China. ¿Hacia qué supremacía global? Ciclos de conferencias BRIC

China. ¿Hacia qué supremacía global?

  1. Este acto tuvo lugar el
Pablo Bustelo

Multimedia

  1. Pablo BusteloPablo Bustelo

    Es investigador principal (Asia-Pacífico) en el Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos, y profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid. Pionero de los estudios académicos sobre Asia-Pacífico en España. Es autor o coordinador de numerosos libros y ha escrito más de un centenar de artículos en revistas especializadas. Entre sus obras más recientes, cabe destacar los libros Estructura económica de Asia oriental (2004, con C. García e I. Olivié) y Chindia. Asia a la conquista del siglo XXI (2010), así como varios informes para el CESEDEN, el Círculo de Empresarios, el ICEX, el ICO o el Instituto Español de Estudios Estratégicos.

China se ha convertido recientemente en la segunda mayor economía del mundo, adelantando a Japón. Las previsiones indican que se convertirá en la primera en menos de quince años y que, hacia 2050, su PIB duplicará al de Estados Unidos. Ese auge espectacular, resultado de treinta años de una reforma económica con resultados asombrosos, se ha manifestado en una creciente presencia económica, política y cultural de China en todos los rincones del mundo, desde África hasta América Latina, además de Asia-Pacífico, Europa y América del Norte.

El carácter fundamentalmente económico del auge de China le hace diferente del protagonizado por otras potencias emergentes en el pasado, como Alemania y Japón en el primer tercio del siglo XX. Además, está contribuyendo a la formación, aunque todavía lenta, de un mundo multipolar, lo que tendrá seguramente consecuencias importantes en el escenario internacional.

Sin embargo, muchos gobiernos y analistas se preguntan si el auge de China continuará en los próximos decenios, a la vista de los enormes retos del país, y si seguirá siendo un “desarrollo pacífico”, como hasta ahora, o bien se convertirá en una amenaza política, económica y militar para Occidente y Japón.

Esta conferencia se centrará, en primer lugar, en argumentar que el auge económico de China seguramente proseguirá, aunque a un ritmo algo menor, porque las ventajas del país (como una integración adecuada en la economía mundial, las excelentes infraestructuras o una industria muy competitiva) son mayores que sus inconvenientes (como el envejecimiento de la población, el deterioro del medio ambiente o la falta de libertades públicas).

Se discutirá, por otro lado, si el auge de China puede suponer una amenaza para Occidente. Se valorará si China tiene o no voluntad y capacidad para distorsionar el orden internacional existente o para provocar conflictos graves, económicos o de otra naturaleza. Además, se argumentará que el “desarrollo pacífico” de China no depende sólo de Pekín sino también de Occidente y Japón, esto es, de la confianza de éstos en que se producirá efectivamente ese “desarrollo pacífico” y de su disposición a hacer sitio, en los centros globales de decisión, a la nueva gran potencia emergente.