Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Alfonso Albacete

Antequera, 1950

El estilo pictórico de Alfonso Albacete se fragua en los primeros años ochenta, cuando la pintura pretende adquirir un nuevo protagonismo en la escena española frente a las tendencias conceptuales y los "nuevos comportamientos" artísticos que se habían desarrollado en la década anterior. A caballo entre una abstracción basada en el desarrollo de las cualidades cromáticas y una figuración reducida a sus rasgos más esenciales, la obra de Albacete ha ido recorriendo diferentes caminos pero manteniendo siempre un fuerte carácter investigador.

"En el estudio", 1979
En el estudio, 1979

Este lienzo corresponde a su primera etapa, en la que Albacete se reafirma como pintor, asimilando tanto los principios constructivistas, como se puede apreciar en los trazos de líneas tersas y regulares que ordenan y dividen la superficie del cuadro, como los experimentos de la pintura norteamericana, de la que toma el tratamiento de los campos de color con tonalidades contrastadas.

Albacete enlaza aquí con un tema, el de la representación del artista en su estudio en el acto de pintar, que hunde sus raíces en la obra de Gustave Courbet titulada L'Atelier du peintre [El taller del pintor] (1855) y que fue muy querido también por otros pintores como Pablo Picasso. Este asunto permite mostrar no tanto el espacio real en el que se mueve cotidianamente el artista como indicar, de forma metafórica, cuáles son sus armas y cómo son sus dominios. Efectivamente, en el cuadro se pueden reconocer algunos elementos como la ventana, el arco que divide el estudio, el caballete, los cuadros apilados y al artista inclinado sobre la mesa manejando los colores, pero estos elementos y la propia figura carecen de corporeidad y no arrojan sombras que provoquen ningún efecto de volumen ya que Albacete no pretende realizar un cuadro "figurativo", sino un emblema de su propio trabajo.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.