Alejandría. La puerta del mundo Ciclos de conferencias Historiografía, mito y arqueología.
Las ciudades en la antigüedad mediterránea

Alejandría. La puerta del mundo

  1. Este acto tuvo lugar el
José Ramón Pérez-Accino

Multimedia

La ciudad de Alejandría, situada en el extremo occidental del Delta del Nilo, se presenta ante los ojos de la historia con un papel complejo. De una parte está situada en Egipto, pero no es una ciudad egipcia, sino extranjera. Recibe la denominación de Alexandria ad Aegyptum, esto es, Alejandría “junto” a Egipto pero sin formar parte de él. A pesar de ocupar ante los ojos de la cultura occidental un papel destacado en el imaginario colectivo, como la ciudad de Alejandro Magno, de Cleopatra, de Hipatia y de Kavafis. para los propios egipcios Alejandría era la puerta de acceso a un mundo exterior, complejo y altamente diferenciado que para los habitantes del valle del Nilo significaba fundamentalmente algo extraño y poco deseable. Como puerta que es, la ciudad se configura como el marco de la llegada de extranjeros a Egipto, pero también el de la exportación de mucho de la cultura de ese propio Egipto al que da la espalda y del que es extraña. La propia ciudad asume un papel de guía de la ciencia y del conocimiento al final de la Antigüedad como si se tratase de uno de sus monumentos más señalados, el faro.

  1. José Ramón Pérez-AccinoJosé Ramón Pérez-Accino

    Doctor en Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid y en la actualidad Profesor del Departamento de Historia Antigua de esa misma institución en la que coordina las actividades de Egiptología Complutense, un ámbito académico que reúne diversas actividades docentes y de investigación sobre el Egipto antiguo. Se especializa en Egiptología en University College de la Universidad de Londres. Ha sido profesor de Egiptología en el Birkbeck College y en University College de la Universidad de Londres y en otras instituciones del Reino Unido durante doce años. Investiga sobre aspectos relativos a la estructura intelectual de la mentalidad egipcia a través de sus textos literarios y, en concreto, en la concepción del espacio como elemento estructural de la expresión escrita en lengua egipcia. Es el autor de varias obras en ese ámbito. Ha participado en proyectos de investigación en Egipto como epigrafista destacando la tumba de Ankhtyfy y la tumba tebana nº 39, de cuyo proyecto fue director técnico. En la actualidad es miembro del equipo de investigación español en el yacimiento de Ehnasya el-Medina (Heracleópolis Magna) donde lleva a cabo un estudio del templo de Heryshef en el seno de la Misión Arqueológica Española en Egipto.