Exposición

Juan Batlle Planas: el gabinete surrealista

24 mayo – 4 noviembre, 2018

La Fundación Juan March dedica la segunda exposición de la serie AL / Artistas de Latinoamérica a Juan Batlle Planas (Torroella de Montgrí, Gerona, España, 1911-Buenos Aires, Argentina, 1966), figura clave de la vanguardia argentina de los años treinta, pero desconocida en nuestro país. Nunca se nacionalizó argentino y, si bien vivió en Buenos Aires desde los dos años, no regresó nunca, siquiera de viaje, a España.

Juan Batlle Planas. "Radiografía paranoica", 1936. Colección Giselda Batlle Juan Batlle Planas. Radiografía paranoica, 1936.
Colección Giselda Batlle

Juan Batlle Planas: el gabinete surrealista es la primera exposición monográfica que podrá verse en nuestro país del artista que desarrolló todo su trabajo en Argentina. La muestra no es propiamente una retrospectiva que recorra toda la obra del artista, sino una antológica que se ciñe a algunos periodos (los años treinta y cuarenta), a un tipo de obras (collages y gouaches de pequeño formato) y a unos cuantos temas (que no incluyen los que hicieron de Batlle Planas un artista popular en Argentina: las llamadas Noicas, o figuras femeninas ensoñadoras, entre musas, ángeles y niñas que guían al artista).

Conocedor profundo del psicoanálisis, Batlle Planas consideró el automatismo gráfico una estrategia de creación con la que bucear en el alma humana. La teoría del inconsciente y los procesos internos de la energía psíquica se reflejan en las diferentes manifestaciones plásticas de su prolífica producción. Salvador Dalí, José Gutiérrez Solana, Joan Miró, Pablo Picasso, Giorgio de Chirico, Francis Picabia o Max Ernst fueron los referentes de un universo iconográfico que evolucionó desde los postulados surrealistas a la pintura metafísica o el lenguaje de la abstracción, sin olvidar su práctica escultórica, su participación en proyectos públicos y su trabajo como escritor.

En las radiografías paranoicas los protagonistas son calaveras y esqueletos, siluetas despojadas y huecas, seres misteriosos del subconsciente que nos recuerdan el interés que el artista tuvo por la llamada "España negra" de Francisco de Goya

Batlle Planas trabajó el pequeño formato, mezclando en el recorte y la pintura formas geométricas y figurativas con un fuerte componente onírico. Comenzó siendo autodidacta y haciendo copias del natural, pero la insatisfacción de esos ensayos lo condujo hacia el método de la creación automática, elemento clave para entender su proceso de trabajo, lo que explícitamente puede verse en las dos producciones que constituyen el corpus de esta muestra: las denominadas radiografías paranoicas y una extensa y cuidada selección de collages, en ambos casos, manifestaciones pioneras del surrealismo en Argentina.

En las radiografías paranoicas los protagonistas son calaveras y esqueletos, siluetas despojadas y huecas, seres misteriosos del subconsciente que nos recuerdan el interés que el artista tuvo por la llamada "España negra" de Francisco de Goya y de José Gutiérrez Solana o por la Dansa de la mort [Danza de la muerte], tan típica de algunas localidades de Cataluña. En los collages crea poemas visuales aunando composición y contenido. Su lenguaje, lejos de permanecer invariable, fue cambiando por cierta necesidad interior. En los primeros momentos usó el dibujo y el grafismo como elementos básicos de su creación y descubrió, más tarde, las posibilidades expresivas del color. Sus producciones tienen, además, un interés añadido, al surgir en la década en la que tuvo lugar una notable llegada a Argentina de escritores, editores e intelectuales españoles como consecuencia de la guerra civil española. Batlle Planas conoció a una gran parte de este nutrido grupo, y de la amistad que entabló con muchos de ellos surgieron fructíferas colaboraciones, especialmente en el ámbito de la ilustración literaria, incluido también en la muestra.

Juan Batlle Planas. Sin título, 1939. Colección Silvia Batlle Juan Batlle Planas. Sin título, 1939.
Colección Silvia Batlle

Juan Batlle Planas: el gabinete surrealista, que se presenta en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca y en el Museu Fundación Juan March de Palma, ofrece una selección de casi cincuenta obras, además de una variada documentación en la que se incluyen estudios, revistas, libros y cuadernos ilustrados, fotografías y cartas, etc., del Batlle Planas artista, poeta, ilustrador, coleccionista y, sobre todo, del creador de mundos plenos de sueños y realidades paralelas a las cotidianas.