La tierra de todos Cine mudo MELODRAMA Y STAR-SYSTEM

La tierra de todos

  1. Este acto tuvo lugar el
Jaime Rosales

La tierra de todos (The Temptress, EE UU, 1926), de Fred Niblo, con Greta Garbo, Antonio Moreno y Lionel Barrymore. (106 minutos)

Presentación: Jaime Rosales

La tierra de todos, dirigida por Fred Niblo, se basó  en una novela de Vicente Blasco Ibáñez de 1922 y fue la segunda película que rodó la actriz sueca Greta Garbo en Hollywood, flanqueada por el galán madrileño Antonio Moreno y Lionel Barrymore. En una peripecia que se inicia en el París elegante y culmina en la pampa argentina.

Multimedia

  1. Jaime RosalesJaime RosalesDirector y guionista. Estudió  ciencias empresariales y, tras varios trabajos en cine y televisión, estudió cine en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV) y en la Australian Film Television and Radio School (AFTRS) en Sydney. A su regreso trabajó  como guionista para televisión  hasta 2001. Es autor de numerosos cortometrajes: Virginia no dice mentiras, Episodio, Yo tuve un cerdo llamado rubiel y La pecera.  Ha dirigido las películas: Las horas del día (2003);  La soledad (2007), ganadora del  Goya de la Academia de Cine a la  mejor película y al mejor director; y Tiro en la cabeza (2008), que recibió el Premio FIPRESCI de la Crítica Internacional en el Festival de San Sebastián.

La tierra de todos (The Temptress, 1926) es un drama romántico producido por la Metro-Godwyn-Mayer (MGM), dirigido por Fred Niblo y adaptado al cine por Dorothy Farnum. La película está  basada en  la novela homónima del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez y transcurre entre París y Argentina. La música de esta  versión de la película no corresponde a la banda sonora original, sino que fue  compuesta por Michael Picton.

La película se estrenó en el Teatro Capitol de Nueva York en 1926. La estrella es la actriz sueca Greta Garbo, en el papel de Elena. La acompañan en el reparto el actor madrileño Antonio Moreno,  como Manuel Robledo;  Armand Kaliz, como el Marqués de Torre Blanca; Marc MacDermott interpretando al Marqués de Fontenoy; Roy D’Arcy como Manos duras;  y Lionel Barrymore en el papel de Canterac.

Los protagonistas
La tierra de todos es la segunda película americana de Greta Garbo.También rodó  en Hollywood  El demonio y la carne (Flesh and the Devil,  1927), con la que se inició este ciclo. Cuatro años después de estrenar The temptress, Greta Garbo era una de las actrices  mejor pagadas de América.

Antonio Moreno nació en Madrid y emigró a los Estados Unidos a los 14 años. Fue un actor que cosechó muchos éxitos, pero con la llegada del cine sonoro, su   carrera empezó a decaer por su marcado acento español.

El argumento de la película se inicia  una noche de primavera en París, en  un baile de máscaras en el que Elena, una enigmática mujer, rechaza al Marqués de Fontenoy. A continuación, se encuentra con un desconocido, Manuel Robledo, con quien pasa la noche en el jardín, sin que  ella le desvele su verdadera identidad. Y ya desde este inicio de la película la ambigüedad va a caracterizar toda  la interpretación de Greta Garbo, quien parece sugerir al espectador ser  una “víctima” de su irresistible encanto para  los hombres. Ya Román Gubern se refirió  en la presentación del ciclo, al  erotismo estilizado de la Garbo.
 
Los directores
El primer director de la película no fue Fred Niblo sino Mauritz Stiller, el descubridor de Greta Garbo, y además, su amigo y confidente. Existen diversas versiones sobre los motivos reales por los  que Stiller  fue “invitado” a dejar la dirección de la película,  aunque ya llevaba una no despreciable cantidad de secuencias rodadas, secuencias que, al parecer –aquí tampoco hay unanimidad entre los expertos- fueron  eliminadas de la versión final de la película. Sobre las causas del despido de Stiller hay varias teorías: sus dificultades de comunicación por su deficiente inglés, sus discrepancias con la MGM, y algunos hablan incluso de su intención de que  Antonio Moreno se afeitara el bigote. Anécdotas aparte,  aunque son varios los posibles motivos,  la realidad final fue el despido de Stiller, quien, aunque filmó otras películas, nunca se recuperó de este revés en su carrera, y  acabó volviendo a Suecia.