Web oficial de la Fundación Juan March
La ilustración total. Arte conceptual de Moscú, 1960-199010.10.2008 - 11.01.2009

UNA REALIDAD ARTÍSTICA E IDEOLÓGICA TOTAL

Entre 1960 y hasta 1991, los artistas que Borís Groys incluyera ya en 1979 bajo la denominación de "conceptualistas románticos moscovitas" vivieron y trabajaron en Moscú, la capital de la entonces URSS, en los márgenes del contexto cultural impuesto por las condiciones del sistema vigente en la Unión Soviética hasta 1991. O lo que es lo mismo: por las condiciones de una utopía efectivamente realizada según un plan artístico total.

¡Voy!
Érik Bulátov
¡Voy!, 1975
Colección particular, Zúrich

En Europa y América, durante todo el siglo XX, las instituciones del arte —los artistas, los museos, el mercado, la crítica— han funcionado con la misma lógica —la de la "tradición de lo nuevo"— desde las vanguardias históricas hasta las prácticas postmodernas contemporáneas. El arte moderno ha sido un auténtico campo de experimentación, de destrucción de formas antiguas y creación de otras nuevas —pero el contexto ideológico, social y político de Occidente se ha mantenido prácticamente estable e independiente de él, dependiente de los principios políticos y jurídicos instaurados desde la Ilustración—. En Rusia, en cambio, esa versión peculiar de la Ilustración europea en que consistió el materialismo dialéctico desplegó una totalizante praxis artística y estética que sustituyó al conocimiento de lo real por la transformación de lo real: "hasta ahora los filósofos han interpretado el mundo; de lo que se trata ahora es de transformarlo", reza la tesis de Marx sobre Feuerbach, todo un programa artístico cuyo material era el mundo entero, su tiempo la historia —y su producto el sistema soviético—.

Todos los rasgos de la institución arte bajo el régimen soviético se derivaban del hecho de la configuración de la vida soviética como una realidad artística e ideológica total. Ése es el mundo, extraño para el público de Occidente, "privatizado" por las prácticas artísticas de los integrantes del círculo de los conceptualistas románticos moscovitas, unas prácticas consistentes sobre todo en la reflexión sobre las condiciones en las que queda una cultura cuando un proyecto utópico triunfa y se mantiene como sistema político durante un largo periodo de tiempo.

La  tercera variante
Acciones Colectivas
La tercera variante, 28 de mayo de 1978

Ningún otro proyecto utópico ha conseguido nunca transformar la vida según un plan artístico total y mantenerlo durante décadas, de modo que los occidentales carecemos de esa experiencia. La experiencia peculiar de la victoria real de una utopía no tiene ningún otro equivalente real, y lo insólito de esa condición cultural es lo que hace fascinante esta exposición.

El objetivo de la muestra es hacer una contribución al análisis histórico de una de las estrategias artísticas más pregnantes del siglo XX y la corriente artística más importante de la Rusia de la segunda mitad del siglo XX, a través de una mirada amplia sobre las posiciones centrales de la primera y la segunda generación de artistas conceptuales de Moscú.