Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Antoni Clavé

Barcelona, 1913–2005

En la Barcelona de los años treinta, Antoni Clavé, que había pasado por la Escuela de Bellas Artes donde había sido alumno del escultor Ángel Ferrant, era ya conocido como un dotado pintor y talentoso realizador de carteles cinematográficos.

Durante la Guerra Civil, Clavé hizo algunas obras propagandísticas para la Generalitat catalana. Su primera individual tuvo lugar en 1939 en Perpiñán. Trasladado a un París del que terminaría marchándose en busca de la calma de Saint-Tropez, pronto se convirtió en uno de los personajes principales de la Escuela de París. No es difícil rastrear en su obra la influencia de algunos de sus predecesores en esta escuela, como son Édouard Vuillard, Pierre Bonnard, Pablo Picasso o Henri Matisse.

"Grand roi à cheval" [Gran rey a caballo], 1957
Grand roi à cheval [Gran rey a caballo], 1957

Pese a lo mucho que le debe a Francia, Clavé nunca dejó de sentirse español, y de abordar temas que son fácilmente identificables con nuestro pasado o, lo que es lo mismo, con el pasado de nuestro arte. En su pintura encontramos reyes y reinas medievales, guerreros, escenas taurinas, caballeros del Siglo de Oro, arlequines, figuras de la baraja. Uno de sus géneros favoritos fue el bodegón. Y, a la hora de los homenajes, glosó, además de a algunos artistas extranjeros como Alberto Durero o Rembrandt van Rijn, principalmente a "faros" españoles: El Greco, Francisco de Zurbarán, Francisco de Goya, Antoni Gaudí, Pablo Picasso. En su etapa final, más abstracta, incorporó a menudo collages de los que son buen ejemplo los cuadros y papeles que realizó tras un viaje a Japón.

Los aguafuertes de Clavé son de una gran belleza y revelan además un formidable dominio en el manejo de técnicas nuevas como el carborundum y el gaufrage. También practicó la litografía. De la mano de Christian Bérard se introdujo en el mundo de la decoración teatral.

En Grand roi à cheval, Clavé aborda uno de los temas recurrentes de su universo plástico, el de las figuras de la baraja. El cuadro está compuesto a base de collages. El principal material utilizado en él es una vieja cortina. La composición revela una clara huella cubista y picassiana.

Juan Manual Bonet

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.