(II) La canción en Cataluña Ciclos de Miércoles Canción española del siglo XX

(II) La canción en Cataluña

  1. Este acto tuvo lugar el
Pura Mª Martínez, soprano. Rogelio Gavilanes, piano

SEGUNDO CONCIERTO La canción en Cataluña

La canción es la música en su estado más
íntimo y desnudo.

          Eduardo Toldrá

Es Cataluña una de las regiones de la Península que ha matenido mejor sus tradiciones. Sus danzas y canciones populares, conservadas a través de los esbarts y de las masas corales
(estas últimas, a partir de Anselm Clavé [1824-1874], han jugado un papel decisivo en la conciencia musical y social catalana) tienen un alto contenido espiritual que ha trascendido a la canción culta.

Es también notable la bibliografía del acervo folklórico de Cataluña, comenzando por la obra ingente de Joan Amades y su Costumari catalá en cinco tomos, o las cuatro series de Cançons populars catalanes aparecidas en la Biblioteca Popular de l' Avenc.

Uno de los primeros compositores en escribir melodías con texto catalán fue el músico aragonés instalado en Barcelona, Fermín María Alvarez (1833-1898), autor de un centenar de canciones que gozaron de enorme difusión, entre ellas Los ojos negros, La partida, Consejos, El último sueño, La niña pobre, etc. Sin embargo, y aunque no figuren en este programa, al hablar de los orígenes del lied catalán moderno es inevitable citar a tres importantes personalidades: Felipe Pedrell (1841-1922), padre del nacionalismo musical español, Francesc Alió (1862-1908), cuyas Cançons catalanes de 1887, sobre poemas de Verdaguer, Guimerá, Matheu y Apeles Mestres, abren el camino al empleo de las melodías tradicionales en la canción de concierto, y Enric Morera (1865-1942), fuerte personalidad que alcanzó una rara perfección entre las tendencias del lied europeo y la expresión tradicional de la canción catalana.

Isaac Albéniz nos ha dejado algunas colecciones de melodías para voz y piano, entre ellas las cinco inspiradas por Rimas de Bécquer, obra juvenil de sus veinte años, o las muy bellas Quatre melodies, publicadas en París el año de su muerte, sobre textos del banquero inglés Money Coutts, traducidos por Calvocoressi al francés, y dedicadas a Gabriel Fauré. Hoy escuchamos tres de las seis Baladas para canto y piano compuestas sobre textos italianos de la marquesa de Bolaños. Aunque un poco discursivos, estos poemas no carecen de encanto y aciertos parciales. Albéniz ha conseguido, en varias de ellas, captar el aire meridional de ciertas canzonetti italianas que podemos oír a un gondolero veneciano o a un pescador napolitano. Esto queda claro, por ejemplo, en La lontananza.

Mas conseguida e interesante es la aportación de Enrique Granados, uno de los más certeros y personales autores de canciones de la historia española. Su mejor obra en este campo son las Tonadillas al estilo antiguo, sobre textos de Periquet (1912-1913), tan elegantes como teñidas de un casticismo de origen goyesco que siempre le atrajo. Hoy oímos la primera de la muy apasionante trilogía de tonadillas La maja dolorosa, aque- lla que comienza jOh muerte cruel! , y una canción de signo modernista titulada Elegía eterna con texto catalán del poeta y dibujante Apeles Mestres.

Por otra pane, frente al vagoroso y místico espíritu del modernismo, la obra de Mompou y la de Toldrá, cada una a su modo, se relacionan con la corriente, tan fuerte en Cataluña, del noucentisme, transida de una d ' orsiana luminosidad mediterránea.
  
De Federico Mompou, maestro del piano y de la canción, oiremos un primerísimo tanteo plenamente conectado con el impresionismo debussista francés, L'hora grisa (1915), con texto de su amigo el compositor Manuel Blancafort, y dos ejemplos de su última etapa creadora, surgidos el año 1951: el sereno Cantar del alma, sobre SanJuan de la Cruz, y el apasionado Aureana do Sil, poema de Ramón Cabanillas en lengua gallega.

El gran director de orquesta, violinista y excelente compositor Eduardo Toldrá ha dejado un conjunto de canciones de extraordinaria belleza, en las que brilla el talento poético claro y exacto. Hoy oímos dos canciones sobre clásicos castellanos (1941): Cantarcillo (Lope de Vega) y Después que te conocí (Quevedo), con su bello estribillo pianístico; y dos canciones catalanas: el sereno Canticel de Josep Carner (1923) y la Cançó de l'amor que passa(1925) sobre poema de Tomás Garcés, autor que le había proporcionado los textos del ciclo L 'ombra del lledoner el año 1924. ¡Tiempos felices cuando, el mismo año de la aparición de un libro de poesía, nacía su paralelo ciclo musical! Joan Fuster ha escrito cómo el poeta barcelonés (Garcés), lejos del hermetismo y la frialdad intelectualista que otros re- presentaban, aunque sin salirse de un molde que era común con ellos, emprendía un peregrinaje a las fuentes, y estas fuentes -el pueblo-, le proveían de cadencias y de claridades entrañables.

En esa línea transparente debemos ver las canciones del ciclo L 'infantament meravellós de Schahrazada, Op. 1 (1917), del tarraconense Robert Gerhard. El gran músico de Valls, uno de los más notables que ha producido nuestro siglo, nos dejó en este ciclo, estrenado por una de las maestras de la canción española. Conchita Badía (ella. Victoria de los Angeles. Montserrat Caballé y más recientemente, Montserrat Alavedra y Carmen Bustamante, han hecho mucho por difundir la canción catalana) una admirable muestra de su primer estilo, derivado del magisterio que sobre él ejercieron Pedrell y Granados. L 'infantament está basado en poemas del barcelonés Josep María López Picó (1886-1957), seguidor de Carner y afecto, por tanto, a la estética noucentiste.
  

Después de dos canciones del ciclo de Gerhard-Picó, oímos dos canciones gallegas de los Blancafort, padre e hijo.

Manuel Blancafort (La Garriga. 1897) es uno de esos clásicos catalanes, como Mompou, cuya obra rezuma equilibrio, claridad y orden constructivo.

Alberto Blancafort, conocido como director de orquesta y de coros, dejó constancia, en no demasiadas ocasiones, de su talento como compositor instrumental y, aún más, en el campo vocal.

En cuanto a Xavier Montsalvatge, todos hemos admirado, año tras año, su continua evolución estética, desde el exótico antillanismo de su primera etapa hasta la objetividad politonal y expresionista de obras más recientes, donde el estilo se ha depurado al máximo.

Las Cinco canciones negras (hoy oímos la primera, cuarta y segunda) fueron escritas entre 1945 y 1946, y su éxito fue fulminante. La Canción de cuna para dormir a un negrito, con texto de Ildefonso Pereda Valdés, está entre las piezas más interpretadas y aplaudidas de nuestra música. Similar delicadeza y exotismo encontramos en el evocador poema de Alberti Cuba dentro de un piano o en Punto de habanera, de Néstor Luján. El propio Montsalvatge realizó una excelente orquestación, llena de matices, de estas Canciones negras, que preceden en dos años a la Canción amorosa que figura en el programa de hoy, junto al Soneto del siempre admirado Manuel de Falla, cuyas obras El retablo de Maese Pedro y el Concierto para clavicémbalo, con- figuran por sí solas -según Montsalvatge- la música española contemporánea. Una música que, sin duda alguna, debe mucho al compositor gerundense, entre otras cosas la coherencia con que rechaza los saltos en el vacío.

      1. Felipe Pedrell (1841-1922)
      1. Seguidillas gitanas (Popular)
      1. Enric Morera (1865-1942)
      1. A un roser (T. Catasús)
      1. Ricardo Lamote de Grignon (1899-1962)
      1. Siete cancioncillas en estilo popular: ¡Ay que non era! (anónimo)
      1. Roberto Gerhard (1896-1970)
      1. Cancionero de Pedrell: Laieta (Popular de Cataluña)
      2. Cancionero de Pedrell: Soledad (Popular. Asturias)
      1. Xavier Montsalvatge (1912-2002)
      1. Seis canciones para niños: Cancioncilla sevillana (F. García Lorca)
      2. Cinco canciones negras: Canción de cuna para dormir a un negrito (I. Pereda Valdés)
      1. Eduard Toldrà (1895-1962)
      1. Seis canciones: Cantarcillo (Lope de Vega)
      2. L'ombra del lledoner: Cançó de grumet (Tomás Garcés)
      1. Federico Mompou (1893-1987)
      1. Combat del somni: Damunt de tu, només les flors (J. Janés)
      1. Amadeo Vives (1871-1932)
      1. Canciones Epigramáticas: El retrato de Isabela (Popular)
      2. Canciones Epigramáticas: La presumida (Popular)
      1. Enrique Granados (1867-1916)
      1. Tonadillas en estilo antiguo: El majo tímido
      2. Tonadillas en estilo antiguo: El mirar de la maja (popular)
      3. Tonadillas en estilo antiguo: El tra la la y el punteado (popular)
      4. Tonadillas en estilo antiguo: La maja dolorosa (II. ¡Ay majo de mi vida!)
      1. Fernando Obradors (1896-1945)
      1. Canciones clásicas españolas Vol. I: Corazón, ¿por qué pasáis...? (Popular)
      2. Canciones clásicas españolas Vol. II: Del cabello más sutil (anónimo)
      3. Canciones clásicas españolas Vol. III: El vito (Popular)