Tecnología para la búsqueda de vida en el Sistema Solar Aula Abierta El universo, la vida, su evolución y búsqueda fuera de la Tierra

Tecnología para la búsqueda de vida en el Sistema Solar

  1. Este acto tuvo lugar el
Javier Gómez-Elvira

Multimedia

  1. Javier Gómez-Elvira

    Doctor Ingeniero Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid, desde 1981, año en que entró a formar parte del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, ha participado en la certificación de diferentes aeronaves (CN235, C295) así como en un grupo internacional de certificación en el seno de la JAA (Joint Aviation Authorities). Ha sido representante en el SSG de la JAA. Desde su incorporación al INTA ha participado en el desarrollo de diferentes equipos e instrumentos para satélites como LSAT, TELECOM 1/2, Plataforma Eureka, ENVISAT, así como en la supervisión técnica de la primera generación de satélites HISPASAT. Desde 1990 amplió su actividad al campo de la robótica, participando en diferentes proyectos en el campo de la teleoperación (MINIMAN) y de la robótica móvil (IARES, V3T).
    Actualmente es el responsable del Laboratorio de Robótica y Exploración Remota del CAB (Centro de Astrobiología), en el que se están desarrollando diferentes proyectos en el campo de la robótica móvil, teleoperación, visión artificial y desarrollo de instrumentación espacial.

Tecnología para la búsqueda de vida en el Sistema Solar

En el Sistema Solar existen varios cuerpos en los que la vida puede existir actualmente o ha podido darse en el pasado. Marte y Europa son dos de ellos, al primero han llegado varias misiones y se empieza a conocer en detalle, mientras que el segundo, mucho más lejano, es casi un desconocido. ¿Cómo saber si realmente existe vida en esos cuerpos? La única forma que se tiene actualmente es llegar hasta ellos y explorarlos, ya sea mediante orbitadores, o mediante vehículos superficiales, aéreos o submarinos y por supuesto desarrollando instrumentos específicos. Tres campos de desarrollo se mezclan en esta tarea: el desarrollo de vehículos que sean capaces de llegar al cuerpo que se va a explorar, de vehículos de exploración y de instrumentación.

Las técnicas de propulsión que actualmente se utilizan en las misiones espaciales son una notable restricción para la exploración planetaria. No sólo por su alto coste sino por la extremadamente larga duración de los viajes. Varias alternativas se están evaluando aunque todavía se está lejos de encontrar una que pueda reemplazar a la que se utilizan actualmente. Los vehículos de exploración son uno de los elementos más críticos en la búsqueda de vida. Los vehículos todo terreno son lo que actualmente juegan el papel predominante, pero la necesidad de explorar superficies mayores y con orografía compleja hace que sea necesario buscar diferentes alternativas.

La instrumentación es quizás el elemento primordial de toda misión y del que depende en gran medida su éxito. Existe un conjunto de técnicas que se están empezando a utilizar en este campo, algunas de ellas clásicas, como son: espectrometría infrarroja y espectrometría de masas. Otras totalmente nuevas en el campo espacial como la espectrometría Raman; también se están introduciendo técnicas más biológicas como las micromatrices de proteínas o la electroforesis capilar.

Un punto importante a resaltar es lo que en términos anglosajones se denomina Planetary Protection, lo que significa la necesidad de no contaminar con compuestos terrestres la zona de exploración. Esto implica unas restricciones importantes a todo el sistema (vehículo-instrumentación) utilizando en la exploración.