Neurodegeneración, envejecimiento y enfermedad de Parkinson: ¿asociación evitable? Ciclos de conferencias Envejecemos...

Neurodegeneración, envejecimiento y enfermedad de Parkinson: ¿asociación evitable?

  1. Este acto tuvo lugar el
José López-Barneo

Multimedia

  1. José López-BarneoJosé López-BarneoDoctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, es catedrático de la Facultad de Medicina de dicha universidad, y desde 1999 jefe de servicio de investigación del Hospital Universitario Virgen del Rocío. Miembro del Consejo Rector del CSIC, y del Consejo Asesor de la Universidad Autónoma de Madrid, es además miembro del Consejo Editorial y asesor de varias revistas científicas.

Las enfermedades neurodegenerativas, que afectan a casi un millón de españoles, se producen por la muerte progresiva de neuronas en diferentes áreas del sistema nervioso. La mayoría de estas enfermedades tienen un curso crónico y progresivo y son, por tanto, muy invalidantes, constituyendo la mayor causa de dependencia en los países desarrollados. Dependiendo de las zonas del sistema nervioso más afectadas por la pérdida neuronal, las enfermedades neurodegenerativas presentan síntomas cognitivos (i.e. enfermedad de Alzheimer), motores (i.e. enfermedad de Parkinson) sensoriales o mezcla de ellos. La etiopatogenia de la mayoría de las enfermedades neurodegenerativas se desconoce y las terapias disponibles son muy poco eficaces. Casi todos los casos (>90%) aparecen de forma esporádica y en menos del 10% de los pacientes se presentan de forma familiar. Las patologías neurodegenerativas esporádicas parecen tener un origen multifactorial, aunque el envejecimiento es uno de los factores de riesgo más importante. La investigación sobre las enfermedades neurodegenerativas se centra actualmente en identificar las causas y mecanismos por los que aparecen y  progresan, generar nuevos fármacos que puedan aplicarse en las etapas iniciales del proceso clínico, y poner a punto nuevas terapias avanzadas. En el caso de la enfermedad Parkinson se está desarrollando una investigación muy intensa que pretende complementar y mejorar las terapias farmacológicas actualmente existentes que son útiles en las fases iniciales de la enfermedad. Junto a la terapia basada en células que reemplacen las destruidas se está estudiando la acción de sustancias neurotróficas que al aplicarlas en el cerebro frenen o retarden el proceso degenerativo y permitan una recuperación funcional. Muchas de las investigaciones de vanguardia en neurociencias tienen como objetivo el evitar que el cerebro envejecido sea necesariamente una fuente de enfermedad. No obstante, las perspectivas de avance en la prevención o tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas a corto plazo no son excesivamente halagüeñas, por lo que el control médico de estas patologías constituye sin duda uno de los retos científicos más urgentes, y también apasionantes, de nuestro tiempo.