Semblanza de John Maynard Keynes Ciclos de conferencias RETRATOS

Semblanza de John Maynard Keynes

  1. Este acto tuvo lugar el
Francisco Cabrillo

Multimedia

  1. Francisco CabrilloFrancisco CabrilloFrancisco Cabrillo (Santander, 1950). Licenciado en Derecho y Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense, es catedrático de Economía Aplicada de esta misma universidad y presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid. Autor de una amplia obra de investigación científica centrada en el análisis económico del derecho y de las instituciones, sus últimos libros son Economics of Courts and Litigation (en colaboración con Sean Fitzpatrick) (2008) y Libertad económica en las Comunidades Autónomas (2009). Colabora regularmente en prensa escrita y en radio.

John Maynard Keynes fue no solo el economista más influyente del siglo XX, sino también uno de los ingleses más brillantes de su época. Su vida se desenvolvió en ambientes muy diversos y sería un error pensar que estamos ante la figura de un profesor de economía dedicado por completo al cultivo de su ciencia en un departamento universitario. Cuando era estudiante sus intereses intelectuales se orientaban más hacia materias como la filosofía o el cálculo de probabilidades. Y, años después, estuvo inmerso en mundos tan diversos como los de las finanzas, la política y el arte, en especial el  teatro y el ballet.

Uno de sus biógrafos, Robert Skidelsky denomina uno de los tomos de su extensa biografía de Keynes “El economista como salvador”; y poca duda cabe de que nuestro personaje se vio a sí mismo como tal. Su visión de la sociedad fue siempre elitista, basada en la idea de una aristócrata intelectual que, con conocimiento y altura de miras, y libre de los prejuicios tradicionales, sabría dirigir al país hacia un futuro mejor. Para sus discípulos más fieles se convirtió en algo parecido a un mesías; y su libro más importante, la Teoría General del Empleo, el interés y el dinero –  publicado  en 1936 – pasó a ser considerado por algunos como el nuevo testamento que convertía en obsoleto casi todo lo que en economía se había escrito hasta la fecha.