Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Eduardo Arroyo

Madrid, 1937

La pintura de Eduardo Arroyo se caracteriza por lo que podríamos denominar "figuración narrativa". En sus cuadros no se representa una escena, más o menos casual, sino que se suele narrar alguna historia concreta reconocible, como en la pintura barroca, a través de una serie de elementos iconográficos, pero, además, la historia narrada suele remitir, aunque sea remota o tangencialmente, a otra historia, la del propio Arroyo. Otro de los rasgos que caracteriza su genio artístico es su enorme facilidad para el retrato, ya que es capaz de caracterizar cualquier personaje con los elementos más insospechados o con los trazos más sucintos.

"Pasaje Dantzig, 2 (Soutine)" [Pasaje Dantzig 2 (Soutine)], 1993
Pasaje Dantzig, 2 (Soutine)
[Pasaje Dantzig 2 (Soutine)], 1993

El cuadro 2 Passage Dantzig (Soutine) es una buena prueba tanto de su capacidad para retratar y narrar historias como para proyectarse personalmente sobre el personaje retratado. Tal como indica el título, el personaje que aparece en él es el pintor lituano Chaïm Soutine (su nombre aparece sustituyendo sus rasgos faciales), pero, aunque no supiéramos de qué personaje se trata, el cuadro ofrece una serie de pistas iconográficas que conducen inequívocamente hacia él. Las manos del personaje aparecen sustituidas por la pintura, lo que indica su profesión. La tópica placa que nombra la calle indica que se trata de París y que se encuentra en el pasaje Dantzig, en cuyo número dos se ubicaba un pintoresco edificio, llamado La Ruche, en el que vivían numerosos artistas vanguardistas, pero solo uno de ellos se caracterizaba por colgar de la ventana trozos de carne para pintarlos. Estas pistas también conducen hacia el propio Arroyo quien, como Soutine, vivió el exilio en París, participó en el grupo L'Abattoir [El matadero], que queda referenciado en la gallina colgada en el cuadro, y ejerce la pintura de forma militante y descarnada.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.