Músicas no escritas: el poder de la improvisación Conciertos del Sábado Conciertos en familia 2010

Músicas no escritas: el poder de la improvisación

  1. Este acto tuvo lugar el
Marta Sánchez, piano. Polo Vallejo, presentación
Interpretar música con una partitura delante es una imagen común en la sala de conciertos. La partitura es, de hecho, el medio que permite a un compositor fijar en el papel su obra sonora. Sin embargo, puede haber una parte importante en la interpretación de una obra que no sea invención del compositor. Es la improvisación: la creación de una obra en el mismo acto de la interpretación. Este concierto didáctico presenta algunos de los recursos para improvisar que utilizan los músicos de jazz.

Multimedia

Un concierto basado en la improvisación no puede, por definición, estar formado por obras en el sentido convencional del término. A modo de guía, los eventos musicales que conforman el programa de este concierto son:

Improvisación sobre el Preludio Op. 28, nº 20 en Do menor, de Fryderyk Chopin (1810-1849)

Improvisación con una, dos, tres y cuatro notas elegidas al azar

Improvisación sobre la escala pentatónica

Variaciones improvisadas sobre el tema “Himno de la alegría”, de la Sinfonía nº 9, Op. 125, de Ludwig van Beethoven (1770-1827)
 
Improvisación y parámetros: ritmo y melodía

Del blues al boogie-boogie

Música y emociones: ¿suenan los estados de ánimo? Improvisación sobre escenas de las películas
   El circo, de Charles Chaplin
   El resplandor, de Stanley Kubrick

Over the rainbow, de la película El mago de Oz (1930), de Harold Arlen (1905-1986)

  1. Marta SánchezTras realizar la carrera de piano clásico, comienza a estudiar jazz y música moderna con Mariano Díaz. Ha recibido clases de los pianistas Germán Kucich, Joan Monné, Joan Díaz y Albert Bover; de los saxofonistas Bob Sands y Perico Sambeat; de composición y arreglo por Miguel Ángel Blanco y Guillermo Klein. En Nueva York estudió con Fred Hersch, Aaron Goldberg, Bruce Barth, Joel Frahm, Sam Yahel, Michael Kanan, Aaron Parks, Grant Stewart y Pete Malinverni. Pianista habitual del circuito jazzístico madrileño, colabora regularmente con multitud de músicos como Bob Sands, Norman Hogue, Chema Sáiz, Pedro Ruy-Blas, Román Filiú, Ariel Bringuez, Doris Cales y Larry Martin, entre otros muchos. Actualmente lidera su propio trío con el contrabajista Carlos Barretto y el batería Andrés Litwin, con quienes en 2007 grabó Lunas, soles y elefantes (Errabal). Ha realizado varias bandas sonoras para cortometrajes, por las que ha sido premiada en los Festivales de Alcalá de Henares, Curt Ficcions de Barcelona y Palma de Mallorca.