Tebas en Egipto. La ciudad de las cien puertas Ciclos de conferencias Las ciudades en la antigüedad mediterránea (II)

Tebas en Egipto. La ciudad de las cien puertas

  1. Este acto tuvo lugar el
José Manuel Galán

Una de las principales ciudades del antiguo Egipto fue Waset, posteriormente conocida como Tebas y sobre la que se levanta en la actualidad Luxor. Fue la principal ciudad del Alto Egipto desde  el año 2000 a. C., y en varias ocasiones puede decirse que ejerció como capital del reino. Pero, sobre todo, a partir del año 1500 a. C., se convierte uno de los principales centros religiosos, provocando que el asentamiento principal creciera alrededor del gran templo de Karnak y del templo de Luxor, pues los templos eran, además, instituciones encargadas de redistribuir los bienes recaudados. En la orilla opuesta, se construyeron los grandes templos funerarios de los faraones que reinaron  entre los años 1500 y el 1000 a. C. También éstos se convertirían con el tiempo en centros económicos y en auténticas fortalezas. Así, los numerosos templos de la región, con sus imponentes portones levantándose uno tras otro, marcando el camino hacia la divinidad que se alojaba en su capilla al fondo del todo, hizo que los griegos denominaran a Tebas como "la ciudad de las cien puertas". Hoy Luxor es uno de los principales atractivos turísticos de Egipto, pues sus monumentos conservan su grandiosidad original, siendo testimonio de su historia imperial y de la gran capacidad arquitectónica de los antiguos egipcios, de su peculiar estética y de su meditada simbología al servicio de sus creencias religiosas y su visión política.

Multimedia

  1. José Manuel GalánJosé Manuel Galán

    Profesor de investigación del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC. Director del "Proyecto Djehuty" desde sus inicios en 2001, y cuyo objetivo es la excavación, conservación y publicación de un conjunto de monumentos funerarios y enterramientos en torno al año 1500 a. C., situados en la colina de Dra abu el-Naga, en la orilla occidental de Luxor, en Egipto.

    Licenciado en Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid. Estudió Egiptología durante seis años en la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos) con los profesores Hans Goedicke y Betsy Bryan, doctorándose en 1993. Su tesis doctoral fue publicada en 1995 dentro de la serie alemana de monografías "Hildesheimer Ägyptologische Beiträge", con el título Victory and Border: Terminology related to Egyptian Imperialism in the XVIIIth Dynasty. Ha disfrutado de una beca posdoctoral Alexander von Humboldt de investigación en el Ägyptologisches Institut de la Universidad de Tübingen (Alemania). En 1995 se incorporó al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Madrid), donde desde el año 2000 ocupa el cargo de científico titular.

    Es autor de los siguientes libros: Cuatro Viajes en la Literatura del Antiguo Egipto (1998), El imperio egipcio: Inscripciones (ca. 1550-1300 a. C.) (2002), Four Journeys in Ancient Egyptian Literature (Lingua Aegyptia ­Studia monographica 5, 2005) y En busca de Djehuty: crónica de una excavación arqueológica en Luxor (2006). Además es editor de la página web del "Proyecto hispano-egipcio Djehuty": www.excavacionegipto.com

Una de las principales ciudades del antiguo Egipto fue Waset, posteriormente conocida como Tebas y sobre la que se levanta en la actualidad Luxor. Fue la principal ciudad del Alto Egipto desde el año 2000 a. C., y en varias ocasiones puede decirse que ejerció como capital del reino. Pero, sobre todo, a partir del año 1500 a. C., se convierte uno de los principales centros religiosos, provocando que el asentamiento principal creciera alrededor del gran templo de Karnak y del templo de Luxor, pues los templos eran, además, instituciones encargadas de redistribuir los bienes recaudados. En la orilla opuesta, se construyeron los grandes templos funerarios de los faraones que reinaron entre los años 1500 y el 1000 a. C. También éstos se convertirían con el tiempo en centros económicos y en auténticas fortalezas. Así, los numerosos templos de la región, con sus imponentes portones levantándose uno tras otro, marcando el camino hacia la divinidad que se alojaba en su capilla al fondo del todo, hizo que los griegos denominaran a Tebas como "la ciudad de las cien puertas". Hoy Luxor es uno de los principales atractivos turísticos de Egipto, pues sus monumentos conservan su grandiosidad original, siendo testimonio de su historia imperial y de la gran capacidad arquitectónica de los antiguos egipcios, de su peculiar estética y de su meditada simbología al servicio de sus creencias religiosas y su visión política.