Recital de violín y piano Domingos & Mediodías

Recital de violín y piano

  1. Este acto tuvo lugar el
Dúo Violín-Piano . Jordán Tejedor, violín. Miguel Ángel Tapia, piano

El programa de esta mañana confronta el repertorio para violín y piano compuesto en Francia y España entre finales del siglo xix y finales del xx, incluyendo obras de Saint-Saëns, Ravel, Messiaen, entre los franceses, y Falla, Turina (ambos estrechamente vinculados a París) y García Abril, entre los españoles.

La póstuma Sonata para violín y piano de Maurice Ravel es una obra de juventud, compuesta en 1897 y articulada en un único movimiento. Aunque el estreno tuvo lugar en el Conservatorio de París, no se publicaría hasta 1975. La herencia de Franck y Fauré en esta obra de tratamiento formal escolástico y lirismo tardorromántico es evidente. La influencia de Fauré se hace explícita en Berceuse sur le nom de Gabriel Fauré, escrita en 1922 y dedicada a Roland-Manuel. Junto a la tradición francesa, Ravel fue también sensible a otras culturas musicales, en particular de origen español, como ponen de manifiesto sus obras Sites auriculaires, Rapsodia española o La hora española. La pieza en forma de habanera de este concierto es transcripción para violín y piano de G. Catherine.

El Tema y variaciones de Olivier Messiaen también es una obra de juventud, compuesta en 1932, donde, sin embargo, afloran ya algunos elementos de su particular lenguaje. Por su parte, la amplia producción de cámara de Camille Saint-Saëns, un autor extraordinariamente prolífico y longevo, incluye relativamente pocas obras para violín y piano más allá de dos sonatas. La Danse macabre, que alcanzó cierta notoriedad en su época, fue originalmente compuesta para voz y orquesta y después arreglada para orquesta, aunque hoy la escucharemos en una transcripción para violín y piano.

La Sonata nº 1 de Joaquín Turina, fechada en 1929, es obra de plena madurez que conjuga un lenguaje nacionalista con moldes formales clásicos, explícitos en el nombre de sus movimientos. En realidad, ésta no era su primera sonata violinística, pues siendo alumno en la Schola Cantorum de París compuso una Sonata española. Una combinación entre tradición y nacionalismo también se encuentra en la obra de Manuel de Falla, cuyas famosas Siete canciones populares españolas, para voz y piano, datan de 1914 en París. Años después apareció una transcripción para violín y piano, autorizada por el compositor, con el título de Suite popular española, que hoy escucharemos casi íntegramente.

Antón García Abril es uno de los compositores más prolíficos y activos entre los autores españoles de la –así llamada– Generación del 50, que cuenta con numerosas obras de carácter didáctico. Entre ellas se encuentran las Doce piezas para violín y piano, publicadas en 1992.

DÚO VIOLÍN¬PIANO
Jordán Tejedor, violín
Miguel Ángel Tapia, piano

Maurice Ravel (1875-1937)
Sonata póstuma para violín y piano en Sol mayor
Berceuse sur le nom de Gabriel Fauré
Pièce en forme de Habanera

Olivier Messiaen (1908-1992)
Thème et variations

Camille Saint-Saëns (1835-1921)
Danse macabre

Joaquín Turina (1882-1949)
Sonata en Re nº 1, Op. 51

Antón García Abril (1933)
De Doce piezas para violín y piano
   Canción de primavera
   Meditación
   Coral variado
   Lejanía
   Española

Manuel de Falla (1876-1946)
De Suite populaire espagnole
   El paño moruno
   Nana
   Polo
   Asturiana
Jota

  1. Dúo Violín-Piano

    Este dúo ha actuado en festivales como el de Granada o Santander y en ciudades como Barcelona, Zaragoza o Londres. Ha colaborado a su vez con artistas como el bailarín Miguel Ángel Berna, los cantantes Sánchez Jericó y Beatriz Gimeno o el Coro Amici Musicae del Auditorio de Zaragoza y Andrés Ibiricu, entre otros. Recientemente ha actuado para Unicef y para la Sociedad Filarmónica de Zaragoza interpretando un monográfico de Ravel y Sarasate. El dúo tiene prevista una gira por las principales capitales europeas y EE UU con un programa dedicado a la música española.

    Jordán Tejedor estudió violín con los maestros Slawomir Arszyñski y Gonçal Comellas, finalizando con 18 años los estudios superiores. Se perfecciona en EE UU, Bélgica, Alemania y Austria con los maestros de violín más relevantes del panorama internacional. Ha ganado importantes concursos y ofrecido conciertos como solista y músico de cámara en España y Europa, y en los festivales y auditorios más importantes. Toca un violín italiano de Felix Mori Costa (Parma 1803) con un arco francés de J. Jaques Millant.

    Miguel Ángel Tapia estudió en Zaragoza y en el Real Conservatorio Superior de Madrid con Joaquín Soriano, realizando cursos de perfeccionamiento con Vlado Perlemuter. Ha dado recitales como solista y músico de cámara por Europa, EE UU y Asia en las salas y festivales mas importantes. Fue director de las escuelas patrocinadas por Pianos Hazen en España, profesor y director del Conservatorio de Zaragoza y, durante ocho ediciones, director del Concurso Internacional de Piano Pilar Bayona. Actualmente comparte su actividad pianística con la dirección del Auditorio de Zaragoza, cargo que ostenta desde su fundación en 1994.