Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Juan Genovés

Valencia, 1930

En los años sesenta, en medio de la euforia por la conquista de la abstracción y el gestualismo informalista como lenguaje representativo de la vanguardia, Juan Genovés, junto a otros artistas que no renunciaron a la figuración, desarrolla un arte que resulta particularmente eficaz en la lucha por las reivindicaciones sociales y estéticas, dentro de lo que se ha dado en denominar "arte político". Las figuras que aparecen en sus cuadros, "siluetas realistas" generalmente de personajes corriendo, parten de una iconografía "apropiada" por los artistas del arte pop del mundo de la publicidad, los cómics o los productos cotidianos de consumo. Sin embargo, Genovés dio un giro crítico a estas imágenes al ponerlas al servicio de una actitud de denuncia en la que se muestra el drama de una sociedad victimada, pero sin caer en los tópicos propios del panfleto de propaganda política.

"M-147" (ideograma), 1971
M-147 (ideograma), 1971

En sus pinturas no se narra o describe ningún acontecimiento concreto, como ocurre en el cuadro M. 147, en el que se presenta una serie de siluetas de personas en actitud de correr, de gentes que huyen de lugares desconocidos y contrapuestos, totalmente descontextualizados de espacio y tiempo; pero el espectador, sobre todo el de aquella época, deduce fácilmente el contexto al que pertenecen las imágenes al relacionarlas con los acontecimientos próximos de manifestaciones laborales o algaradas estudiantiles.

El fondo sobre el que se mueven estas figuras, con desvanecidos en rojo, insinúa cierta carga de violencia y angustia que pesa sobre las imágenes y confiere dinamismo a una escena que acentúa la sensación de modernidad pop al establecerse en secuencias de tipo cinematográfico, típicas en la obra de Genovés.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.