Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Salvador Dalí

Figueras (Girona), 1904 - 1989

En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde realizó sus estudios, Salvador Dalí recibió enseñanzas académicas que, a la larga, le serían útiles. En la Residencia de Estudiantes conoció a Juan Ramón Jiménez, Luis Buñuel y Federico García Lorca. Entre sus cuadros de aquel periodo de formación destacan los retratos de su hermana Ana María, pintados en Cadaqués y dentro de un estilo que tiene bastante que ver con la pintura metafísica y también con la nueva objetividad germana.

"Sin título (Retrato de Luli Kollsman)", 1946
Sin título (Retrato de Luli Kollsman), 1946

Instalado en París en 1928, Dalí evolucionó hacia el surrealismo, rompiendo estrepitosamente con muchos de sus antiguos amigos españoles y con su propia familia. Su entrada en el grupo surrealista fue considerada por André Breton –que tras su ruptura le rebautizaría con el apelativo de "Avida Dollars"– como uno de los acontecimientos clave del movimiento. En 1929 colaboró con Buñuel en la realización de la película Un perro andaluz. Ese mismo año conoció a Gala, la esposa del poeta Paul Éluard, que abandonó a este último por él.

Durante los años treinta Dalí adoptó un estilo más convencionalmente figurativo, que hizo compatible con la expresión del delirio, realizó algunos de sus célebres objetos de funcionamiento simbólico, reivindicó el modern style e ilustró a Lautréamont. El método paranoico-crítico, descrito por el propio Dalí como el "método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetivación crítica y Salvador Dalí Figueras(Gerona), 1904-1989 sistemática de las asociaciones e interpretaciones delirantes", lo aplicó al Angelus de Jean-François Millet. En buena parte de los cuadros que pintó entonces se inspiró, por lo demás, en un paisaje muy concreto: el del Ampurdán y la Costa Brava.

Descubierto durante esa década en Estados Unidos, Dalí adoptó, para la promoción de su obra, algunas de las técnicas comerciales norteamericanas. Colaboró con modistas como Elsa Schiaparelli y con cineastas como Alfred Hitchcock. Por aquel entonces ya había roto con los surrealistas. En 1948 regresó a España, instalándose en Port Lligat. El Dalí de los cuarenta y los cincuenta es el Dalí de la exaltación de William-Adolphe Bouguereau y en general del academicismo, de la crítica virulenta al arte y la arquitectura modernos. Es el Dalí de los cristos, de las vírgenes, de los bodegones, de los cuadros inspirados en la era atómica.

Sin título (Retrato de Luli Kollsman) pertenece al periodo norteamericano de Dalí. La imagen, aunque más contenida que otras, resulta inconfundiblemente suya: arquitecturas fantásticas, animales, nubes inquietantes, sombras crepusculares y, como telón de fondo, las playas desoladas y las rocas de la Costa Brava. Luli Kollsman, cantante austríaca y primera esposa del inventor del giroscopio, es el personaje que aparece a la derecha del cuadro, que durante muchos años estuvo colgado en la suite que Kollsman ocupaba en el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York.

Juan Manual Bonet

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.