(I) Ciclos de Miércoles Integral para voz y piano de Roberto Gerhard

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Elena Gragera, mezzosoprano. Anton Cardó, piano

PRIMER CONCIERTO                                                                                                            
   
    Comienza este concierto, y con él el ciclo, con títulos que, aunque no están datados con exactitud, se sabe que pertenecen a sus muy primeros años de compositor, seguido por tres canciones de 1943, muy aproximadamente. Con textos de autor desconocido los cuatro -Tres cançons de joventut (de las que hoy se nos ofrecerán las dos primeras, "Festeig" y "Mitjanit a la muntanya"), Lied, Cante jondo (armonización de un ramillete de cuatro canciones andaluzas) y Tres canciones toreras-, no han de buscarse en las "Cançons" todavía ni sutilezas expresivas, ni detalles técnicos especiales que, en todo caso, no habrían de tardar en llegar, pero sí un tacto singular y una sensibilidad indudable para tratar y solucionar desde la pura intuición las complicadas y sutiles exigencias de la canción acompañada.
    Pertenecen las Canciones toreras al último tramo de los que Roberto Gerhard dedicó a la voz con acompañamiento de piano. Para entonces, no sólo se había empapado bien de las mejores ideas pedrellianas sobre la musicación de lo popular en sus mil y una variantes peninsulares, sino que había pasado por sus personales filtros cuanto Schoenberg le había enseñado sobre la técnica de los doce sonidos. Para, por supuesto, aprovecharlo y compaginarlo sólo en las medidas apropiadas y en los casos indicados. Las Tres canciones toreras fueron escritas bajo el seudónimo de Joan Serrallonga y editadas por Boosey & Hawkes, tanto en la versión de voz y piano como en la de voz y orquesta.
    La segunda parte de este primer concierto reune dos títulos de muy diferente extensión y ambición, pero ambos pertenecientes al segundo de los períodos que Gerhard dedicó a la voz con piano. El primero, Lassa, mesquina, què faré puix mon amant se'n vol partir?, de 1932, se traduce en un hondo, sentido lamento sobre un poema del siglo XVI, de Pere Serafí, en el que la parte pianística que actualmente se emplea es la arreglada en 1996 por Carmen Passoles. El segundo lo integran las Doce canciones populares catalanas que Roberto Gerhard terminó en 1929. No vamos a repetir aquí sus títulos, pero sí señalaremos que sólo las seis últimas -que están dedicadas a Conchita Badía, que las estrenó en Barcelona tan pronto estuvieron listas-, fueron editadas, en 1933, por la Universal Edition de Viena y reeditadas más tarde por la Boosey & Hawkes.
    Como afirma Joaquim Homs en su indispensable Robert Gerhard i la seva obra, publicada por "Biblioteca de Catalunya" en 1991 pero todavía de inexcusable consulta, el músico de Valls se había ya distanciado notablemente en los últimos años veinte, en cuanto a la forma de tratar el canto popular, de la adoptada por sus colegas. En las Cançons populars de Catalunya -señala Homs- "aplica procedimientos similares a los que utiliza en las obras de cámara, de tal manera que todas las partes acompañantes están siempre íntimamente relacionadas con la melodía principal o con sus derivaciones". Y llama especialmente la atención sobre "la estrecha vinculación del acompañamiento musical a las características melódicas y expresivas de las canciones". Lo que puede hacerse extensivo -cabría añadir- a toda la producción gerhardiana de este tipo. Porque, como subraya el propio Antón Cardó, cualificado estudioso del piano acompañante del compositor, es verdaderamente admirable el grado que hay en él de austeridad, de economía de medios y de materiales, de muy cuidada atención por mantener ante todo y sobre todo la autenticidad, la fidelidad al espíritu y a los climas que emanan de los textos y de las situaciones que se narran.

      1. Roberto Gerhard (1896-1970)
      1. Dues cançons de joventut (Autor desconocido)
      2. Lied (Autor desconocido)
      3. Cante jondo (4 canciones tradicionales de Andalucía)
      4. Tres canciones toreras (1943) (Autor desconocido)
      5. Lassa, mesquina, qué faré? (1932) (Pere Serafí, s.XVI)
      6. 12 Cançons populars catalanas