primer movimiento, de tono sombrío, deja patente un interés, acaso excesivo, por los registros graves del violín. El "Allegretto", en forma de rondó, contiene giros melódicos de inspiración popular, mientras que el movimiento final establece una métrica perpetua en semicorcheas, sin contorno melódico definitivo pero de ritmo muy marcado.

El gran violinista belga Eugène Ysaye compuso en 1924 sus seis Sonatas para violín solo Op. 27 tomando como punto de referencia y modelo las sonatas y partitas de Johann Sebastian Bach (BWV 1001-1006). La Sonata en Re menor, dedicada a Georges Enesco, es la tercera de la serie y una de las más breves de la colección, sin duda debido a su gran virtuosismo. El sobrenombre de "Ballade" deriva de la segunda parte, una especie de marcha antigua adornada de imponentes arpegios.

El violinista y compositor polaco Henryk Wieniawski es autor de varias obras concertantes para su instrumento caracterizadas por combinar una técnica prodigiosa en el estilo de Paganini con una inspiración romántica y lírica, como ejemplifican estas Variaciones Op. 15.

Erzhan Kulibaev, violín
Vadim Gladkov, piano
(Escuela Superior de Música Reina Sofía)

Johannes Brahms (1833-1897)
Sonata nº 3 en Re menor, Op. 108

Robert Schumann (1810-1856)
Sonata nº 1 en La menor, Op. 105

Eugène Ysaye (1858-1931)
Sonata para violín solo en Re menor, Op. 27 nº 3, “Ballade”

Henryk Wieniawski (1835-1880)
Variaciones sobre un tema original Op. 15

  1. Erzhan KulibaevErzhan Kulibaev

    Nacido en Kazajstán, se graduó en la Escuela Central de Música del Conservatorio Nacional Piotr Ilich Tchaikovski de Moscú. Ha ganado cinco primeros premios internacionales: Concurso Demidovski (2003), Concurso de Lisboa (2006), Concursode Novosibirsk (2007), Concurso Paul Hindemith de Berlín (2010), y el primer premio y premio a la mejor interpretación de tango argentino en el Concurso de Buenos Aires (2012). En 2011 fue galardonado con el título de laureado en el decimocuarto Concurso internacional Henryk Wieniawski en Poznan, donde obtuvo una distinción honoraria, el premio especial del jurado juvenil donado por Volkswagen y el premio especial: un violín fabricado por Giovanni Battista Guadagnini).

    Ha actuado con la Orquesta Sinfónica de Astaná en Carnegie Hall, en la Ópera de la Bastilla de París, en Toronto, con la Orquesta de Cámara Amadeus, la Orquesta Sinfónica del  Estado de Kazajstán, la filarmónica de Poznan, la Filarmónica de Polonia, la Orquesta Reina Sofía en el Auditorio Nacional de Madrid bajo la dirección de Vladimir Ashkenazy y la Orquesta Sinfónica de Castilla y León bajo la dirección de Alejandro Posada. Ha participado en festivales como el Ludwig van Beethoven de Varsovia, el Festival Henryk Wieniawsky, el Festival de Lugano o el Crans-Montana Classics con Itamar Golan. 

    Erzhan Kulibaev toca con el Stradivarius Rode de 1722.
  2. Vadim GladkovVadim Gladkov

    Nació en Kiev (Ucrania) y se graduó con honores en la Academia Nacional de Música Chaikovski de Ucrania y entre los años 1995 y 1998 completó su formación en la Cátedra de Piano Fundación Banco Santander de la Escuela Superior de Música Reina Sofía con el profesor Dmitri Bashkirov. Tanto en 1997 como en 1998 fue distinguido con el Diploma de alumno más sobresaliente de su cátedra de manos de Su Majestad la Reina Doña Sofía.

    Actualmente es profesor pianista acompañante de la Cátedra de Violín de esta misma Escuela y desde 2014 es profesor de piano en Encore Music Projects International Summer School (Inglaterra). Ha obtenido numerosos premios internacionales, como el Concurso de Piano da Cidade do Porto, el Concurso Internacional N. Lysenko de Kiev, el Concurso de Piano Primavera de Minsk, el Concurso Internacional Grieg de Oslo, el Concurso José Iturbi de Valencia o el Concurso Premi Principat d’Andorra, entre otros.