Inicio > Arte > Cuenca > 

El edificio

Las Casas Colgadas sobre el río Huécar

Casas colgadas de Cuenca

El Museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, está situado en las Casas Colgadas, cedidas por el Ayuntamiento. "No pretendíamos hacer un museo historicista, sino un lugar que aportara unas peculiaridades museísticas de calidad, que en muchos aspectos fueron precursoras", señalaba su creador Fernando Zóbel. Tras apuntar que el lugar privilegiado —las Casas voladas sobre la pared rocosa que da al río Huécar— lo hace quizás único en el mundo de los museos de arte abstracto, el pintor señalaba que, al encontrarse con un edificio que podían planear casi íntegramente, su diseñador —Gustavo Torner— pudo aplicar una serie de teorías museísticas que se han manifestado muy positivas. "Por ejemplo, el intentar que no se vea más de un cuadro o de una obra a la vez; o el que cada una tenga la iluminación específica requerida para la misma."

Los edificios (llamados Casas Colgadas, o Colgantes, o Voladas, o Casas del Rey) conservan algunos restos auténticos de las originales Casas Colgadas, como un tramo de escalera, un arco gótico isabelino o un artesonado mudéjar. Pero han sido reconstruidos casi en su totalidad con estructura de viguería de pino, mampostería y yeso, con balcones o voladizos adosados al edificio. Se sabe que las primitivas Casas Colgadas más que edificios singulares fueron un conglomerado urbano, consustancial con la ciudad; que uno de los edificios fue ocupado a finales del siglo XV por Gonzalo González de Cañamares; que el Ayuntamiento adquiere la primera de ellas en 1905 por 1.500 pesetas. Abandonadas y en ruinas, se intentó su reconstrucción en diferentes momentos del siglo XX hasta que los tres bloques de edificios —uno de ellos destinado a Mesón— se restauraron.

La restauración fue realizada por los arquitectos municipales Fernando Barja y Francisco León Meler; el primero de los cuales proyectó también la ampliación del Museo, que fue reinaugurado el 28 de noviembre de 1978, tras la ayuda de la Caja Provincial de Ahorros de Cuenca, Diputación y el propio Ayuntamiento.

Desde que la Fundación Juan March se hizo cargo del Museo, esta institución ha llevado a cabo diversas mejoras y remodelaciones en el mismo, ha creado salas pra exposiciones temporales y ha restaurado el artesonado de una de las dependencias de las Casas Colgadas: la denominada Sala Gonzalo González de Cañamares, en la que se conservan restos originales del edificio del siglo XV.


Breve apunte histórico sobre las Casas Colgadas, por Pedro Miguel Ibáñez Martínez