(y V) Ciclos de Miércoles Ciclo de guitarra (1978)

(y V)

  1. Este acto tuvo lugar el
José Luis Lopategui, guitarra

Repasados los clásicos de la guitarra española en los recitales anteriores, José Luis Lopátegui se enfrenta hoy, en la primera parte de su espléndido programa, a varias obras españolas contemporáneas de distinta filiación estética, pero aunadas bajo el criterio común de búsqueda de nuevos horizontes sonoros para este instrumento. En un segundo bloque, la rica guitarra latinoamericana queda bien representada por el venezolano Antonio Lauro, el cubano Leo Brower y el brasileño Heitor Villa-Lobos.
Mauricio Ohana, tras su aprendizaje barcelonés, se formó en París (fue discípulo de Lesur en la Schola) y se integró también en algún grupo italiano en torno a Casella. Lejos de España ha mantenido siempre una vinculación artística cierta con nuestra música: el Tiento es ejemplo de libre creación a partir de motivos muy guitarrísticos (obsérvese la plenitud instrumental de los acordes y rasgueados iniciales) y muy nacionales.
Del catalán Xavier Benguerel se estrena en concierto su obra Versus (de 1974), conocida a través de la grabación que de ella hizo Sigfried Behrend en R.N.E. en el mismo año de su composición. Versus presenta un curso contrastado, albergando el repaso de variados efectos instrumentales que requieren del ejecutante notable virtuosismo.
Por su parte, Tomás Marco compuso Paisajes grana en 1975, atendiendo el encargo de la Universidad Hispanoamericana de Santa María de la Rábida, en homenaje a Juan Ramón Jiménez. A partir de una célula melódica bien definida -que reaparece al final- la página se estructura en base a la alternancia de fragmentos melódicos (con la continua presencia del intervalo de semitono) y conglomerados sonoros de mayor peso,creándose un clima poético muy en consonancia con la idea motriz que supone el poema de Juan Ramón.
Finalmente, en (a primera parte se nos ofrecen las Analogías de Leonardo Balada, obra dedicada a Narciso Yepes. la música, nacida a impulsos físicos(repárese en los títulos de los movimientos) y sin las apoyaturas «argumentales» de otras partituras de Balada, se adecúa espléndidamente al instrumento para el que está escrita.
Antonio Lauro (1917) es el más celebrado compositor para guitarra de Venezuela. Sin que quepa advertir una postura estética premeditada o apremiante, Lauro recrea el folklore venezolano (o lo inventa) con la naturalidad y el talante espontáneo del músico nato. Sus Valses son diminutas perlas que atraen al intérprete y resultan muy gratas al oyente.
El excepcional guitarrista que es Leo Brower (1939) ha alcanzado como compositor un singular lenguaje que, con pareja propiedad, se adapta a la recreación de la popularísima conga tan pronto como a la evocación de mundo sonoros sumamente abstractos. Sólo un virtuoso del instrumento espléndidamente dotado para la composición pudo haber creado el magistral díptico que es Canticum. En cuanto al Elogio de la danza (de 1964, cuatro años anterior a Canticum)es una buena muestra en la línea de recreación culta del folklore sudamericano.
Se cierra el concierto con cuatro piezas del que quizá sea el más apreciado compositor de Sudamérica. Heitor Villa-Lobos (1887-1959), quien, entre su inmensa e irregular producción, ocupóse ampliamente de la guitarra. Villa-Lobos se alineará tempranamente en la corriente de recuperación de la guitarra para la sala de conciertos que se verificaba en nuestro país y, volviendo la mirada hacia las pequeñas formas intimistas del piano romántico europeo, compondría colecciones de Preludios y Estudios que, trascendiendo de las cortas ambiciones estéticas que tales títulos confiesan, exponen una alta inspiración musical que es, por lo demás, inseparable de los caracteres instrumentales de la guitarra: de ahí el éxito -tan justo como perdurable-de estas páginas.

José Luis García del Busto


      1. Maurice Ohana (1914-1992)
      1. Tiento
      1. Xavier Benguerel (1931)
      1. Versus *
      1. Tomás Marco (1942)
      1. Paisaje grana (homenaje a Juan Ramón Jiménez)
      1. Leonardo Balada (1933)
      1. Analogías
  1. * Estreno en Madrid