(I) Conciertos del Sábado VIVALDI, COMPOSITOR PARA LA CÁMARA

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Ensemble Arte Musica . Rebeca Ferri, violonchelo. Michele Carreca, tiorba. Francesco Cera, clave
Gabriella Martellacci, contralto

Pese al severo dictum de Igor Stravinski, quien consideraba a Vivaldi como el autor de una obra repetida cientos de veces, la figura del veneciano está siendo rehabilitada en los últimos años. A su producción concertística para solista más conocida (representada aquí con un programa), se le están añadiendo ahora otros repertorios de cámara menos frecuentados, de los que este ciclo presenta una selección. Pocos argumentos más contundentes sobre el mérito de la obra vivaldiana que el interés que suscitó en Bach, quien magistralmente transcribió varias de sus obras para clave.

El corpus de cantatas de cámara de Vivaldi está entre los géneros más desconocidos de su producción, pese a que abarca en torno al medio centenar de obras. Esta cifra incluye las serenatas, un género formal y estilísticamente emparentado con la cantata, aunque de mayores dimensiones y una teatralización más evidente. La gran mayoría de las cantatas vivaldianas son para voz solista (soprano o contralto) con continuo al que sólo ocasionalmente se le añaden las cuerdas. En términos formales, la cantata cultivada durante la primera mitad del siglo XVIII en Venecia –una de las ciudades italianas, junto a Roma y Nápoles, donde la música alcanzó mayores cotas de refinamiento– siguió el esquema fijado por Alessandro Scarlatti. A este napolitano se le debe la configuración definitiva del género, articulado desde entonces en la alternancia entre recitado y aria, tal y como confirman estos ejemplos de Vivaldi. Una combinación en la que el recitado, formado por versos heptasílabos y endecasílabos, avanza la acción dramática y el aria, articulada en una o dos estrofas generalmente en arte menor, recrea un estado contemplativo o emocional del personaje que la ejecuta. No se conoce la fecha de composición de estas tres cantatas (en verdad, de ninguna de las vivaldiana) y la investigación ha llegado incluso a cuestionar la autenticidad de alguna de ellas.

Posiblemente sean los conciertos para violín L’estro armonico Op. 3 de Vivaldi (Ámsterdam, 1711), junto a las Sonatas para violín Op. 5 de Corelli (Roma, 1700), las dos colecciones de música instrumental más influyentes en la primera mitad del siglo XVIII. El entusiasmo que esta música causó en Inglaterra y el norte de Europa viene confirmado por las numerosas reimpresiones que se publicaron. Aquí se asienta, en buena medida, la fama postrera de Vivaldi, tomado desde entonces casi como el “inventor” del concierto solista. Bach transcribió varios de los conciertos de Vivaldi, incluyendo cinco del Op. 3, uno de los cuales podremos escuchar hoy.

Gabriella Martellacci, contralto
Ensemble Arte Musica
   Rebeca Ferri, violonchelo
   Michele Carreca, tiorba
   Frencesco Cera, clave

Antonio Vivaldi (1678-1741)
Cantata “Piango, gemo, sospiro e temo”, RV 675
Cantata “Ingrata Lidia hai vinto”, RV 673

Johann Sebastian Bach
(1685-1750)
Concierto para clavicémbalo nº 5 en Do mayor, BWV 976
(arr. del Concierto Op. 3 nº 12 de A. Vivaldi)

Antonio Vivaldi
Cantata “Qual per ignoto calle” RV 677

  1. Ensemble Arte Musica

    Fundado y dirigido por Francesco Cera, este grupo se dedica al repertorio italiano del periodo barroco, del madrigal a la cantata, así como a los diversos géneros de música sacra. El Ensemble Arte Musica colabora con cantantes activos en la escena internacional, tanto en la interpretación de música de cámara barroca como de ópera. Ha realizado varios registros fonográficos: con Tactus grabó música sacra inédita de Giovanni Paolo Colonna y con Brilliant el Quarto libro di madrigali de Gesualdo y el Lamento di Arianna y los Scherzi musicali de 1632 de Monteverdi, además de varias grabaciones para RAI, ORF, Radio Belgio y Euro Radio. Este concierto es el primero que ofrecen en España.

    Su director, Francesco Cera, estudió órgano y clavicémbalo con Luigi Ferdinando Tagliavini y Gustav Leonhardt y es considerado uno de los mejores intérpretes italianos de música antigua. Como solista ha grabado las Suites francesas y el Concerto italiano de Bach y varias sonatas de Domenico Scarlatti.

    Gabriella Martellacci colabora habitualmente con formaciones tales como Concerto Italiano, La Risonanza, Modo Antiquo, l’Accademia Bizantina, Les Muffatti, Cantar Lontano, La Stagione Armonica, Orchestra di Padova e del Veneto y Accademia del Santo Spirito, y con directores como R. Alessandrini, F. Bonizzoni, F. Cera, O. Dantone, V. Ghielmi, J.-C. Malgoire, M. Mencoboni, F. Maria Sardelli, H. Shelley, P. van Heyghen y S. Vartolo. En 2007 participó en la primera ejecución moderna de Achille in Sciro de D. Sarro. Además, ha dado conciertos en Roma, Milán, Nápoles, Vicenza, París y Brujas, entre otras.