Cartago: la gran metrópolis olvidada Ciclos de conferencias Historiografía, mito y arqueología.
Las ciudades en la antigüedad mediterránea

Cartago: la gran metrópolis olvidada

  1. Este acto tuvo lugar el
Manuel Bendala

Multimedia

  1. Manuel BendalaManuel Bendala

    Natural de Cádiz, estudió en la Universidad de Sevilla, de la que fue profesor entre 1971 y 1977. Desde entonces, hasta su jubilación, ha sido catedrático de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, donde ha sido director del Departamento de Prehistoria y Arqueología, decano de la Facultad de Filosofía y Letras (1992-1995) y fundador y primer director del Máster de Arqueología y Patrimonio.

    Ha publicado más de doscientos trabajos, entre los que destacan numerosos manuales de Arte antiguo y tratados generales de Historia, como Tartesios, iberos y celtas. Pueblos, culturas y colonizadores de la Hispania antigua (2000) e "Hijos del Rayo". Los Barca y el dominio cartaginés en Hispania (2015). Asimismo ha comisariado varias exposiciones, sobre todo en el Museo Arqueológico Regional de Madrid, en Alcalá de Henares, entre las que se cuentan: Fragor Hannibalis: Aníbal en Hispania (2013) y Los Escipiones: Roma conquista Hispania (2016).

    Ha dirigido veinticinco tesis doctorales y es miembro de la Real Academia de Doctores y del Instituto Arqueológico Alemán, patrono de la Fundación Pastor de Estudios Clásicos, Chevalier des Palmes Académiques de Francia, Comendador de la Orden del Mérito Civil y doctor honoris causa por la Universidad de Huelva. Es presidente de la Asociación Española de Amigos de la Arqueología.

Cartago fue una de las grandes metrópolis del mundo mediterráneo en la Antigüedad, cabeza y motor, además, de uno de los más decisivos imperios culturales y políticos de entonces. Pero su papel, su enorme huella en el acervo cultural heredado de la Antigüedad clásica, quedaron apagados con la misma contundencia con que su poder militar y político quedó aplastado por la contundente victoria de Roma. El pecado de haber sido su más temible rival fue pagado con la penitencia de una implacable damnatio memoriae. La imagen propagada por Roma de la 'perfidia púnica', la pérdida de todo su legado literario, la destrucción y ocupación de la generalidad de las ciudades púnicas, la imposición del único brillo cultural de Roma, tan extraordinario además, ha apagado histórica e historiográficamente a una de las civilizaciones más brillantes y decisivas de la Antigüedad clásica.  Una mirada más atenta a lo que los textos latinos y griegos dicen de Cartago y de su civilización y el extraordinario progreso de la investigación arqueológica permiten hoy alumbrar el esplendor de Cartago, la relevancia de su urbe, su importancia como referencia y modelo de formas de civilización que se extendieron por buena parte del Mediterráneo, con Hispania como uno de sus escenarios principales. Las expresivas descripciones de algunos autores clásicos, fundamentalmente Diodoro de Sicilia, Apiano y Polibio, y la investigación arqueológica reciente permiten redescubrir la ciudad de Cartago y medir el calibre urbano y urbanístico de una de las grandes capitales de la Antigüedad, escenario privilegiado de la elevada forma de Constitución política sobre la que llamó la atención el propio Aristóteles.