Kurt Weill Ciclos de Miércoles La voz en el siglo XX

Kurt Weill

  1. Este acto tuvo lugar el
María Aragón, mezzosoprano. Fernando Turina

_______________________________________________________________________
NOTAS AL PROGRAMA
SEGUNDO CONCIERTO
_______________________________________________________________________

Nunca está de más una sesión dedicada íntegramente a Kurt Weill, un compositor entre dos o tres fuegos, un artista que, tras un inicio podríamos decir que clásico, en el que compuso obras al estilo y estructura tradicionales, fue derivando paulatinamente hacia una música lírica de carácter eminentemente narrativo, de rango popular, muy alejada de las que habitualmente se ofrecía en las salas de concierto o en los teatros de ópera al uso. De todas formas, en 1924 el compositor, nacido en Dessau en 1900, había obtenido un franco éxito en el Festival de Salzburgo con su Frauentanz (Danza de las mujeres) op. 10, un ciclo de siete lieder para soprano y un quinteto singular (flauta, clarinete, fagot, trompa y viola). Sus preferencias hacia el teatro popular, apuntadas ya en los primeros años veinte no podían hacer olvidar por supuesto su formación académica -que tanto le sirvió para escribir siempre con una soltura y con una factura admirables- y la naturaleza de sus obras primerizas, seguidoras de Mahler o aun de Schubert: ahí tenemos ese juvenil Canto del caballero de 1913 y La bella niña de 1917, ciclos de canciones que desde luego estaban muy lejos de hacer pensar en las que compondría no mucho más tarde, en tiempos en los que su pluma se adhirió en cierta medida a las exploraciones atonales de un Schoenberg o cuando empezó buscar textos más comprometidos, pasando antes por clásicos como Goethe: Rilke primero, Kästner y Whitman después, Brecht por último. Sería Weill. en efecto, el músico que mejor atendería las premisas y exigencias sociales y políticas del escritor, cuyos textos tuvieron asmismo importantes ilustradores en Eisler y Dessau.
    Weill y Brecht, en aquellos fundamentales años de Weimar y Berlín, optaron, como señala Antonio Ripoll, por crear un producto transformador de la conciencia social. El compositor profundizó en la tradición popular de las canciones alemanas, adoptando los ritmos y giros característicos del llamado songspiel -curioso neologismo bilingüe-, aprehendiendo sus armonías repetitivas y rígidas. Su gran preocupación ya a mediados de los veinte era lograr un lenguaje claro, directo, útil -esa música útil que preconizaba también Hindemith desde otros postulados-, que llegara a todos los ciudadadanos. Unas intenciones que quedaban bien resumidas en esta frase del músico: "Los grandes compositores clásicos escribieron para sus contemporáneos. No doy un céntimo para la posteridad." Una aseveración que podría ser muy discutida, según para qué compositores y según para qué época.
    Antes de comenzar su colaboración con Brecht, Weill escribió varias cosas para la escena, la primera una ópera-ballet en un acto titulada Royal Palace, sobre texto de Iwan Goll, acabada en 1925-26, pero no estrenada hasta marzo del 27 en Berlín. Ya aquí Weill empleaba sagazmente, como ya lo habían hecho Stravinski o Satie, elementos jazzísticos. La colaboración con Brecht se inicia en Mahagonny, una suite de canciones de 1928, germen de la ópera inmediatamente posterior Nacimiento y caída de la ciudad de Mahagonny.
    En la introducción a este ciclo de conciertos se habla de los dos Weill, el europeo y el americano. En realidad, y en eso están de acuerdo casi todos los autores, habría que hablar, con el fin de ser más rigurosos y detallistas, de tres Weill. El primero sería el alemán, que podríamos calificar de cabaret, aunque en realidad el compositor no llegó a escribir verdadera música de cabaret, bien que utilizara sus esquemas para fines ideológico-musicales. El segundo sería el parisino, una época, primeros años treinta, en la que cultivó un estilo que Christian Goubault denomina rengaine -repetitivo- o goualante -de canción más o menos popular-. Por último tendríamos el Weill americano, tras su huida de la Alemania nazi, el dela comedia musical y los shows de Broadway. Naturalmente que no podemos separar uno de los otros. El músico era sin duda camaleónico y sabía adaptarse a las circunstancias: sus obras neoyorkinas tienen otra faz que las alemanas, bañadas como estaban éstas en una atmósfera vecina todavía a la del expresionismo y cuajadas de frases vulgares y hasta soeces. Los burgueses de los Estados Unidos no las hubieran admitido e incluso, por pequeñas minucias, el compositor se llegó a ver en un brete: allí siguió colaborando en alguna ocasión con su amigo Bertolt Brecht. De todas formas, la formación de Weill, su ingenio y su talento no podían ni dividirse ni fingirse; de ahí que aun en esos productos aparentemente más frívolos, ayunos de mensaje o de pretensiones, de compromiso, pudieran detectarse cargas de profundidad o críticas  más o menos veladas a una sociedad o a un orden de cosas. Hay que recordar que con él viajó al Nuevo Mundo su mujer, la actriz y cantante vienesa Karoline Bramauer, más conocida como Lotte Lenya, que fue intérprete de la mayoría de sus canciones, incluso después de muerto, en 1950, el compositor. Ella desaparecería en 1981.
    En el concierto de hoy María Aragón y Fernando Turina nos ofrecen una buena selección de canciones que explican excelentemente las características del Weill lírico, del Weill narrativo y popular. Son páginas de distintas épocas, bien escritas como piezas aisladas, bien como números integrados en obras teatrales más amplias, óperas, operetas o musicales. Iremos hablando de todas y cada una e iremos dando sus datos esenciales en cuanto a estilo y procedencia.
    Comienza la velada con una canción de despedida, Der Abschiedbrief, un vals lento escrito en París en 1933 para voz y piano sobre un texto de Erich Kästner. Weill la había pensado para Marlene Dietrich junto a otra pieza coetánea, Es regnet, con letra de Cocteau. Pero la cantante-actriz se negó luego a interpretarla, probablemente porque no iba a su voz grave y aguardientosa y porque no le gustaba el texto: ella había ofrecido al compositor uno de carácter más popular. Hace dos horas que Helga Schmidt espera en este café. Con estas palabras comenzará la pieza seguramente María Aragón, que gusta de adelantar a la audiencia algo de los contenidos y que, incluso, canta estrofas en castellano. No está muy lejos esta canción del estilo que con posterioridad haría famoso entre nosotros el maestro Quiroga: distintos episodios y firme y dialogante intervención del piano.
   Nanna's Lied fue compuesta en Suffern, Nueva York, a finales de 1939, sobre poema de Brecht. Alterna el canto y la declamación y cambia con frecuencia de patrón rítmico. En ella vemos sorprendentes acentos y armonías schubertianas, resaltados por Goubault, pese a su contenido encanallado. El texto había sido puesto en música con anterioridad por Eisler. Era la canción preferida de Lotte Lenya, a quien está dedicada.
    Seguimos con una balada, Und was bekam des Soldaten, asimismo con texto de Brecht, éste más célebre. Es una marcha guerrera en si menor seguida de una punzante interrogación en si mayor, de tempo más lento. No hay en la partitura autógrafa indicaciones agógicas, dinámicas o de fraseo. La obra se estrenó el 3 de abril de 1943 en el Hunter College de Nueva York por Lenya y el compositor durante una sesión anti nazi de cabaret literario. Eisler, Dessau y Spoliansky pusieron también música a la balada.
    Le toca ahora el turno a una de las piezas extraídas de la ópera Nacimiento y caída de la ciudad de Mahagonny, Alabama song. La obra se estrenó en Leipzig el 9 de marzo de 1930. La canción figuraba ya en el songspiel de 1927 y se sitúa en la escena II del acto I de la ópera. Es un número, escrito en un inglés bastardo, en el que intervienen Jenny y un coro de chicas (aquí, por supuesto, ausentes). Se ha hecho muy popular el estribillo Oh Moon of Alabama. La música se inicia con unos acordes ostinato y en tono semideclamatorio para irse animando poco a poco, tras una segunda sección cantabile con acompañamiento sincopado. El tono se eleva y el ritmo se hace más machacón. La última estrofa, que canta el mismo tema, es de talante cuasi operístico y de delineación melismática.
   Happy End es una comedia musical en tres actos estrenada en Berlín el 2 de septiembre de 1929 con texto de Dorothy Lane, seudónimo de Elisabeth Hauptmann. Las letras de las canciones (lyrics) son, sin embargo, de Brecht. Las dos siguientes piezas del recital de María Aragón pertenecen a esta obra. Bilbao song es el primer número, cantado por Bill Cracker, y la conocida Surabaya-Johnny el 9, que abre la escena I del acto III y es cantada por Lilian. Esta pieza se inicia con el típico ostinato de Weill, de ritmo hierático, una especie de marcha. Con la frase Kein Wort war wahr, Johnny el discurso se anima y se hace más abrupto. Luego se producen las características alternancias y se da pie a la cantante para el sollozo añorando la presencia de su Johnny. Hay un parentesco evidente con el tema de Micky el Navajas de La ópera tres peniques. La música toma una velocidad enloquecida en el final.
    Y es precisamente de esa obra, Die Dreigroschenoper, de donde proceden las dos próximas canciones, Barbara song y Die Zuhälterballade, números 9 y 13 de la partitura estrenada en Berlín el 31 de agosto de 1928. Modernos estudios, de los que se hace eco David Drew, han puesto de manifiesto que para algunas de las canciones Weill utilizó material proveniente de la colaboración entre 1925 y 1927 de Brecht con Franz Servatius Bruinier, un músico de cabaret nacido en 1905. Según esto la Canción de Barbara estaría ya escrita en lo esencial cuando nuestro compositor se enfrentó con el texto. La larga exposición de Polly, personaje que canta la pieza y que pasa por diversos estados de ánimo, emplea en buena parte la música de La balada de Mackie Messe, Micky el Navajas, nº 2 y prólogo de la ópera. La balada del rufián, que cantan en la obra Macheath y Jenny, es un tango que discurre con ritmo sincopado y se cierra con un larga intervención instrumental, pianística en este caso.
    La segunda parte del concierto comienza con el tango habanera Youkali, que es en realidad un arreglo vocal de una pieza orquestal (nº 6 de la partitura) de Maria Galante, una comedia musical estrenada el 24 de diciembre de 1934 en París que se basa en la obra teatral de Jacques Déval. Las canciones ilustran textos del propio autor y de Roger Ferney, que es el creador de la que se canta en el arreglo que hoy escuchamos publicado por Heugel en 1946 con el título de Youkali, tango-habanera. El nº 14 de la obra fue arreglada por Luciano Berio en 1970 para voz y conjunto. La animada sección de cierre de Youkali tiene algo de danza húngara.
    Seguimos con una canción francesa, Je ne t'aime pas, que lleva letra de Maurice Magre, una pieza de tono quedo y confidencial, un blues de aire realmente muy parisino. Podría ser perfectamente una canción de Piaf. Es una página hermana y compañera de la titulada Complainte de la Seine, con palabras del mismo letrista.
    Un sabor netamente americano, de rag-time, preside Buddy on the nightshift, que formaba parte de un ciclo de 9 canciones -Canciones de propaganda- de febrero-abril de 1942, en las que Weill se comprometía públicamente, desde su nuevo país,  en la lucha contra la Alemania nazi. El letrista es Oscar Hammerstein II, importante comediógrafo y autor de notables adaptaciones: recuérdese su Carmen Jones sobre la Carmen de Bizet.
    Otro relevante creador de textos de canciones y de comedias musicales fue Maxwell Anderson, que colaboró con Weill en la opereta Knickerbocker Holiday, basada en La historia de Nueva York de Diedrich Knickerbocker de Washington Irving, que vio la luz el 28 de septiembre de 1938 en Hartford, Connecticut. De esta obra provienen las dos canciones siguientes. It never was you -nº 6, que cantan en el original los personajes de Brom y Tina- muestra en el arreglo una voz y un piano dialogantes, que aparecen perfectamente trabados a efectos narrativos. September song -nº 15, cantada por Styuvesant- es un fox-trot cadencioso y melódico, como podría serlo uno de Cole Porter. El tema base entra tres veces.
    Ira Gershwin, hermano del gran compositor George, fue también un magnífico autor de lyrics y trabajó con Weill varias veces, como en la comedia con texto de Moss Hart Lady in the Dark, estrenada en Boston el 30 de diciembre de 1940. One life to live es el nº 3 de la obra y está cantada en el original por Liza y Beckman. Un acompañamiento que evoca el paso del tiempo permite a la voz cantar con mucha libertad.
    Termina el recital, a expensas de posible bises, con Speak low, que cantan Venus y Rodney en el nº 11 de la partitura de One Touch of Venus sobre libro de S. J. Perelman y Ogden Nash, con letras para las canciones de este último. Una comedia musical presentada igualmente en Boston, pero más tarde, el 17 de septiembre de 1943. No está mal este aire de bolero para concluir.

____________________________________________________________________________
TEXTOS DE LAS OBRAS CANTADAS
____________________________________________________________________________

K. WEILL

Der Abschiedsbrief (E. Kästner)
    Zwei Stunden sitz'ich schon im Café Bauer.
Wenn Du nicht willst, dann sag mir's in's Gesicht.
Deswegen wird mir meine Milch nicht sauer,
ich pfeif' auf Dich, mein Scatz, na schon, denn nicht.
    Du brauchst nicht denken, dass ich Dich entbehre,
mit dem Verkehr mit mir, das ist jetzt aus!
Auch ich hab' so etwas wie eine Ehre.
Lass Dich nicht blicken, Schatz, sonst fliegst Du raus!.
    Du bist der Erste nicht, der so verschwindet.
Das hab' ich nicht an Dir verdient, mein gutes Kind!
Du glaubst doch nicht dass sich nicht noch ein And'rer findet?
Es gibt noch welche, die bequemer für mich sind.
    Ich hab' das Grüne an aus Poppelin.
Das Loch d'rin hast Du auch hineingerissen.
Du weist, es reicht mir nur bis zu den Knien.
Ich hab' auch noch ein angefang'nes Kissen.
    Das solltest Du am Heil'gen Abend kriegen,
das ist nun aus und mir auch einerlei.
Es werden öfters Andre darauf liegen,
denn was vorbei ist, Schatz, das ist vorbei!.
    Du bist der Erste nicht, der so verschwindet.
Das hab'ich nicht an Dir verdient, mein gutes Kind!.
Du glaubst doch nicht, dass sich nicht noch ein And'rer findet?
Es gibt noch welche, die bequemer für mich sind.
    Ich bin nicht stolz, auch wär das nicht am Platze.
Wenn Du war Glatze ist der Chef von Engelhorn's Hotel!
Na Schluss! Das übrig hast, dann schick' es scnell!
Mir gegenüber feixt ein Herr mit visavis von gegenüber fragt,
ob ich wollte, denn er möchte schon.
Der hat Moneten, so ein alter Schieber.
Behalt dein Geld, und schlaf allein, mein Sohn.
    Auch Du bist einer von die feinen Herrn.
Der Alte kommt, er nimmt mich zu sich mit!
Rutsch mir den Buckel lang!
Und hab' mich gern!
Von ganzem Herzen,
Deine Erna Schmidt.

La carta de despedida (E. Kästner)
    Llevo dos horas sentada en el Café Bauer.
Si ya no quieres más, dímelo en la cara.
No me voy a hacer mala sangre por eso,
me río de ti, tesoro, bueno, pues no.
    Ni te imagines que siento tu ausencia,
¡se terminó ya la relación conmigo!
Yo también tengo algo así como un honor.
No te dejes ni ver, tesoro, ¡porque te echaré!
    No has sido el primero que desaparece así.
¡Pero no me he merecido esto de ti, chiquillo!
¿Acaso crees que no voy a encontrar a otro?
Hay unos cuantos que resultan más cómodos para mí.
    Llevo puesto el verde de popelina.
El tajo que tiene lo abriste tú también.
Sabes que sólo me llega hasta las rodillas.
También había comenzado a bordar un cojín.
    Debías recibirlo para Nochebuena,
pero ahora se terminó y me da igual.
Ya se recostarán a menudo otros sobre él,
pues lo que se acabó, tesoro, ¡se acabó!
    No me siento orgullosa, ni tampoco vendría a cuento.
¡Si fueras Glatze, el jefe del Hotel Engelhorn!
¡Bueno, se terminó! ¡Lo que te sobre, lo mandas rápido!
Frente a mí, un señor me pide sonriendo un visavis, desde allí pregunta
si quiero, pues él quiere ahora mismo.
Tiene pelas, ese viejo chanchullero.
Quédate con tu dinero y duerme solito, hijo mío.
    También tú eres uno de esos señores finos.
¡El viejo viene y me lleva consigo!
¡Me pasa la mano por el lomo!
¡Y le gusto!
De todo corazón,
tuya Erna Schmidt.

Nanna's lied (B. Brecht)
    Meine Herre, mit siebzehn Jahre
kam ich auf den Liebesmarkt
und ich habe viel erhahren.
Böses gab es viel doch das war das Spiel.
Abermanches hab ich doch verargt.
(Schliesslich bin ich ja auch ein Mensch)
    Dank geht alles schnell vorüber
auch die Liebe und der Kummer sogar.
Wo sind die Tränen von gestern abend?
Wo ist der Scnee vom vergangenen Jahr?
    Freilich geht man mit den Jahren
leichter auf den Liebes markt
und umarmt sie dort in Scharen.
Aber das Gefühk wird er staunlich kühl
wenn man damit allzuwenig kargt.
(Schliesslich bin ich ja auch ein Mensch)
    Dank geht alles schnell vorüber
auch die Liebe und der Kummer sogar.
Wo sind die Tränen von gestern abend?
Wo ist der Schnee vom vergangenen Jahr?
    Und auch wenn man gut das Handeln
lernte auf der Libesmess':
lust in Kleigeld zu verwandeln
wird doch niemals leicht.
Nun, es wird erreicht.
Doch man wird auch älter unterdes.
(Schliesslich bin ich ja auch ein Mensch)
    Gott sei dank geht alles scnell vorüber,
auch die Liebe und der Kummer sogar.
Wo sind die Tränen von gestern abend?
Wo ist der Schnee vom vergangenen Jahr?

La canción de Nanna (B. Brecht)
    Señores, con diecisiete años
llegué al mercado del amor
y ocupé un lugar destacado.
También hubo mucho de malo, pero así era el juego.
Alguna que otra cosa tomé a mal.
(En definitiva, también soy un ser humano.)
    Por fortuna, todo pasa rápido,
también el amor e incluso las penas.
¿Dónde están las lagrimas de ayer noche?
¿Dónde está la nieve del año pasado?
    Por supuesto, con los años,
se va más fácil al mercado del amor
y se dan allí abrazos a montones.
Pero los sentimientos se tornan asombrosamente fríos,
cuando se escatima un tanto con ellos.
(En definitiva, también soy un ser humano.)
    Por fortuna, todo pasa rápido,
también el amor e incluso las penas.
¿Dónde están las lagrimas de ayer noche?
¿Dónde está la nieve del año pasado?
    Y aun cuando se haya aprendido muy bien
a negociar en la feria del amor:
nunca será fácil
transformar placer en calderilla.
Bien, todo se consigue.
Pero entre tanto también se hace una vieja.
(En definitiva, también soy un ser humano.)
    Gracias a Dios, todo pasa rápido,
también el amor e incluso las penas.
¿Dónde están las lagrimas de ayer noche?
¿Dónde está la nieve del año pasado?


Und was bekam des soldaten weib? (B. Brecht)
    Und was bekam des Soldaten Weib
Aus der alten Huptstad Prag?
Aus Prag bekam sie die Stöckelschuh,
einen Gruss und dazu die Stöckelschuh
das bekam sie aus der Stadt Prag.
    Und was bekam des Soldaten Weib
aus Oslo übern Sund?
Aus oslo bekam sie das Kräglein aus Pelz,
hoffentlich gefällt's, das Kräglein aus Pelz,
Das bekam sie aus Oslo am Sund.
    Un was bekam des Soldaten Weib
Aus dem reichen Amsterdam?
Aus Amsterdam bekam sie den Hut
und er steht ihr gur, der holländische Hut
den bekam sie aus Amsterdam.
    Und was bekam des Soldaten Weib
Aus Brüssel im belgischen Land?
Aus Brüssel bekam sie die seltenen Spitzen,
ach, das zu besitzen, die belgischen Spitzen,
die bekam si aus belgischem Land.
    Und was bekam des Soldaten Weib
Aus der Lichterstadt Paris?
Aus Paris bekam sie das seidene Kleid.
Zu der Nachbarin Neid das seidene Kleid
das bekam si aus Paris.
    Und was bekam des Soldaten Weib
Aus dem südlichen Bukarest?
Aus Bukarest bekam sie das Hemd so bunt und so fremd,
das rumänische Hemd,
das bekam sie aus Bukarest.
Und was bekam des Soldaten Weib
aus dem weiten Russenland?
Aus Rusenland bekam sie den Witwenschleir.
Zu der Totenfeier den Eitwenschleir,
das bekam sie aus Rusenland.

¿Y qué recibió la mujer del soldado? (B. Brecht)
   ¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde Praga, la antigua capital?
Desde Praga recibió los zapatos de tacón,
un saludo y, además, los zapatos de tacón.
Eso recibió desde Praga, la capital.
   ¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde Oslo junto al Sund?
Desde Oslo recibió el cuellecillo de piel,
ojalá le guste, el cuellecillo de piel.
Eso recibió desde Oslo junto al Sund.
   ¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde la rica Amsterdam?
Desde Amsterdam recibió el sombrero
y le sienta bien, el sombrero holandés
que desde Amsterdam recibió.
   ¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde Bruselas, en tierras belgas?
Desde Bruselas recibió los finos encajes,
ah, poseer tal cosa, esos encajes belgas
que desde tierras belgas recibió.
   ¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde París, la Ciudad Luz?
Desde París recibió el vestido de seda.
Para envidia de la vecina, el vestido de seda
que desde París recibió.
   ¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde Bucarest, al sur?
Desde Bucarest recibió la camisa, tan colorida y extraña,
la camisa rumana,
que desde Bucarest recibió.
¿Y qué recibió la mujer del soldado
desde la extensa Rusia?
Desde Rusia recibió el velo de viuda.
Para los funerales, el velo de viuda,
eso recibió desde Rusia.


Alabama Song (B. Brecht)
Jenny & Chorus:
    Oh, show us the way to the next whisky-bar
Oh, dont't ask why-
For we must find the next whisky-bar
For if we dont't find the next whisky-bar
I tell you we must die.
    Oh, Moon of Alabama
We now must say good-bye.
We've lost our good old mama
And must have whisky
Oh, you know why!
    Oh, show us the way to the next pretty boy
Oh, don't ask why-
For we must find the next pretty boy
For if we don't find the next pretty boy
I tell you we must die.
    Oh, Moon of Alabama
We now must say good-bye
We've lost our good old mama
And must have a boy
Oh, you know why!
    Oh, show us the way to the next little dollar
Oh, don't ask why-
For we must find the next little dollar
For if we don't find the next little dollar
I tell you we must die.
    Oh, Moon of Alabama
We now must say good-bye
We've lost our good old mama
And must have dollars
Why-you know why!

Alabama Song (B. Brecht)
Jenny y coro:
    Oh, muéstranos el camino hasta el próximo bar
¡Oh, no preguntes por qué!
Pero tenemos que encontrar el próximo bar.
Porque si no encontramos el próximo bar,
te digo que vamos a morir.
    Oh, Luna de Alabama,
ahora debemos decirte adiós.
Perdimos a nuestra buena y vieja mamá
y ahora necesitamos whisky.
¡Oh, tú sabes por qué!
    Oh, muéstranos el camino hasta el próximo chico guapo.
¡Oh, no preguntes por qué!
Pero tenemos que encontrar al próximo chico guapo.
Porque si no encontramos al próximo chico guapo,
te digo que vamos a morir.
    Oh, Luna de Alabama,
ahora debemos decirte adiós.
Perdimos a nuestra buena y vieja mamá
y ahora necesitamos a un chico.
¡Oh, tú sabes por qué!
    Oh, muéstranos el camino hasta el próximo pequeño dólar.
¡Oh, no preguntes por qué!
Pero tenemos que encontrar el próximo pequeño dólar.
Porque si no encontramos el próximo pequeño dólar,
te digo que vamos a morir.
    Oh, Luna of Alabama,
ahora debemos decirte adiós.
Perdimos a nuestra buena y vieja mamá
y ahora necesitamos dólares.
¡Por qué, tú sabes por qué!


Bilbao Song (B. Brecht)
    Bills Baldhaus in Bilbao...
War das schönste auf dem ganzen Kontinent.
Dort gab's für einen Dollar Krach und Wonne
Und was die Welt ihr Eigen nennt.
Aber wenn Sie da hereingekommenwären
Ich weiss nicht, ob ihnen so was grad gefällt.
Ach!
Brandylachen waren wo man sass,
Auf dem Tanzboden wuchs das Gras
Und der rote Mond schien durch das Dach
'ne Musik gab's da,
Da wurde was geboten für sein Geld!
Joe, mach die Musik von damals nach!
    Alter Bilbaomond!
Wo noch die Liebe lohnt...
Ich weiss ja nicht, ob Ihnen so was grad gefällt, doch:
Es war das Schönste
Auf der Welt.
    Bills Ballhaus in Bilbao...
Heute ist es renoviert so auf dezent,
Mit Palme und mit Eiscreme ganz gewöhnlich...
Wie ein anderes Etablissement.
Aber wenn Sie da dabeigewessenwären,
Ich weiss nicht, ob Ihnen so was grad gefällt.
Spass!
Auf dem Tanzboden wächst kein Gras,
Und der Brandy ist auch nicht mehr das,
Und der rote Mond ist abbestellt.
'ne Musik machen sie,
Da kann man sich nur schämen für sein Geld!
Geh Joe, mach die Musik von damals nach.
    Alter Bilbaomond....

Bilbao Song (B. Brecht)
    La sala de fiestas de Bill en Bilbao...
Era lo más hermoso de todo el continente.
Allí, por un dólar, había jarana y placer.
Y todo lo que el mundo tenía por propio.
Pero si usted hubiese entrado allí,
no sé si eso le habría gustado.
¡Ah!
Había charcos de brandy donde uno se sentaba,
sobre el parqué crecía la hierba
y la roja luna brillaba a través del techo.
Había también música,
¡pues se daba algo a cambio de su dinero!
¡Joe, repite aquella música de entonces!
   ¡Vieja luna de Bilbao!
Donde aún el amor vale la pena...
No sé si a usted le hubiese gustado, pero:
era lo más hermoso
en el mundo.
    La sala de fiestas de Bill en Bilbao...
Hoy la han renovado con un toque discreto,
con palma y con crema helada bastante corriente...
Como cualquier otro establecimiento.
Pero si usted hubiese estado allí,
no sé si le hubiese gustado.
¡Una broma!
Sobre el parqué no crece la hierba,
y el brandy tampoco es lo que fue,
y la roja luna está anulada.
Tocan una música,
¡que sólo resta tener vergüenza de su dinero!
Vamos, Joe, repite aquella música de entonces.
    Vieja luna de Bilbao....


Surabaya Johnny (B. Brecht)
    Ich war jung, Gott
erst sechzehn Jahre.
Du kamest von Burma herauf.
Du sagtest, ich solle mit dir gehen,
du kämest für alles auf.
Ich fragte nacht deiner Stellung.
Du sagtest so wahr ich hier steh:
du hättest zu tun mit der Eisenbahn
und nichts zu tun mit der See.
Du sagtest viel, Johnny.
Kein Wort war wahr, Johnny.
Du hast mich betrogen, Johnny,
zur ersten Stund!
Ich hasse dich so, Johnny,
wie du dastehst und grinst, Johnny.
Nimm doch die Pfeife aus dem Maul, du Hund!
    Surabaya-Johnny,
warum bist du so roh?
Surabaya-Johnny,
mein Gott, und ich liebe dich so!
Surabaya-Johnny,
warum bin ich nicht froh?
Du hast kein Herz, Johnny,
und ich liebe dich so!
    Zuerst war es immer Sonntag.
Das war, bis ich mitging mit dir.
Aber dann, schon nach zwei Wochen,
war dir nichts mehr recht an mir.
Hinauf und hinab durch den Pandschab.
den Fluss entlang bis zur See:
ich sehe schon aus im Spiegel
wie eine Vierzigjahrige.
Du wolltest nicht Liebe, Johnny,
du wolltest Geld, Johnny,
ich aber sah, Johnny,
nur auf deinen Mund.
Du verlangtest alles, Johnny.
Ich gab dir mehr, Johnny.
Nimm doch die Pfeife aus dem Maul, du Hund!
    Surabaya-Johnny,
warum bist du so roh?
Surabaya-Johnny,
mein Gott, und ich liebe dich so!
Surabaya-Johnny,
warum bin ich nicht froh?
Du nast kein Herz, Johnny,
und ich liebe dich so!
    Ich habe es nicht beachtet
warum du den Namen hast.
Doch an der ganzen lagen Küste
warst du ein bekannter Gast.
Eines Morgens in einem Six-Pence-Bett.
werd'ich donnern hören die See:
und du gehst, ohne etwas zu sagen,
und ein Schiff liegt unten am Kai.
Du hast kein Herz, Johnny.
Du bist ein Schuft, Johnny.
Du gehst jetzt weg, Johnny,
sag mir den Grund!
Ich liebe dich doch, Johnny,
wie am ersten Tag, Johnny.
Nimm doch die Pfeife aus dem Maul, du Hund!
    Surabaya-Johnny,
warum bist du so roh?
Surabaya-Johnny,
mein Gott, und ich liebe dich so!
Surabaya-Johnny,
warum bin ich nicht froh?
Du hast kein Herz, Johnny
und ich liebe dich so!

Surabaya Johnny (B. Brecht)
    Yo era joven, Dios mío,
apenas dieciséis años.
Viniste subiendo desde Burma.
Dijiste que debía irme contigo,
que te harías cargo de todo.
No pregunté por tu situación.
Dijiste, como es verdad que estoy aquí:
que tenías algo que ver con el ferrocarril
y nada que ver con la mar.
Dijiste mucho, Johnny.
Nada era verdad, Johnny.
Me engañaste, Johnny,
¡desde la primera hora!
Por eso te odio, Johnny,
cuando estás ahí y sonríes, Johnny.
¡Sácate la pipa de la boca, perro!
    Surabaya-Johnny,
¿por qué eres tan bruto?
Surabaya-Johnny,
¡mi Dios, y yo te amo así!
Surabaya-Johnny,
¿por qué no soy feliz?
No tienes corazón, Johnny,
¡y yo te amo así!
    Al principio era siempre domingo.
Así fue hasta que me marché contigo.
Pero sólo después de dos semanas,
ya nada te parecía bien en mí.
Arriba y abajo por el Pendjab,
a lo largo del río hasta el mar:
me veo ya en el espejo
como una cuarentona.
Tú no querías amor, Johnny,
querías dinero, Johnny,
pero yo vi, Johnny,
sólo tu boca.
Tú exiges todo, Johnny.
Yo te di más, Johnny.
¡Sácate la pipa de la boca, perro!
    Surabaya-Johnny,
¿por qué eres tan bruto?
Surabaya-Johnny,
¡mi Dios, y yo te amo así!
Surabaya-Johnny,
¿por qué no soy feliz?
No tienes corazón, Johnny,
¡y yo te amo así!
    No presté atención
al nombre que llevas.
Pero a todo lo largo de la costa
eras un huésped famoso.
Una mañana, en una cama de seis peniques,
escucharé rugir al mar:
y te marcharás, sin decir nada,
y un barco estará atracado junto al muelle.
No tienes corazón, Johnny.
Eres un malvado, Johnny.
Ahora te vas, Johnny,
¡dime el por qué!
Yo te amo, Johnny,
como el primer día, Johnny.
¡Sácate la pipa de la boca, perro!
    Surabaya-Johnny,
¿por qué eres tan bruto?
Surabaya-Johnny,
¡mi Dios, y yo te amo así!
Surabaya-Johnny,
¿por qué no soy feliz?
No tienes corazón, Johnny,
¡y yo te amo así!


Barbara Song (B. Brecht)
    Einst glaubte ich, als ich noch unschuldig war
Und das war ich einst grad so wie du
Gewiss kommt auch mal zu mir einmal einer
Und dann muss ich wissen, was ich tu.
Und wenn er Geld hat
Und wenn er nett ist
Und sein Kragen ist auch werktags rein
Und wenn er weiss, was sich bei einer Dame schickt
Dann sage ich ihm "Nein".
Da behält man seinen Kopf oben
Und man bleibt ganz allgemein.
Sicher scheint der Mond die ganze Nacht
Sicher wird das Boot am Ulfer losgemacht
Aber weiter kann nichts sein.
Ja, da kann man sich doch nicht gleich hinlegen
Ja, da muss man kalt und herzlos sein.
Ja, da könnte so viel geschehen
Ach, da gibt's überhaupt nur: Nein, nein.
    Der erste, der kam, war ein Mann aus Kent
Und der war, wie ein Mann sein soll.
Der zweite, der hatte drei Schiffe im Hafen
Und der dritte, der war nach mir toll.
Und als sie Geld hatten
Und als sie nett waren
Und ihr Kragen war auch werktags rein
Und als sie wussten, was sich bei einer Dame schickt
Da sagte ich ihnen "Nein".
Da behielt ich meinen Kopf oben.
    Und ich blieb ganz allgemein.
Sicher schien der Mond die ganze Nacht
Sicher ward das Boot am Ulfer losgemacht
Aber weiter konnte nichts sein.
Ja, da kann man sich doch nicht gleich hinlegen
Ja, da muss man kalt und herzlos sein.
Ja, da könnte doch viel geschehen
Ach, da gibt's überhaupt nur: Nein, nein.
    Jedoch eines Tags, und der Tag, der war blau
Da kam einer, der mich nicht bat
Und er hängte seinen Hut
An den Nagel in meiner Kammer
Und ich wusste nicht mehr, was ich tat.
Und als er kein Geld hatte
Und als er nicht nett war
Und sein Kragenwar auch sonntags nicht rein
Und als er nicht wusste, was sich bei einer Dame schickt
Zu ihm sagte ich nicht "Nein".
Da behielt ich meinen Kopf nicht oben,
Und ich blieb nicht allgemein.
Ach, es schien der Mond die ganze Nacht
Ach, es ward das Boot am Ufer losgemacht
Und es konnte gar nicht anders sein!
Ja, da musst ich mich doch einfach hinlegen
Ja, da konnt ich doch nicht kalt und herzlos sein.
Ja, da musste es doch geschehen.
Ach, da gab's überhaupt kein "Nein".

Barbara Song (B. Brecht)
    Una vez creí, siendo inocente aún
Y como ahora eres tú era yo,
Seguro vendrá a mí alguna vez uno
Y entonces deberé saber qué hacer.
Y si tiene dinero
Y si es simpático
Y si mantiene su cuello aseado también entre semana
Y si sabe comportarse con una dama,
Entonces le diré "No".
Se mantiene la cabeza erguida
y se habla de cosas en general.
Seguro que brilla la luna toda la noche.
Seguro que el bote se suelta de la orilla.
Pero nada más puede pasar.
Sí, ¡una no se puede simplemente acostar!
Sí, hay que ser fría y despiadada.
Sí, podrían ocurrir muchas cosas.
Ah, pero sólo se dice: no, no.
    El primero que vino fue un hombre de Kent.
Y era como tiene que ser un hombre.
El segundo tenía tres buques en puerto
Y el tercero estaba loco por mí.
Y como tenían dinero
Y como eran simpáticos
Y como el cuello lo tenían aseado también entre semana
Y como sabían comportarse con una dama
Les dije "No".
Mantuve la cabeza erguida
    Y hablé de cosas en general.
Seguro que brilló la luna toda la noche.
Seguro que el bote se soltó de la orilla.
Pero nada más pudo pasar.
Sí, ¡una no se puede simplemente acostar!
Sí, hay que ser fría y despiadada.
Sí, podrían ocurrir muchas cosas.
Ah, pero sólo se dice: no, no.
    Pero un día, y el día era azul
Vino uno que no suplicó
Y colgó su sombrero
En el clavo de mi alcoba
Y no supe ya lo que hice.
Y como no tenía dinero
Y como no era simpático
Y como ni siquiera el domingo su cuello estaba aseado
Y como tampoco sabía comportarse con una dama
A él no le dije "No".
No mantuve mi cabeza erguida,
Ni hable de cosas en general.
Ah, brilló la luna toda la noche.
Ah, el bote se soltó de la orilla.
¡Y no pudo pasar de otro modo!
Sí, ¡me tuve simplemente que acostar!
Sí, no pude ser fría y despiadada.
Sí, eso tuvo que ocurrir.
Ah, no hubo entonces un "No".


Die Zuhälterballade (B. Brecht)
    In einer Zeit, die jetzt vergangenen ist,
lebten wir schon zusammen, sie und ich.
Die Zeit liegt fern wie hinter einem Rauch.
Ich schützte sie und sie ernährte mich.
Es geht auch anders, doch so geht es auch.
Und wenn ein Freier kam, kroch ich aus unser Bett
und drückte mich zu meinem Kirsch und war sehr nett,
und wenn er blechte, sprach ich zu ihm:
"Herr, wenn Sie mal wieder wollen, bitte sehr!"
So hielten wir's ein gutes halbes Jahr
in dem Bordell, wo unser Haushalt war.
    In einer Zeit, die jetzt vergangen ist,
war er mein Freund ich war ein junges Ding.
Und wenn kein Zaster war, hat er mich angehaucht,
da hiess es gleich: "Du, ich versetz'dir deinen Ring!".
Ein Ring ganz gut doch ohne geht es auch.
Da wurde ich aber tückisch, ja, na wisste.
Ich fragt'ihn manchmal direkt was er sich erdreiste,
da hat er mir aber eins ins Zahnfleisch gelangt,
da bin ich manchmal direckt drauf erkrankt.
Das war so schön in diesem halben Jahr
in dem Bordell, wo unser Haushalt war.

La balada del chulo (B. Brecht)
    En tiempos ahora ya pasados,
vivimos juntos, ella y yo.
El tiempo está lejos tras una nube de humo.
Yo la protegía y ella me mantenía.
Es posible de otro modo, pero así también vale.
Y cuando llegaba un pretendiente, yo me deslizaba de nuestra cama
y me arrima a mi aguardiente y era muy amable,
y si aflojaba la mosca, hablaba con él:
"¡Señor, si desea de nuevo, por favor!"
Así aguantamos un buen medio año
en el burdel que era nuestro hogar.
    En tiempos ahora ya pasados,
él era mi amigo, yo una cría.
Y si no había pelas, él me reprendía,
decía enseguida: "¡Oyes, empeñaré tu anillo!"
Un anillo está bien, pero sin él se pasa igual.
Entonces me volví maliciosa, sí, sabes cómo.
Una vez le pregunté directo qué era lo que pretendía,
pero me dio un guantazo en los dientes,
que a veces todavía me duele.
Fue tan hermoso durante ese medio año
en el burdel que era nuestro hogar.
Youkali (R. Fernay)
    C'est presqu'au bout du monde.
Ma barque vagabonde,
errant augré de l'onde
m' y conduisit un jour.
    L'ile est toute petite,
mais la feé qui l'habite
gentiment nous invite
a en faire le tour.
    Youkali,
c'est le pays de nos desirs,
Youkali,
c'est le bonheur, c'est le plaisir,
Youkali,
c'est la terre ou l'on quitte tous les soucis,
c'est, dans notre nuit, comme une eclaircie,
l'etoile qu'on suit,
c'est Youkali.
    Youkali,
c'est le respect de tous les vöex échangés,
Youkali
c'est le pays des beaux amours partagés,
c'est l'espérance
qui est au coeur de tous les humains,
la delivrance
que nous attendons tous pour demain.
Mais c'est un reve, une folie,
il n'y a pas de Youkali.
    Et la vie nous entrene
lassante, quotidienne,
mais la pauvre âme humaine,
cherchant partout l'oubli.
    A pour quitter la terre,
su trouver le mystère
où nos rêves se terrent
en quelque Youkali
    Youkali, c'est le pays...

Youkali (R. Fernay)
En los confines del mundo,
Mi barca vagabunda,
Errando a merced de las ondas,
Me condujo un día.
La isla es muy pequeña,
Pero el hada que la habita
Amablemente nos invita a recorrerla.
Youkali
Es el país de nuestros deseos,
Youkali
Es felicidad y placer,
Es la tierra en la que se desvanecen los problemas.
En nuestra noche, es como un claro,
La estrella que seguimos,
Es Youkali.
Youkali
Es el respeto de todas las promesas dichas,
Youkali
Es el país de los bellos amores compartidos,
Es la esperanza
Que anida en el corazón de los hombres,
La liberación
Que todos esperamos para el mañana.
Pero es un sueño, una locura,
No existe Youkali.
Y la vida nos arrastra
Fatigante, cotidiana.
Pero la pobre alma humana,
Buscando siempre el olvido,
Para salir de la tierra,
Ha sabido descubrir el misterio
En el que nuestros sueños enraízan
En algún Youkali
Youkali es el país...

Je ne t'aime pas (M. Magre)
    Retire ta main, je ne t'aime pas,
Car tu l'as voulu, tu n'es qu'une amie
Por d'outres sont faits le creux de tes bras
Et ton cher baiser, ta tête endormie.
    Ne me parle pas lorsque c'est le soir,
Trop intimement, à voix basse mêm'.
Ne me donne pas surtout ton mouchori:
Il referme trop le parfum que j'aim'.
    Dismoi tes amours, je ne t'aime pas,
Quelle heure te fut la plus enivrant'
Je ne t'aime pas...
    Et s'il t'aimait bien, ou s'il fut ingrat...
En me le disant, ne sois pas charmant'.
Je ne t'aime pas...
    Je n'ai pas pleuré, je ne pas souffert,
Ce n'etait qu'un réve et qu'une folie.
Il me suffira que tes yeux soient clairs,
Sans regret du soir, ni melancolie.
    Il me suffira de voir ton bonheur,
Il me suffira de voir ton sourir'.
Contemoi comment il a pris ton coeur,
Et même dismoi ce qu'on ne peut dir'...
    Non, taistoi plutôt... Je suis à genoux...
Le feu s'est éteint, la porte est fermée...
Je ne t'aime pas.
    Ne demande rien, je pleure... C'est tout...
Je ne t'aime pas, je ne t'aime pas,
Ô ma bien aimée!...
    Retire ta main... Je ne t'aime pas
Je ne t'aime pas!...

No te amo (M. Magre)
Retira tu mano, no te amo,
Pues tú has querido no ser sino una amiga,
Para otros son tus abrazos,
Tus deseados besos y tu cabeza dormida.
No me hables cuando anochezca,
Demasiado tímidamente, incluso a voz baja.
Sobre todo, no me des tu pañuelo,
Encierra el perfume que tanto me gusta.
Háblame de tus amores, no te amo,
¿Cuál fue tu hora más embriagadora?
No te amo...
Y si él te amase o fuese un ingrato...
Al decirlo, no seas encantadora.
No te amo...
No he llorado, no he sufrido,
Sólo fue un sueño, una locura.
Me bastará con ver tu mirada clara,
Sin pesares por la noche, ni melancolía.
Me bastará con verte feliz,
Me bastará con ver tu sonrisa.
Cuéntame cómo se ha adueñado de tu corazón
Y dime incluso lo que no se puede decir...
No, prefiero que calles... estoy de rodillas...
El fuego se ha apagado, la puerta se ha cerrado...
No te amo.
No pidas nada, estoy llorando... eso es todo...
No te amo, no te amo,
¡Oh, amada mía!...
Retira tu mano... no te amo
¡No te amo!  

Speak Low
(O. Nash)
Venus:
    Speak low
When you speak, love,
Our summer day
Withers away too soon, too soon.
Speak low
When you speak, love,
Our moment is swift,
Like ships adrift,
We're swept apart too soon.
    Speak low,
Darling, speak low.
Love is a spark
Lost in the dark
Too soon, too soon.
    I feel
Wherever I go
That tomorrow is near,
Tomorrow is here,
And always too soon.
    Time is so old
And love so brief,
Love is pure gold
And time a thief.
    We're late,
Darling, we're late.
The curtain descends,
Everything ends
Too soon, too soon.
I wait,
Darling, I wait.
Will you speak low to me,
Speak love to me and soon.
    Time is so old ...

Habla en voz baja (O. Nash)
Venus:
    Habla en voz baja
Cuando hables, amor,
Nuestro día de verano
Se marchitará muy pronto, muy pronto.
Habla en voz baja
Cuando hables, amor,
Nuestro momento es veloz
Como naves a la deriva,
Seremos arrastrados muy pronto.
    Habla en voz baja,
Querida, habla en voz baja.
El amor es una chispa
Perdida en la oscuridad
Muy pronto, muy pronto.
    Siento
Donde quiera que voy
Que el mañana está cerca,
El mañana está aquí,
Y siempre muy pronto.
    El tiempo es tan anciano
Y el amor tan breve,
El amor es oro puro
Y el tiempo es un ladrón.
    Llegamos tarde,
Querida, llegamos tarde.
El telón desciende,
Todo termina
Muy pronto, muy pronto.
Espero,
Querida, espero.
Me hablarás en voz baja,
me hablarás de amor y pronto.
    El tiempo es tan anciano...

Buddy on the Nightshift (O. Hammeerstein)
    Hello there buddy on the nightshift!
I hope you slept all day
Until the moon came out and woke you up
And send you on your way.
    Hello there buddy on the nightshift,
I hope you're feeling fine!
I left a lot of work for you to do
On a long assembly line.
    I wish I knew you better
but you never go my way.
For when one of us goes on the jov
The other hits the hay!
    Goodbye now, buddy on the nightshift,
And push those planes along
And when the sun comes out
I'll take your place,
All wide awake and strong;
I'll follow you, you follow me
And how can we go wrong!
    Hello there buddy on the nightshift,
I hope you slept all day
Until the moon came out
And woke you up
And send you on your way.
    Hello there buddy on the nightshift,
I hope you'r feeling fine.
I left a lot of work for you to do
On a long assembly line.
    I wish I knew you better
but you never go my way.
For when one of us goes on the job
The other hits the hay!
    Goodbye now, .....

Compañeros del turno de noche (O. Hammeerstein)
   ¡Hola, compañeros del turno de noche!
Espero que hayáis dormido todo el día
Hasta que la luna salió y os despertó
Y os puso en vuestro camino.
   ¡Hola, compañeros del turno de noche,
Espero que os sintáis bien!
Dejo un montón de trabajo para vosotros
En una larga cadena de montaje.
    Desearía conoceros mejor
Pero nunca vais por mi camino.
¡Cuando uno de nosotros va al curro,
El otro se va a acostar!
   ¡Adiós, compañeros del turno de noche,
Y dad brío a vuestras garlopas
Y cuando el sol salga
ocuparé vuestro lugar,
todos bien despiertos y con fuerzas;
Yo os sigo y vosotros me seguís
¡Y cómo nos puede ir mal!
   ¡Hola, compañeros del turno de noche!
Espero que hayáis dormido todo el día
Hasta que la luna salió y os despertó
Y os puso en vuestro camino.
   ¡Hola, compañeros del turno de noche,
Espero que os sintáis bien!
Dejo un montón de trabajo para vosotros
En una larga cadena de montaje.
    Desearía conoceros mejor
Pero nunca vais por mi camino.
¡Cuando uno de nosotros va al curro,
El otro se va a acostar!
   ¡Adiós, ...!
   

I never was you (M. Anderson)
Tina:
    I've been running through rains
And the winds that follow after
For one certain face
And an unforgotten laughter.
    I've been following trails,
I've been staring after ships,
For a certain pair of eyes
And a certain pair of lips.
    Yes, I looked everywhere
You can look without wings
And I found a great variety
Of interesting things.
    But, it never was you.
It never was anywhere you.
    An occasional sunset reminded me,
Or a flow'r growing high in a tulip tree,
Or one red star hung low in the West,
Or a heartbreak call
From a meadow lark's nest
Made me think
For a moment:
"Maybe it's true
I?ve found your in the star,
In the call, in the blue!"
    But, it never was you,
It never was anywhere you,
Anywhere, anywhere you.

Nunca eras tú (M. Anderson)
Tina:
    Estuve corriendo a través de la lluvia
Y del viento que vino después
En busca de cierto rostro
Y una risa inolvidable.
    Estuve recorriendo caminos,
Estuve observando barcos,
En busca de ciertos ojos
Y de cierto par de labios.
    Sí, busqué en todas partes
Se puede buscar sin alas
Y encontré una gran variedad
De cosas interesantes.
    Pero nunca eras tú.
Jamás eras tú en ninguna parte.
    Una puesta de sol poco frecuente me hizo recordar,
O una flor que crecía en un tulipanero,
O una estrella roja suspendida muy bajo hacia el Oeste,
O una llamada angustiosa
Desde un nido de alondra de los prados
Me hicieron pensar
Por un momento:
"Quizás es cierto
que te he hallado en la estrella,
en la llamada, en el cielo!"
    Pero nunca eras tú,
Nunca eras tú en ninguna parte,
En ninguna parte, en ninguna parte eras tú.


September Song
(M. Anderson)
Peter Stuyvesant:
    Oh, it's a long, long while
From May till December,
And the days grow short
When you reach September.
When the autumn weather
Turns the leaves to flame,
One hasn't got time
For the waiting game.
    For the days dwindle down
To a precious few-
September, November.
    And these few precious days
I'll spend with you
These precious days
I'll spend with you.
    When you meet with a young man early in spring,
They court you in song and rhyme.
They woo you with words and a clover ring
But if you examine the goods they bring.
They have little to offer
But the songs they sing
And a plentiful waste of time of day
And a plentiful waste of time.

Canción de septiembre (M. Anderson)
Peter Stuyvesant:
    Oh, hay mucho, mucho tiempo
Desde mayo hasta diciembre,
Y los días se acortan
Cuando llegas a septiembre.
Cuando el tiempo otoñal
convierte las hojas en llamas,
No se ha conseguido tiempo
Para el juego de la espera.
    Pero los días se van reduciendo
A sólo unos pocos, valiosos.
Septiembre, noviembre.
    Y estos pocos días valiosos
los pasaré contigo
Estos pocos días valiosos
los pasaré contigo.
    Cuando conoces a un joven al despuntar la primavera,
Te corteja con versos y canciones
Te pretende con palabras y un anillo de trébol.
Pero si examinas las cosas que trae
Tiene poco que ofrecer
Excepto las canciones que canta
Y una pródiga pérdida de tiempo cada día
Y una pródiga pérdida de tiempo.


One live to live (I. Gershwin)
There are many minds in circulation,
believing in reincarnation.
In me you see
one who doesn't agree.
Challenging possible affronts,
I believe l'll only live once,
and I want to make the most of it.
If there's a party,
I want to be the host of it;
if there's a haunted house
I want to be the ghost of it;
if I'm in town
I want to be the toast of it.
I say to me ev'ry morning,
you've only one life to live,
so why be done in?
    Let's let the sun in
and gloom can jump in the riv'.
No use to beat on the doldrums,
let's be imaginative, each day is numbered,
no good when slum'bered
with only one life to live.
Why let the goblins upset you?
One smile and see how they run;
and what does worrying get you?
Nothing, the thing is to have fun.
All this may sound kind of hackneyed,
but it's the best I can give.
Soon comes December,
so please remember
you've only one life to live.
Just one life to live.
    She says to her ev'ry morning,
she's only one month to live.
So why be done in?
Let's let the sun in
and gloom can jump in the riv'.
    What you collect at the grindstone
becomes a millstone in time.
This is my thesis:
why go to pieces?
Step one while you're in your prime.
You may say I'm an escapist.
But I would rather by far
be that than be a red tapist.
Lead me, speed me, straight to the bar.
Just laugh at old man repression
and send him into obliv',
then you're the winner.
I'm off to dinner,
I've only one life to live.
Just one life to live.

Una vida que vivir (I. Gershwin)
    Hay muchas opiniones en circulación
que creen en la reencarnación.
En mí, ves a uno
que no está de acuerdo.
Desafiando las posibles afrentas,
creo que sólo viviré una vez,
y quiero sacar el mejor provecho de ello.
Si hay una fiesta,
quiero ser invitado a ella;
si hay una casa embrujada,
yo quiero ser su fantasma;
si estoy en la ciudad,
quiero que me celebren.
Me digo cada mañana,
tengo sólo una vida que vivir,
entonces, ¿por qué cargársela?
    Deja que entre el sol
y que la tristeza se tire al río.
No te dejes abatir,
sé imaginativo, cada día está numerado,
no es bueno adormilarse
con sólo una vida que vivir.
¿Por qué dejar que los duendes te trastornen?
Una sonrisa y verás cómo salen corriendo;
¿y qué es lo que te preocupa?
Nada, la cuestión es divertirse.
Todo esto puede sonar a trillado,
pero es lo mejor que puedo dar.
Pronto llegará diciembre,
así que, por favor, recuerda
que sólo tienes una vida que vivir.
Sólo una vida que vivir.
    Ella se dice cada mañana
que sólo tiene un mes de vida.
Entonces, ¿por qué cargársela?
Deja que entre el sol
y que la tristeza se tire al río.
    Lo que recoges de la muela
se convierte con el tiempo en una rueda.
Esta es mi tesis:
¿por qué venirse abajo?
Avanza mientras estás en lo mejor de la vida.
Puedes decir que soy un escapista.
Pero con mucho prefiero
ser eso y no un chupatintas.
Guíame, adelántame, derecho hasta la meta.
Ríete de la represión del viejo
y envíalo al olvido,
pues eres el ganador.
Salgo a cenar,
tengo sólo una vida que vivir.
Justo una vida que vivir.

  1. I
      1. Kurt Weill (1900-1950)
      1. Der Abschiedbrief (Erich Kästner)
      2. Nanna's lied (Bertolt Brecht)
      3. Und was bekam des Soldaten Weib? (B. Brecht)
      4. Alabama Song (Bertolt Brecht) (de Aufstieg und Fall der Stadt Mahagonny)
      5. Bilbao Song (Bertolt Brecht) (de Happy End)
      6. Surabaya Johnny (Bertolt Brecht) (de Happy End)
      7. Barbara Song (Bertolt Brecht) (de Die Dreigroschenoper)
      8. Die Zuhälterballade (de Die Dreigroschenoper) (Bertolt Brecht)
  2. II
      1. Kurt Weill
      1. Youkali, tango-habanera
      2. Je ne t'aime pas (Maurice Magre)
      3. Speak Low (Ogden Nash) (de One touch of Venus)
      4. Buddy on the nightshift (Oscar Hammerstein) (de Lunch time Follies)
      5. It never was you (Maxwell Anderson) (de Kinckerbocker Holiday)
      6. September Song (Maxwell Anderson) (de Kinckerbocker Holiday)
      7. One life to live (Ira Gershwin) (de Lady in the Dark)