Homenaje a Rodolfo Halffter: con motivo de sus 80 años (I) Ciclos de Miércoles Homenaje a Rodolfo Halffter

Homenaje a Rodolfo Halffter: con motivo de sus 80 años (I)

  1. Este acto tuvo lugar el
Perfecto García Chornet, piano

Primer concierto: Miércoles 6 de Febrero
Once Bagatelas, Op. 19
Datan de 1949 y siguen en el catálogo de Rodolfo Halffter a su Sonata para piano, Op. 16, los Tres epitafios, Op. 17 (para coro "a cappella") sobre textos cervantinos y la Pastorale, Op. 18, para violín y piano. Las estrena, el 30 de Enero de 1950, la pianista y compositora mejicana, Alicia Urreta, a quien están dedicadas. A pesar de su sencillez aparente, las Once bagatelas, que poseen un primordial cometido pedagógico, tratan de acercamos un piano actual, superados bastantes problemas de índole puramente instrumental. Insisten, nuevamente, en los resultados que pueden derivarse del fenómeno físico-armónico de la resonancia, para abundar en el terreno de la politonalidad. Vienen a ser once breves momentos de rara belleza, bien contrastados entre sí, si simples en su factura, de adecuada superación de la dificultad pianística, anticipadores de páginas posteriores del mismo autor.

Tres hojas de álbum, Op. 22
Todos los esbozos y primeras obras (inéditas), "se producen dentro del campo del cromatismo y de la vaguedad tonal", afirma el propio Rodolfo Halffter. Con sus Tres hojas de álbum, Op. 22 (estrenadas, el 8 de Julio de 1962, por el pianista Francisco Gyves, aunque se fechasen en 1953), llega su primera obra dodecafónica, como si se hubiera vencido una etapa de tentativas de rehuir el sistema tonal. En el dodecafonismo halffteriano, lo primero a señalar es su acusada personalidad, apoyada en la observación formalista que dirige su mirada hacia la alusión hispánica. Es muy aleccionador cuanto, por la época de escritura de esta obra, dice Rodolfo a su sobrino Cristóbal:   "... la música dodecafónica de Dallapiccola suena a italiana y la de Boulez a francesa. ¿Qué decir de Strawinsky? Agón, tan próximo al arte de Webern es, al mismo tiempo, tan strawinskyano como "La consagración"... En mis obras seriales, trato de conservar vivo el "espíritu español". Sin embargo, el autor me diría en alguna ocasión: "Es la más schoenbergiana de mis obras y lo menos personal mío". En definitiva, los tres momentos -Adagio, Scherzo y Allegro marziale- suponen su incidencia en un dodecafonismo que no elimina su inveterado afan de síntesis, su españolismo, su minucioso orden...

Laberinto (Cuatro intentos de acertar con la salida), op.   34  

Laberinto fue escrito entre 1971 y 1972; la primera de las acepciones académicas de este vocablo, dice: "Lugar artificiosamente formado de calles, encrucijadas y plazuelas, para que, confundiéndose el que está dentro, no pueda acertar la salida". Parece claro que el explícito título de la obra, con un igual número de fragmentos, tenga alguna relación con tal definición: Cuatro intentos de acertar con la salida. La obra pertenece al grupo de páginas dodecafónicas para piano, escritas por el compositor en fechas recientes todavía. En esa búsqueda de la salida laberíntica, llevada por distintos caminos con un nexo común en la serie dodecafónica, podrán ser observadas múltiples particularidades, y hasta una amplitud aleatoria obliga al autor a indicar un cuadro de "Símbolos", que contribuyan a ampliar o liberar la indudable sujección obligada por nuestro habitual modo de escribir música. Pero..., irremediable e indefectiblemente, la nota final de los cuatro momentos, serán los Fa de las dos manos, en las regiones extremas del piano, contenidos en los tres últimos compases de cada momento, con un igual significado expresivo. Una misma serie se utiliza en cada caso, y el total, desde un punto de vista instrumental, es de brillantez muy atractiva. Laberinto fue estrenado por María del Carmen Higuera, el 3 de Abril de 1973.

Tercera Sonata, Op. 30

Catorce años transcurren entre las Tres hojas de álbum y la Tercera Sonata del piano de Rodolfo Halffter, escrita en 1967, como su Op. 30. He tenido el honor de ser su destinatario en la dedicatoria. Se estrenó el 20 de Octubre de 1967, con ocasión del II Festival de Música de América y España, por el pianista Carlos Barajas. El falso "imposible realizado", suscrito por un musicólogo al ensalzar esta obra, tratando de señalar una disociación entre la forma y el sistema dodecafónico, por si otros ejemplos anteriores no nos mostraron tal equivocación, aquí vuelve a ser ratificado por nuestro músico. Sí, evidentemente, las relaciones tonales no pueden existir, si campea el respeto formal y hasta puede hablarse de cierta dependencia temática..., como quiero demostrar en el análisis que realizo en mi libro, llegados a este capítulo. No se olvidan aquellos fundamentos derivados del fenómeno físico-armónico, que sustentaron en tiempos anteriores el gustado politonalismo. En su tercer tiempo se incorpora el elemento aleatorio que, en su mayor parte, afectará a una libertad interpretativa, difícil de ceñir a lo puramente escrito. La Tarcera Sonata, dividida en cuatro tiempos -Allegro, Moderato cantabile, Libe ramente e Impetuoso- nos da una sensación de naturalidad del mensaje artístico..., y el cálculo, la frialdad de la pura elucubración matemática, parecen desvanecerse ante este dodecafonismo halffteriano, que resulta entroncado con aquellos mundos neoclasicistas que marcaron, con fuerte impronta, las obras, no tan lejanas en el tiempo, de este compositor.
Homenaje a Antonio Machado, Op. 13

El 29 de Noviembre de 1944 -año de su escritura-, Miguel García Mora estrena el Homenaje a Antonio Machado, Op. 13, de Rodolfo Halffter. La obra es resultado de un encargo de la Editorial Séneca, fundada en la ciudad de México, al concluir nuestra guerra civil - así nos informa el propio compositor-, por la Junta de Cultura Española, integrada por un grupo de intelectuales españoles republicanos y presidida por José Bergamín, escritor; José Camer, escritor y ministro plenipotenciario; y Juan Larrea, poeta, bibliotecario y arqueólogo. En 1940, la Editorial Séneca publicó, en un tomo pulcramente impreso -sigo el relato del maestro-, las "Obras completas" de Antonio Machado. Todos nosotros, los intelectuales españoles en el exilio, considerábamos a Antonio Machado como el más grande poeta español de nuestro tiempo y le respetábamos por su condición humana, noble y sencilla. Desde el día de su muerte, en Colliure (1939), se despertó en mí el deseo de componer un homenaje al egregio poeta desaparecido... "En todos nosotros, entonces, latía la esperanza de recuperar, pronto, la patria perdida. Por esta razón, aparece en la edición de mi Homenaje a Antonio Machado, antes de que comience la música, el poema que dice:
esperar, aguarda que la marea fluya,
-así en la costa un barco- sin que al partir te inquiete.
Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya... "

La obra, muy hermosa, es una sonata grande en cuatro tiempos, en realidad: Allegro, Allegretto tranquillo, Lento y Allegro. La forma que estructura el primer tiempo, el valor de la novedad armónica, la escritura lineal tan cuidada, su sabor español dentro del neoclasicismo escurialense y la austeridad castellana, el culto que nuestro compositor rinde a la Castilla, corazón de España, son esenciales características de la obra.


      1. Rodolfo Halffter (1900-1987)
      1. Once Bagatelas, Op. 19
      2. Tres hojas de álbum, Op. 22
      3. Laberinto (Cuatro intentos de acertar con la salida), Op. 34
      4. Tercera sonata para piano, Op. 30
      5. Homenaje a Antonio Machado, Op. 13