Exposiciones celebradas

MALEVICH

15 enero - 4 abril 1993

El artista: Kasimir Malevich

Foto de Kasimir Malevich
Kasimir Malevich (Kiev, 1978 Leningrado, 1935) fue una figura clave en la historia de la vanguardia rusa y uno de los principales renovadores del arte del siglo XX. En la primera década de esta centuria, en un momento de efervescencia creadora del arte ruso, Malevich exploró el Impresionismo, el Cubismo y el Futurismo, transformando estos movimientos en un estilo personal que refleja toda una concepción del mundo: el Suprematismo, con el que trataba de alcanzar el Cero y sobrepasarlo, y del que la primera obra representativa fue su Cuadrado negro, que marcó el amanecer de una nueva era para el arte. El Suprematismo, quizá el movimiento más radical de los surgidos en esa primera década del siglo, supuso una transición a un nuevo modo de entender el mundo, que sigue influyendo a los artistas de hoy. Con el Suprematismo, Malevich desafió las tradiciones establecidas en la pintura y luego en la arquitectura. La creación de la ilusión visual de espacio, haciendo desaparecer el objeto del cuadro, mediante la adecuada disposición de determinados colores y formas, constituye una de las principales aportaciones del movimiento.

Opiniones del artista

Las claves del Suprematismo me están llevando a descubrir cosas que todavía están fuera del conocimiento. Mi nueva pintura no pertenece únicamente a la tierra. La tierra ha sido abandonada como es diezmada una casa. De hecho, el hombre siente un gran anhelo por el espacio, un impulso de "liberarse del globo terráqueo".
Me ví a mí mismo en el espacio, oculto entre puntos y bandas de color; entonces entre ellos me sumergí en el abismo. Aquel verano me declaré a mí mismo el dueño del espacio.

El Suprematismo es un arte de los colores puramente pictórico, cuya independencia no puede ser reducida a un solo color (...) La necesidad de obtener el dinamismo de la plástica pictórica indica el deseo de hacer salir a las masas pictóricas del objeto para ir hacia la autonomía del color, hacia la hegemonía de las formas pictóricas que constituyen exclusivamente su propio fin con relación al contenido y a los objetos, para ir hacia el Suprematismo no figurativo, el nuevo realismo pictórico, la creación absoluta.

El cuadrado es un niño regio lleno de vida.

Es el primer paso de la creación pura en arte. Antes de ella existían fealdades tontas y copias de la naturaleza.

Nuestro mundo del arte se ha vuelto nuevo, no figurativo, puro.

Todo ha desaparecido, ha quedado la masa del material a partir de la cual va a construirse la nueva forma.

De Kazimir Malevich, Catálogo del Metropolitan Museum of Art, New York, 1991; de Malevich, Artist and Theoretician, 1990; y El nuevo realismo plástico. K. Malevitch, Alberto Corazón,1975.