Exposiciones celebradas

RICHARD DIEBENKORN

10 enero - 8 marzo 1992

El artista: Richard Diebenkorn

Foto de Richard Diebenkorn
Richard Diebenkorn dibujando en Berkeley en 1958 (Foto de Hans Namuth © DACS 1991)
Aunque su obra es menos conocida fuera de Estados Unidos, por sus escasas exposiciones lejos de ese país, Richard Diebenkorn (Portland, Oregon, 1922 Oakland, 1993) fue una de las principales figuras de la pintura norteamericana de postguerra con relieve internacional. En los años cuarenta fue reconocido como un importante pintor expresionista abstracto y desde entonces fue creando obras en diferentes estilos, aunque con voz muy personal. Sus pinturas abstractas Ocean Park, que realizó en los últimos veinte años de su vida y por las que era más conocido, están consideradas como unas de las más destacadas obras artísticas del siglo XX.
Diebenkorn fue profesor en la California School of Fine Arts. Sus pinturas abstractas de los años 1948-55, que incluyen la serie Berkeley, reflejan influencias de matisse, Gorky, Pollock y De Kooning. En 1955 empezó a cultivar la pintura figurativa (paisajes, naturaleza muerta y figuras) en un estilo a contracorriente del arte "modernista" entonces de moda, llegando a ser reconocido como una de las principales figuras de la Bay Area Figurative School. En 1967 volvió a pintar cuadros abstractos, hasta culminar en la célebre serie Ocean Park. Entre otros galardones, Diebenkorn obtuvo la National Medal of Arts, concedida por el Presidente de Estados Unidos.

Opiniones del artista

... todas las pinturas parten de un estado de ánimo, de una relación con las cosas, de una impresión visual íntegra. El llamar a esto expresión abstracta me parece que es confundir las cosas. Abstracto significa literalmente ´sacar de´ o separar. En este sentido todo artista es abstracto... y no tiene nada que ver que la aproximación sea realista o no-objetiva. Lo que cuenta es el resultado. De Modern Painting. Drawing&Sculpture, por Joseph Pulitzer, Jr., vol. I, Cambridge, Mass.: Fogg Art Museum, Harvard College, 1957, p. 31
Hay numerosos problemas en la pintura figurativa en contraposición a la pintura abstracta. Cuando se habla sobre ellos suenan muy elementales. Está la figura que se adueña y gobierna el lienzo; los problemas de gravedad, por los que uno no puede flotar en el espacio como Chagall. Generalmente uno está sobre el suelo y normalmente hay que terminar un objeto una vez empezado o sugerido. Cuando pintamos, no abandonamos a mitad un elemento objetivo. Hay que terminarlo y quizá no ha salido según nuestros deseos.
... en una pintura [conseguida], todo es integral, todas las partes pertenecen al conjunto. Si quitamos un aspecto o elemento, le quitamos su totalidad. De Richard Diebenkorn, por Gerald Nordland, Rizzoli, Nueva York, 1987