Almudena Grandes Poética y Narrativa

Almudena Grandes

  1. Este acto tuvo lugar el
Almudena Grandes y Ángel Basanta
Almudena Grandes, dirección

Martes 14 de diciembre
Almudena Grandes en diálogo con Ángel Basanta

Multimedia

  1. Almudena GrandesAlmudena Grandes

    Nació en Madrid en 1960. Se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles, Castillos de cartón y El corazón helado, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea. Varias de sus obras han sido llevadas al cine, y su última novela, El corazón helado, uno de los éxitos más rotundos y continuados de la narrativa reciente en castellano, ha merecido entre otros el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige en Italia, y el Prix Méditerranée en Francia.
    Foto © Iván Giménez-Tusquets Editores

  2. Ángel BasantaÁngel Basanta

    Es catedrático de Literatura del Instituto Rey Pastor de Madrid y crítico literario en "El Cultural" de El Mundo. Ha dirigido, con F. Marcos Marín la Historia de la Literatura Española (1980-1982), la Biblioteca Básica de Literatura (1990-1993) y la Nueva Biblioteca Didáctica Anaya (2000-2004). Es autor de libros dedicados a la historia de la novela española: La novela española de nuestra época, Cervantes y la creación de la novela moderna, Baroja o la novela en libertad, además de trabajos críticos sobre novelistas de los últimos años como Torrente Ballester, Luis Mateo Díez, José Mª Merino, Juan José Millás, Luis Landero, Rafael Chirbes y Almudena Grandes, entre otros. También ha realizado ediciones comentadas del Lazarillo de Tormes, El Quijote, Rinconete y Cortadillo, El casamiento engañoso y Coloquio de los perros, El Buscón, El sombrero de tres picos,… Es autor de la edición, estudio y notas del Quijote ilustrado por José Ramón Sánchez. Desde 2010 es presidente de la Asociación Española de Críticos Literarios (AECL)

ALMUDENA GRANDES Y EL PODERÍO DE LA NOVELA
     
Almudena Grandes representa un modelo de escritor que ha logrado aunar éxito público y mérito literario. En su trayectoria novelística se distinguen dos etapas. Las cuatro novelas de la primera ofrecen sendas incursiones en la educación sentimental de la mujer española de la generación de la escritora, con especial relevancia del deseo, el sexo y el amor en el aprendizaje de sus protagonistas femeninas, que son las narradoras autobiográficas de su evolución desde la infancia y la adolescencia hasta la vida adulta. En las últimas novelas de la tetralogía, sobre todo en Atlas de geografía humana (1998), adquieren más importancia el peso del paso del tiempo y la memoria como construcción subjetiva del pasado. Esta presencia de la memoria, junto con la revisión crítica del pasado para entender el presente y el empleo de narradores omniscientes que adoptan diferentes visiones ante los mismos conflictos, caracterizan la segunda etapa, que culmina con la ampliación a la colectividad en El corazón helado (2007) y se prolonga en los “Episodios de una guerra interminable”, iniciados con Inés y la alegría (2010).
    
En su poética narrativa destaca la capacidad fabuladora para contar historias con tensión argumental e intensidad emocional, y, a partir de Malena es un nombre de tango (1994), con muchos personajes que representan el tejido de la vida. Los principales son personajes redondos, complejos, sometidos a introspección psicológica que abarca sus conflictos sexuales, amorosos y morales, en estructuras novelísticas concebidas como composiciones armónicas por su equilibrada distribución de materiales narrados. Y sus técnicas proceden del realismo clásico, bajo el magisterio de Galdós, actualizado con aportaciones renovadoras de autores contemporáneos como Max Aub, con narradores omnímodos capaces de crear universos de ficción tan laberínticos como la vida real.
    
Literatura y vida caminan juntas en las novelas de A. G. Sus personajes desean, aman y sufren conflictos que pueden sentir los lectores. Porque su creadora habla de lo que conoce bien, primero de las mujeres de su generación, alumbrando un nuevo modelo de mujer en Lulú, Malena y Ana, y después de nuestra memoria colectiva en el siglo XX. Su territorio literario es Madrid. Cuando sus personajes abandonan su ciudad, ésta va con ellos, como sucede con Juan y Sara en Los aires difíciles (2002). Porque la coherencia de este mundo literario radica en que la vida afectiva, sexual y amorosa en el pasado y en el presente de sus criaturas constituye el núcleo temático de unas novelas cuyos protagonistas van creciendo en edad y madurez con su autora. Hasta llegar a la actualidad en las novelas de la segunda época, cuando la memoria construida abarca igual o más tiempo que la que falta por construir. La memoria es el origen de sus ficciones, nacidas no de un registro objetivo de la reali-dad sino de la construcción subjetiva de la memoria personal. Y también en el lenguaje A. G. ha encontrado un estilo personal, de caudalosa potencia y capacidad comunicativa por su intensidad y hondura, por la espontaneidad y frescura y por la esencial verdad en el habla de sus personajes.