Exposiciones celebradas

RICHARD LINDNER

2 octubre - 20 diciembre 1998

El artista: Richard Lindner

Foto de Richard Lindner
Richard Lindner, 1968. Fotografía: Evelyn Hofer.
Richard Lindner (Hamburgo, 1901 Nueva York, 1978). Se nacionalizó americano en 1948. Dedicado de lleno a la pintura desde 1950, cuando en América estaba en pleno auge el Expresionismo abstracto, dio a conocer principalmente su obra en los años sesenta, en la época del pop art. Sin embargo, no formó parte de ninguno de esos movimientos. Jugadores y gángsters, prostitutas con corsés articulados y niños monstruosos con juegos mecánicos son algunos de los seres robotizados que conforman el "circo" que nos ofrece Lindner, más allá de cualquier tiempo y lugar concretos. La "comedia humana" de Manhattan está llena de elementos del teatro y el espíritu alemanes que vivió en su juventud. Las historias fantásticas y románticas del Nuremberg medieval de su niñez; la Baviera del Rey Loco; Hauptmann y Strindberg; las tiendas de juguetes y el bullicio de los cafés de la Alemania de Weimar; la Primera Guerra Mundial y la inflación que siguió, el ascenso al poder de Hitler y los años de exilio se funden con los tipos que integran la mitología urbana de la Gran Manzana: el gángster y su chica, la Calle 42, Coney Island, Marilyn Monroe...

Opiniones del artista

El tema, para mí, es siempre un hombre o una mujer, un niño o un perro. Los perros, como los niños, son los verdaderos adultos. Y los perros, como sus dueños, me han divertido siempre. (...) En cualquier caso, nunca recurro a modelos. Los modelos me molestan, porque siempre quieren entablar conversación, y eso no me gusta. Nunca utilizo el color en mis esbozos. Sólo pinto en la tela. Y a propósito del color, siempre he pensado que para pintar bien, habría que ser daltoniano. El color no debe verse. Está hecho para sentirse. Cuando les decía esto a mis alumnos, ¡me tomaban por un loco! Lo que sí es cierto es que el equilibrio y la composición son parte importante de mis cuadros. Me gusta la estructura.
Mis figuras son las impresiones de un turista que visita Nueva York... Soy un turista que visita América y que ha llegado a ver todos los lugares (...) Cuando digo un turista, me refiero a un ´observador´
A veces el tema es la soledad. Tengo la sensación de que los americanos tienen miedo de estar solos; por eso tienen música en los ascensores, en los hospitales, en los aeropuertos y en los restaurantes."
"Una vez hablé con Bill de Kooning sobre ello [la misoginia] porque por entonces se decía de los dos que odiábamos a la mujer. Mi aproximación al tema de la mujer es muy diferente al suyo. Me interesa el tema de la mujer en la sociedad contemporánea en cuanto a su relación con los hombres... Las fantasías de una mujer en su vida cotidiana son similares al proceso mental de un artista.
Hoy las mujeres consideran a los hombres como extraños místicos. No como seres débiles, desprovistos de carácter y substancia, pero como extraños sin verdaderos secretos. (...) Las mujeres tienen un sentido más vivo de la fantasía y, al mismo tiempo, son mucho más realistas que los hombres. Poseen también un perfecto control de ellas mismas (...)