Exposiciones celebradas

PIERRE BONNARD

29 septiembre - 27 noviembre 1983

El artista: Pierre Bonnard

Foto de Pierre Bonnard
Pierre Bonnard (Fontenay-aux-Roses, 1867 Cannet, 1947). Estudia Derecho a la vez que asiste a la Academia Julian y a la Escuela de Bellas Artes. Conoce a Paul Sérusier, Maurice Denis y Félix Valloton. En octubre de 1888, Sérusier decide formar con sus amigos un pequeño grupo de artistas -los Nabis "(profeta" en hebreo)- que encontrase una nueva vía para liberar la pintura del Impresionismo. En 1889 Bonnard marcha a París y en 1891 realiza su primera exposición en el Salón de los Independientes y, a continuación, con los Nabis. Pronto su obra llama la atención de importantes críticos. A sus 25 años no se ha adscrito a ninguna escuela ni estilo de grupo. En 1892 hace sus primeras litografías e ilustraciones para libros. Refleja la animación callejera de París en numerosos lienzos. En 1899 Vollard publica las litografías de Bonnard con el título Algunos aspectos de la vida de París.
En 1894 realiza el cartel de la Revue Blanche, publicación literaria de vanguardia en la que colaboraron André Gide, los Nabis y Lautrec. Por entonces hace decorados para las obras teatrales de vanguardia, como Ubu Roi, de Jarry. En los primeros años del siglo XX, en que Cézanne ejercía una profunda influencia en los jóvenes pintores y Braque y Picasso realizaban audaces descubrimientos en el cubismo, Bonnard, atento a todos estos pasos, caminaba por otra senda: el impresionismo, pero -como él decía- tratando de "sobrepasarlo" en sus impresiones naturales del color. En 1905 viaja a España y en los siguientes recorre otros países europeos y africanos. El año 1910 será decisivo: marcha al sur y descubre la luz de la Provenza. En Saint-Tropez sus colores se avivan cada vez más. Una luz meridional impregnará también los paisajes de Normandía a donde vuelve en el verano de 1912. Desde 1915 pinta sobre todos retratos femeninos y desnudos. En los años 30, se preocupa cada vez más por la luz y los colores insólitos. Yendo más allá del impresionismo, crea un mundo nuevo de sombras doradas, nubes rojas, mar verde y follajes rosas. Proyecta toda su sensibilidad para pintar la emoción. A partir de 1939 vive retirado en Cannet, en plena actividad creadora. Sus paisajes y naturalezas muertas de los años cuarenta reflejan una sorprendente libertad en el tratamiento del color y de la luz.

Opiniones del artista

Lo que es hermoso en la naturaleza no siempre lo es en pintura, sobre todo cuando es reducido. Ejemplo: los efectos del atardecer, de la noche.
Por la seducción o primera idea, llega el pintor a lo universal. Es la seducción la que determina la elección del motivo y la que corresponde exactamente a la pintura. Si esta seducción o primera idea se borra, ya no queda más que el motivo, el objeto que invade, domina al pintor. A partir de ese momento ya no hace su propia pintura.
El pintor de sentimientos produce un mundo cerrado, el cuadro, que es un poco como un libro, y transporta su interés allí donde sea colocado. Ese artista, lo imaginamos pasando mucho tiempo sin hacer otra cosa que mirar en torno a él y dentro de él. Es un ave rara.
Para empezar un cuadro, ha de haber un vacío en el centro. Siempre trabajo sobre una tela libre, de un formato mayor que la superficie escogida para pintar: así puedo hacer modificaciones. El cuadro es una serie de manchas que se ligan unas a otras y terminan por formar el objeto, el trozo sobre el cual el ojo se pasea sin ningún obstáculo.