(y III) Ciclos de Miércoles Un siglo de música para trío en España 1890-1990

(y III)

  1. Este acto tuvo lugar el
Trío Mompou . Joan Lluis Jordà, violín. Mariano Melguizo, violonchelo

TERCER CONCIERTO ___________________________________________________

TRADICIÓN Y VANGUARDIA
Quizá no haya existido tiempo alguno en el que la controversia tradición-vanguardia no haya desatado ríos de tinta y torrentes de discusión. Es lo normal, y peligroso sería si dejara de ser habitual. Pero lo cierto es que la propia controversia no deja de ser un artificio, quizá necesario para la diversión, que se difumina en instantes, ya que siempre sucedió que lo que hoy es vanguardia mañana pasa a ser tradición y lo que aparece repentinamente como un torrente revolucionario, en pocos instantes se convierte en un remanso de aceptado bienestar. Pero nuestro título no pretende más que la referencia sobre la que construir multitud de programas en los que recoger lo que siempre aparecerá dentro de ese juego malabar que nos hace disfrutar con lo que parece ser y al final... ¡es!

Nombres tan ligados a la «vanguardia» como los de Tomás Marco, cuyas experiencias enfurecían al «respetable», comienzan hoy a ser asumidos como parte de nuestra piel histórica absolutamente «normalizada»; o como el insigne Gerardo Gombáu, a quien el tiempo hará justicia como uno de los grandes de la música española, combinándose él mismo, en un juego picasiano, el ardor más excitante de lo vanguardista y el calor más reconfortante de lo ético. En medio, dos figuras que han sabido conjugar ambas posturas, uno en el sosegado mundo de la observación magistral, Xavier Montsalvatge, y otro en el dorado universo de la juventud, José Luis Turina. Y los que no han sido incluidos en el programa, que serían todos menos los incluidos, bien podrían estarlo, porque de esta ingenua filigrana no se libra ni... el apuntador.
José Luis Turina

Trío
Nació en Madrid en 1952 y se formó en Barcelona y Madrid (García Abril y Alís). Posteriormente estudió con Bernaola, R. Halffter y Donatoni en Roma. Es un compositor con numerosos premios en su haber y dedicado también a la enseñanza como profesor en el Real Conservatorio de Madrid.

El Trío fue escrito al final de 1983 para el Trío Mompou, a quien está dedicado, y se sitúa entre sus obras orquestales Pentimento y Ocnos.

Es una obra que no plantea grandes dificultades desde un punto de vista estructural, pues se desarrolla dentro de un equilibrio formal perfectamente inteligible. Es una música transparente y con un planteamiento sencillo, como el mismo Turina escribe: «El Trío quiere ser un descanso entre las dos obras orquestales mencionadas, algo que me sirviera para despejarme de la primera y ponerme en condiciones de abordar la segunda; de ahí su aspecto formal, un tanto académico. El primer movimiento es un canon entre violín y violonchelo con algunas intervenciones del piano tendentes a acentuar el carácter de sosiego por mí buscado. El segundo es un breve «Scherzo» a la antigua usanza, y el tercer movimiento, quizá un poco más complejo, responde a la clásica forma de sonata. El resto de elementos (armónicos, melódicos, etc.) son de elaboración libre, aunque su organización responde a un deseo previo de construir una música de desarrollo tradicional en el más estricto sentido.»

Se trata, pues, de una obra de cámara, también en el más estricto sentido, con el carácter de «divertimento» a la manera clásica, sin pretender problematizar en exceso ni al intérprete ni al oyente.
Xavier Montsalvatge

Trío
El gerundense Xavier Montsalvatge nació en 1912 y fue discípulo de Morera y Pahisa. Sus primeras producciones se movieron en estéticas bien dispares, desde el nacionalismo inevitable en su tiempo hasta los politonalismos desenfadados de la música europea de la década de los treinta, sin olvidar el influjo de Schoenberg, a quien conoció en Barcelona. Curiosamente, su voz más personal la encontrará haciéndose eco de ciertas músicas latinoamericanas, en lo que se ha dado en llamar su período «antillano». Mas los planteamientos de relectura del clasicismo europeo estarán siempre presentes en toda su obra, lo cual le hace no adscribirse a ninguna línea estética determinada. Hoy es, sin duda, uno de los patriarcas de la música española.

El Trío está compuesto con dos homenajes que escribió por encargo, el primero para las Jornadas Cervantinas de Alcalá de Henares (encargo de la Caja de Madrid) en homenaje a Cervantes (Balada y Ritornelo) y el segundo (encargo de CDMC) para el homenaje tributado a Mompou (Diálogo con Mompou). Dado el carácter y el matiz con que fueron escritos ambos homenajes, Montsalvatge decidió editarlos bajo el título único de Trío, organizándose éste en tres partes: I, Balada a Dulcinea; II, Diálogo con Mompou; III, Ritornelo. La relación dinámica entre cada uno de los «nuevos» movimientos del Trío es certera por cuanto que Montsalvatge resume con el recuerdo de su más precioso estilo antillano una unidad no prevista inicialmente.
Tomás Marco

Trío concertante Nº 1

Tomás Marco nació en Madrid en 1942 y estudió violín y composición junto con la licenciatura de Derecho. Amplió estudios musicales en Francia y Alemania con Boulez, Sotckhausen, Maderna, Ligeti y Adorno. En 1969 obtuvo el Premio Nacional de Música. También ha obtenido premios de la Fundación Gaudeamus, de Holanda, en 1969 y 1971, Sexta Bienal de París, Premio de la UNESCO, Centenario de Casals, etc.

Tomás Marco ha atribuido a su obra un carácter concertante, y así la titula Trío concertante Nº 1. Con tal premisa, Tomás Marco obliga a los tres instrumentos del grupo a elaborar una obra como si de un solo instrumento se tratara. Los esquemas o elementos estructurales son utilizados como material de síntesis que los instrumentos van tejiendo con variantes interválicas y métricas. Esto se evidencia especialmente en las dos primeras secciones del Trío contrastadas, fundamentales por las sensaciones puntuales de la primera y las sensaciones lineales de la segunda. La tercera sección se elabora, también por contraste, en forma de superficie sonora, y la cuarta surge como una síntesis o amalgama de las tres anteriores.
Gerardo Gombau

Trío en Fa sostenido
Gombau es una de las personalidades musicales más atractivas de nuestro tiempo, pero aún sumido en un olvido inquietante por parte de la música y los músicos españoles.

Nacido en Salamanca el año 1906 y muerto en Madrid en 1971, Gombau se comportó siempre como un músico de personalidad finísima, a la vez que persona de destacados valores humanos y profesional intachable como pianista, como profesor y como amigo envidiable. Hombre de una gran curiosidad, su música evolucionaba y se adentraba en todos los campos, desde la vanguardia más absoluta hasta las técnicas más convencionales.

Su Trío en Fa sostenido pertenece a su primera época, de marcado carácter nacionalista, aunque ello responde sólo al aspecto ideológico de la obra, ya que técnicamente Gombau se adentra en un magistral discurso camerístico digno de los más grandes.

Está organizado en cuatro tiempos cuya estructura responde a moldes clásicos: I, Andantino en forma de sonata; II, Andante según la típica forma Lied; III, Scherzo convencional con el Trío intermedio; IV, Allegro en forma Rondó.

      1. José Luis Turina (1952)
      1. Trío
      1. Xavier Montsalvatge (1912-2002)
      1. Trío
      1. Tomás Marco (1942)
      1. Trío concertante nº 1
      1. Gerardo Gombau (1906-1971)
      1. Trío en Fa sostenido