La opinión pública en el siglo XVIII. Entre la oralidad y lo escrito Ciclos de conferencias Los salones galantes

La opinión pública en el siglo XVIII. Entre la oralidad y lo escrito

  1. Este acto tuvo lugar el
Roger Chartier

Multimedia

En esta conferencia quisiera en primer lugar discutir sobre el concepto de « origen » cuando los historiadores lo utilizan para entender una ruptura tan decisiva  como la de 1789 en Francia. Semejante perspectiva conduce a cuestionar la operación, clásica en toda la literatura consagrada a los lazos entre la Ilustración y la Revolución, que remite a los gestos de ruptura con las autoridades respecto  a la difusión de las ideas « filosóficas », suponiendo así un engendramiento directo, automático, transparente de las acciones por los pensamientos. Contra la definición clásica que  considera la Ilustración como un conjunto de ideas críticas, ¿no cabe acaso considerarla como un conjunto de prácticas múltiples que guía la preocupación por la utilidad común, cuyo objetivo es una gestión nueva de los espacios y las poblaciones y cuyos dispositivos (intelectuales, institucionales, sociales, etc.) imponen una reorganización completa de los sistemas de percepción y ordenamiento del mundo social? También plantearé tres cuestiones cuya relevancia me parece importante para comprender las mutaciones políticas y culturales en el Siglo de las Luces : la relación entre opinión pública y opiniones populares, las transformaciones de las prácticas de lectura, a menudo entendidas como una « revolución de la lectura »  y el papel – o la ausencia – de las mujeres en la construcción de un nuevo espacio político. Finalmente analizaré la apropiación de la Ilustración por la Revolución Francesa, lo que obliga a revisar  la noción de  « precursores » y puede sugerir que, tal vez, es la Revolución la que hizó la Ilustración, es decir que fue a partir del acontecimiento cuando se constituyó un repertorio de obras y de autores que supuestamente lo habrían preparado y anunciado.

 

  1. Roger ChartierRoger ChartierNacido en Lyon en 1945, es profesor en el Collège de France y anteriormente lo fue en la Universidad París I. Fue director del Centro de Investigaciones Históricas  de la  Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, del Centre Alexandre Koyré y del Centre international de Synthèse-Fondation pour la Science. Ha sido profesor visitante en diversas universidades de Estados Unidos y de Latinoamérica. Miembro de los consejos de redacción de revistas como Revue de Synthèse (París), Iichiko (Yokio) y Mana. Estudos de Antropologia Social (Río de Janeiro) y del consejo editorial de diversas colecciones de cultura e historia. En 1992 se le concedió el Gran Prix de Historia (Prix Gobert) de la Academia Francesa. Es doctor honoris causa por diversas universidades.