Web oficial de la Fundación Juan March
Exposición Madrid

Giorgio Morandi: Tres acuarelas y doce aguafuertes


1 junio – 18 julio 2010


Tres acuarelas y doce aguafuertes
Naturaleza muerta, 1930
Estampa. Calcografía. Aguafuerte

La remodelación llevada a cabo en la sala de exposiciones de la Fundación el pasado año permite habilitar en ella una sala autónoma dedicada a presentar selectas muestras de formato reducido. La Fundación inaugura este nuevo espacio con tres acuarelas y doce aguafuertes de Giorgio Morandi (Bolonia, 1890-1964). Las obras, todas ellas naturalezas muertas, están fechadas entre 1927 y 1962.

Giorgio Morandi (Bolonia, 1890-1964) empezó su educación artística en la Accademia di Belle Arti de Bolonia a los diecisiete años. En 1910 viajó a Venecia, Florencia y Arezzo donde pudo contemplar las obras de los grandes del Renacimiento italiano, como Giotto, Masaccio, Paolo Uccello y Piero della Francesca. Curiosamente nunca visitaría Francia, el epicentro del arte de su tiempo. Su carácter reservado y contemplativo mantuvo apartados su arte y su vida de la corriente general del siglo.

Aunque Morandi no disfrutó de mucha fama durante su vida, muchos artistas se han referido a él como fuente de inspiración. Siempre respetó la artesanía y creyó en la disciplina y en la humildad frente a la obra. Su pintura y su obra gráfica se concentran básicamente en tres asuntos: el paisaje, el bodegón y el retrato. Su obra es difícil de clasificar: pasó, a partir de 1918, por una etapa metafísica, tras De Chirico, Carrá y la revista Valori Plastici; en 1920, divergiendo de lo metafísico, empieza sus paisajes y bodegones, en los que es evidente la influencia de Cézanne. En esa época, Morandi intensificó sus investigaciones sobre el grabado, una técnica que llegó a dominar con precisión.

Giorgio Morandi. Tres acuarelas y doce aguafuertes ofrece una pequeña pero representativa selección de su obra sobre papel: doce grabados y tres delicadas acuarelas, datados entre los años 1927 y 1962. Como sugirió en su día Julián Gállego, estos bodegones son "como pequeñas aldeas, que nos invitan a que las visitemos".

Los marcos de los doce grabados han sido montados para esta muestra a partir del así llamado "marco Gluck", diseñado por Hannah Gluckstein (Londres, 1895 - Steyning, 1978).