Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Francisco Farreras

Barcelona, 1927

Tras recibir una sólida formación académica como muralista, Francisco Farreras evolucionó hacia una abstracción geométrica en la que experimentó mezclando la pintura con arenas, con el fin de conseguir la sensación de materialidad en sus cuadros, hasta que en 1959, buscando nuevas calidades matéricas, comenzó a utilizar gasas y papeles translúcidos matizados con diferentes tipos de pintura, como óleo, temple o cera. Con estos papeles, transferidos al cuadro junto con la pintura, realiza unos collages, muy particulares, que definen un trabajo caracterizado por sus cualidades expresivas.

"Número 209", 1963
Número 209, 1963

La superposición de diferentes tipos de papel, muy particularmente el de seda, que posee la cualidad de ser translúcido, le permite realizar juegos plásticos con los que consigue veladuras superpuestas, configurando con ellos unas composiciones muy sólidas, basadas en la simetría clásica que, como sucede en esta obra, recurren a la tradición de la pintura tenebrista española. Estilísticamente, la sobriedad del colorido y la manera de destacarse la figura sobre el fondo, que emerge con cierta violencia desde el negro profundo, aproxima este cuadro a otras obras que en los años sesenta están realizando algunos pintores informalistas como Antonio Saura, Manuel Millares o Rafael Canogar, mientras que el efecto de veladura le acerca al trabajo de Manuel Rivera, artistas con los que comparte algo más que simples coincidencias formales.

Frente a la provocadora tosquedad de la que hacía gala el arte matérico de los años sesenta, la obra de Farreras se presenta elegante y contenida, y evita abusar de las texturas gruesas o los desgarrones violentos, que suelen provocar cierta sensación de enfática artificialidad.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.

En el año 1964 se celebró la World's Fair de Nueva York, en la que España, tras el largo aislamiento sufrido durante la autarquía, participó con un sobrio y elegante pabellón diseñado por el arquitecto Javier Carvajal. Para que esta representación lograra despertar el interés sobre España se cuidaron todos los detalles del pabellón y sus contenidos, poniendo el acento en mostrar los aspectos artísticos más avanzados del momento. Para ello se seleccionaron pintores y escultores que fueran capaces de ofrecer una cara culta, moderna y creativa del país, intentando imitar los éxitos propagandísticos obtenidos por el pabellón de París del año 1937, para el que se encargó a Pablo Picasso el célebre Guernica con el que se consiguió la admiración general.

Maqueta para el mural del
restaurante "Toledo" en el pabellón español de la World’s Fair de Nueva York", 1964
Maqueta para el mural del restaurante "Toledo" en el pabellón español de la World’s Fair de Nueva York, 1964

A Francisco Farreras, por sus conocimientos sobre las técnicas del muralismo, se le adjudicó la creación del panel que presidiría el restaurante, donde se servirían platos regionales elaborados con productos del país. La sala, con techos artesonados de madera de nogal y suelos de un gres en los mismos tonos cálidos del techo, creaba un ambiente que fue recreado en este mural y que pasaba así a formar parte integrante de la arquitectura.

A pesar de que para realizar este mural Farreras utiliza el lenguaje plástico abstracto y expresionista, propio de su obra, no crea una pintura abstracta, sino que representa una vista de la ciudad de Toledo, imagen muy conocida en Estados Unidos gracias al cuadro del Greco que se conserva en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Así, en esta "maqueta" podemos reconocer la hoz que forma el río Tajo y, en el centro, la ciudad con la torre de la catedral. También es perfectamente reconocible la silueta del puente de Alcántara, en el extremo derecho del cuadro.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.