Literatura y flamenco: el cancionero anónimo olvidado Ciclos de conferencias Un recorrido por el Flamenco

Literatura y flamenco: el cancionero anónimo olvidado

  1. Este acto tuvo lugar el
Félix Grande

Multimedia

En el año 1881 don Antonio Machado y Álvarez, Demófilo, recomendaba "fijar la atención de los verdaderos artistas en los inmensos tesoros de belleza que se encierran en esta poesía espontánea que, por serlo, no tiene precio en el mercado, ni obedece a otra ley que a la de manifestar en toda su pureza los sentimientos más íntimos del corazón y las ideas más claras y tenaces del entendimiento", y, apoyado en la grandeza poética de las coplas flamencas, hacía un llamamiento para "reivindicar el derecho del pueblo a ser considerado como un factor importante en la cultura y civilización de la Humanidad".

En 1922 Federico García Lorca escribió que "una de las maravillas del cante jondo, aparte su esencia melódica, consiste en sus poemas [ante los cuales] quedamos asombrados. Las más infinitas gradaciones del Dolor y la Pena [son aquí] puestas al servicio de la expresión más pura y exacta. No hay nada, absolutamente nada igual en toda España, ni en estilización, ni en ambiente, ni en justeza emocional ( .. . ) No hay nada comparable en delicadeza y ternura con estos cantares, y vuelvo a insistir en la infamia que se comete con ellos relegándolos al olvido."

Noventa años después de que García Lorca escribiese ese elogio y esa palabra fulminante ("infamia") muy pocos poetas y estudiosos han combatido contra esa duradera injusticia: Luis Rosales, Alberto Fernández Bañuls y Eduardo Pérez Orozco, Francisco Gutiérrez Carbajo, José Manuel Caballero Bonald, Francisco José Cruz, José Luis Ortiz Nuevo, Antonio Hernández ... Pero quienes deciden qué tradiciones poéticas deben ser estudiadas y celebradas en la Universidad continúan omitiendo al Cancionero Anónimo Olvidado: uno de los acontecimientos poéticos más escalofriantes de la historia de la poesía española, tanto en la tradición culta, como en la tradición popular.

  1. Félix GrandeFélix Grande

    Poeta, narrador y ensayista español (Mérida, 1937 – Madrid, 2014). En 1961 entró a formar parte de la revista cultural Cuadernos Hispanoamericanos, en donde trabajó durante treinta y cinco años, trece de ellos como director. Durante los años 1969-71 dirigió la colección de libros "El puente literario", de la editorial Edhasa. Ha viajado por unos treinta países, entre ellos casi todos los iberoamericanos, como conferenciante sobre poesía, sobre flamenco y sobre otros temas culturales. Ha dirigido cursos sobre flamenco en varias universidades y otras instituciones españolas. Su obra ha sido traducida a una docena de idiomas. En 1997 fue nombrado miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Ha obtenido, entre otros, los premios de poesía "Adonais" (1963), "Casa de las Américas" (1967), Nacional (1978) y Nacional de Flamencología (1980). En 1998 y por votación popular coordinada desde la revista El Olivo, a la que enviaron su voto miles de estudiosos e interesados en el tema, fue proclamado el mejor escritor de temas flamencos. En 2004 le fue otorgado el Premio Nacional de las Letras Españolas. En 2005 se le otorga la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha. En 2009 es nombrado miembro de número de la Real Academia de Extremadura de las Artes y las Letras.

    Entre sus libros destacan: Poesía, Blanco Spirituals (1967, 1968, 1971, 1977, 1986, 1989, 1998 y 2011) y Las rubáiyátas de Horacio Martín (1978, 1979, 1986, 1989, 1990, 1998 y 2011). En novela: La balada del abuelo Palancas (2003. Ocho ediciones). Ensayo: Memoria del flamenco (1979, 1981, 1995, 1999, 2001 Y 2006), Agenda flamenca (1985 y 1992), García Lorca y el flamenco (1992) y Paco de Lucía y Camarón de la Isla (1998). En 2010, incorporó su nuevo poema La cabellera de la Shoá en la antología Biografía y en 2011 publicó Libro de familia.