(I) Ciclos de Miércoles Un siglo de música para trío en España 1890-1990

(I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Trío Mompou . Joan Lluis Jordà, violín. Mariano Melguizo, violonchelo

PRIMER CONCIERTO ___________________________________________________


NACIONALISMOS Y NEOCLASICISMOS

La reincorporación de España al proceso creativo musical universal se realiza, como hemos escrito, durante el último cuarto del siglo XX, a partir de una actitud marcadamente nacionalista. Este movimiento, generalizado en el mundo, no obedece a parámetros caprichosos de los compositores sino a causas socioculturales que aún hoy perduran como numen creativo en muchos países y de forma diversa. Es, pues, una constante que surgió como punto de encuentro entre las corrientes de los siglos XIX y XX, y que fácilmente se comprende como nexo o confluencia de dos actitudes culturales que necesitan no perderse de vista: la cultura burguesa, a punto de fenecer con el viejo siglo, y la cultura popular, asida al tren del nuevo.

Una mera observación del desarrollo musical nos hará ver que la situación no ha cambiado, ni como dato de controversia, ni como constante creativa.

Lo mismo sucede con el ambiguo término de neoclasicismo. Es como una raíz de la que paradójicamente quisiéramos prescindir porque nos ata demasiado, y a la que inevitablemente retornamos y nos aferramos porque nos protege. Desde el punto de vista musicológico no hay nada que objetar, al igual que desde el psicológico, las cosas son como son..., porque la realidad nos proporciona ejemplos de gran valor en ambos sentidos.

El programa de hoy trata de resaltar estas constantes, y es curioso observar que el ciclo de tres conciertos se inicia precisamente con la obra de Bretón, escrita en el marco nacionalista de 1890, junto a la obra de M. Seco, escrita en el más reciente marco neoclasicista de 1990. Un gallego, Groba, pertinente en su discurso de autóctona raigambre, y un cántabro, Samperio, mezclando con el máximo respeto el contenido de matiz popular con el rigor de la forma clásica. Finalmente, como el más hermoso colofón, el ejemplo de un músico genial, nacionalista y neoclásico, como correspondía a su tiempo: Malats, que tuvo tiempo en vida de ser uno de los pianistas de mayor prestigio, pero la muerte excesivamente temprana nos privó de lo que su Trío nos brindaba.
Tomás Bretón

Cuatro piezas españolas
Este ilustre autor de La Verbena de la Paloma, joya indiscutible de nuestro género lírico, paladín donde los hubiera de la música española, es traído aquí con una obra especialmente bella e interesante por tratarse de un género que el compositor salmantino no prodigara en demasía: el género camerístico. Pero la muestra es elocuente; son cuatro piezas españolas que, manteniendo toda su esencia popular, se desarrollan con una maestría digna de un espíritu de gran refinamiento como el que tuviera Bretón. También aporta, como Arbós, temas tópicos; un aire que él titula Oriental y que nos acerca al espíritu lúdico de los moros y cristianos; un Bolero como mandan los cánones, aunque con la característica del modo menor, que le confiere un sesgo nostálgico muy atractivo; un Polo gitano también ortodoxo y un Scherzo andaluz que él titula así jugando el aire de sevillanas y coplas de sutil elaboración.
Manuel Seco

Tríosonata
Manuel Seco de Arpe nació en Madrid en 1958 y se formó con Bernaola y García Abril en España, así como con Donatoni en Italia. En la actualidad es catedrático de Composición en el Conservatorio Superior de Murcia. Es, pues, un joven compositor que se identifica con un bagaje formativo de gran solidez y un currículum plagado de galardones.

La Tríosonata, op. 56, está escrita a principios de 1989, por encargo del CDMC, para el Trío Mompou. Se articula en cuatro movimientos, los dos primeros sin solución de continuidad.

La partitura se sitúa entre una serie de obras como son: los Conciertos de la senda, núms. 3 y 4, y los Contornos de púrpura y escarlata para piano, obras que son el resultado de una búsqueda intensa y decidida, tendente a definir un lenguaje de simbiosis estilística a través de una reflexión historicista, producto del estudio, en este caso, de los elementos compositivos del alto barroco desde una óptica contemporánea.

Al contrario de las otras obras citadas, no aparecen en ésta temas referenciales claramente definidos, sino el espíritu de una época a través de gestos tipificados y procedimientos estilísticos constantemente difuminados por intervenciones distorsionadoras con intenciones de crear una atmósfera atemporal, evitando una escritura a la manera del barroco o a la manera de la música contemporánea convencional.

Giros y procedimientos de dos épocas relacionadas a través de un acto casi musicológico, en donde la cultura musical del oyente juega un papel decisivo. Procedimientos, no obstante, basados en los principios de la discursividad musical regida por el contraste entre tensión y relajación, que actúa como elemento unificador de la obra y la idea.
Rogelio Groba

Galicia Anterga (Nemetanos)

Rogelio Groba nació en Guláns, Ponteareas (Pontevedra) en 1930. Pertenece a la generación denominada del 51, pero su trayectoria ha sido coherente con su actitud creativa en el marco de un lenguaje nacionalista galaico. Estudió en Madrid, en el Conservatorio, donde fue premiado como estudiante. Como compositor también es premiado en Suiza (Internacional Dante Luini), y en la actualidad es director del Conservatorio de La Coruña y director de orquesta.

Galicia Anterga es una colección de obras breves que Rogelio Groba ha elaborado en forma de ciclo para Trío por encargo del CDMC. Ello supone la realización de un amplio proyecto que expresa aspectos profundos de la nacionalidad galaica, organizado sobre la significación y el significado de nombres gentilicios que Groba usa para penetrar y proyectar el carácter singular de un pueblo. Nemetanos, Supertamaricos, Nerios, Brittones, Artabros, etc., forman un caleidoscopio de nombres casi mágicos que nos introducen en el mundo fascinante de la etnia galaica. Los temas usados por Groba son esencialmente de un valor étnico musical puro y su desarrollo se produce con estructuras de raíz también popular, es decir, con canciones y bailes de neto sabor galaico: Alalá, Foliadas, Cantigas, Muñeiras, Pandeiradas, son términos tan sugerentes como los gentilicios usados para todo el ciclo. Hoy se produce el primer estreno absoluto de uno de los ocho cuadernos que configuran el ciclo: Nemetanos, uno de los títulos de origen celta (lugar de reunión ritual) que Groba desarrolla con una Foliada (variante de la jota gallega), una Cantiga (canción de carácter lírico), una Muñeira, un Alalá (canción de añoranza) y una Pandeirada (baile antiquísimo de Galicia).
Miguel Angel Samperio

Trío
Nacido en Santander (1936), Samperio se formó como pianista y compositor en su tierra natal y en Madrid con Calés Otero, entre otros muchos, así como en París con Nadia Boulanger. Es también pedagogo y su vida se desarrolla en ambas direcciones, la Pedagogía (catedrático en la Universidad de Cantabria) y la Composición, con un buen número de obras estrenadas y aplaudidas.

El Trío es una obra compuesta por encargo del Festival Internacional de Santander (1985), que no elude procedimientos actuales y utiliza algunos patrones tradicionales en un deseo evidente de síntesis de procedimientos. La estructura de este Trío para violín, violonchelo y piano la describe el autor de esta manera:

El primer movimiento, Andante, muy cromático y rítmico, se basa en varias frases temáticas apoyadas en acordes de estructura nada convencional, aun conservando cierto funcionalismo, cada una de las cuales es desarrollada tras su presentación. El movimiento, como totalidad, adopta una estructura ternaria en muchos aspectos semejante a la sonata.

El segundo movimiento, Lento, se estructura sobre dos frases, una inicial de dos compases (6/8) que se presenta varias veces con añadidos y transformaciones diversas, dando nacimiento a sendos episodios; y otra en valores más breves que aparece en dos ocasiones a modo de segundo tema tras el primero y último de los episodios señalados.

El Allegretto final discurre sobre una base rítmica de acordes incisivos en breves valores isócronos y sobre una célula melódica formada por un rápido diseño cromático ascendente que reposa sobre el sonido inicial, de valor más largo. Estos elementos básicos se combinan con otros secundarios para lograr una forma no muy lejana a la del primer movimiento.
Joaquim Malats

Trío
Malats pertenece a la arraigada estirpe de malogrados de la música española, como Arriaga, Usandizaga y otros. Nacido en Barcelona en 1872, la muerte nos lo arrebata, también en Barcelona, en el año 1912. Había sobresalido como eminente pianista de renombre mundial al lado de Albéniz y Granados, pero su categoría como compositor no le va a la zaga, aun siendo su obra escasa y corta, como su vida. Estudió en el Conservatorio de París, donde consiguió el Gran Premio, y en la memoria están sus grandiosos éxitos como pianista. Su recuerdo como compositor aparece reseñado en las enciclopedias con la famosa Serenata española y con un Trío, como ejemplos de música de salón. Tiene razón y gracia Tomás Marco cuando escribe que si el Trío de Malats es música de salón, el Parsifal de Wagner debe ser un sainete en un acto...

El Trío de Malats es una obra maestra del mejor cuño nacionalista y una sólida estructuración dentro de la gran tradición de la música de cámara romántica. Sus tres movimientos están ordenados según la tradición de la sonata clásica, Allegro-Andante-Allegro, y su estructura formal también responde a la tradición: I, Forma Sonata; II, Lied; III, Forma Rondó.

      1. Tomás Bretón (1850-1923)
      1. Cuatro piezas españolas
      1. Manuel Seco de Arpe (1958)
      1. Triosonata Op. 56
      1. Rogelio Groba (1930)
      1. Galicia anterga
      1. Miguel Ángel Samperio (1936-2000)
      1. Trío
      1. Joaquín Malats (1872-1912)
      1. Trío en Si bemol mayor