Exposiciones celebradas

GOTTLIEB: MONOTIPOS

8 noviembre 2001 - 13 enero 2002

El artista: Adolph Gottlieb

Foto de Adolph Gottlieb
Adolph Gottlieb en su casa con objetos de su colección de arte africano, ca. 1942. Cortesía de la Adolph and Esther Gottlieb Foundation, Inc., New York
Adolph Gottlieb (Nueva York, 1903 -1974) fue compañero de generación y amigo de Milton Avery, Mark Rothko y John Graham, y uno de los primeros creadores del expresionismo abstracto surgido en Nueva York a comienzos de la década de 1950. En junio de 1943, Gottlieb y Rothko redactaron una carta publicada en el New York Times, que constituyó la primera declaración formal sobre los objetivos e intereses de los expresionistas abstractos.
Gottlieb, a partir de los años cuarenta desarrolló un conjunto de obras coherente partiendo del Modernismo europeo con sus pinturas conocidas como Pictographs (Pictografías), en las que se aprecia su inspiración en el arte tribal. A fines de esa década y comienzos de los 50, surgieron sus Unstill Lifes (Naturalezas no muertas), Imaginary Landscapes (Paisajes imaginarios) y Labyrinths (Laberintos), que evolucionaron hacia sus pinturas tituladas Burst (Estallido) de finales de los años 50. A partir de entonces, trató de depurar su obra para concentrarse en la transmisión de emociones. En sus últimos años Gottlieb reconoció la influencia de Joan Miró en su obra.

Opiniones del artista

Empezaba haciendo una división arbitraria de la tela en zonas aproximadamente rectangulares, y mediante el proceso de asociación libre ponía distintas imágenes y símbolos en esos compartimentos... Ningún designio lógico ni racional guiaba la colocación... después, cuando se combinaban todas aquellas imágenes y símbolos, no se podían leer como un jeroglífico. No tenían conexión directa unos con otros... al producirse yuxtaposiciones extrañas surgía un nuevo tipo de significado. Entrevista con Jeanne Siegel, WBAI Radio, mayo de 1967, Nueva York. Transcripción en la Museum of Modern Art Library.
La misión del artista ha sido siempre, por supuesto, ser hacedor de imágenes. Distintos tiempos requieren distintas imágenes. Hoy, cuando nuestras aspiraciones se reducen a un intento desesperado de escapar del mal y corren tiempos de desconcierto, nuestras imágenes obsesivas, subterráneas y pictográficas son la expresión de la neurosis que es nuestra realidad. A mi juicio, existe una llamada abstracción que no tiene nada de abstracción. Todo lo contrario, es el realismo de nuestro tiempo. The Ideas of Art, Tiger´s Eye, I, 2,diciembre de 1947, pág. 43
Si profesamos una afinidad por el arte de los hombres primitivos es porque los sentimientos que ellos expresaron tienen hoy una particular pertinencia. En tiempos de violencia, las predilecciones personales por los detalles del color y de la forma parecen irrelevantes. Toda expresión primitiva revela la conciencia constante de fuerzas poderosas, la presencia inmediata del terror y el miedo, un reconocimiento y una aceptación de la brutalidad del mundo natural así como la eterna inseguridad de la vida. En una una entrevista de radio, en 1943. Sanford Hirsch," Pintar la realidad. El arte de Adolph Gottlieb", en el catálogo de la exposición