Inicio > Arte > Cuenca > La Colección > 

La colección

Julio González

Barcelona, 1876 - Arcueil (Francia), 1942

Miembro de una familia de artesanos, Julio González se formó en la Barcelona modernista, donde hacia 1891 empezó a trabajar en el taller de orfebrería paterno. En 1900 se instaló en París. Sus primeras máscaras de metal datan de 1910. Durante la Primera Guerra Mundial trabajó en un taller de soldadura autógena de la fábrica Renault; no iba a tardar en aplicar esa técnica a la creación de esculturas. Su primera exposición individual tuvo lugar en la Galerie Povolotsky de París, en 1922. A partir de 1928, gracias a su ayuda, Pablo Picasso pudo adentrarse en el mundo de la escultura en hierro.

"Grand personnage debout,", 1934
Grand personnage debout, 1934

Durante los años treinta, González se propuso "proyectar y dibujar en el espacio". Aunque nunca renunció a la figuración, participó en las actividades de Cercle et Carré y Abstraction- Création. Sus Cabezas en piedra, de mediados de los años treinta, anuncian una inflexión realista que se confirma, bajo la presión de la Guerra Civil española, con la impresionante y terrible serie Montserrat, una de las cuales, la que se conserva en el Stedelijk Museum de Ámsterdam, fue mostrada en el pabellón de la República Española de la Exposición de París de 1937. Ese giro encuentra un colofón en su Encapuchado (1939), en su Máscara (1940-1942) y en su serie Manos (1942), pero es compatible con esculturas lineales: Grand personnage debout (1934), Dafne (1935), La mujer con espejo (1937) y El hombre cactus (1939).

La obra escultórica de este primitivo de la vanguardia constituye una de las referencias básicas de la modernidad y ha ejercido una influencia duradera sobre otros escultores, como el norteamericano David Smith, el británico Anthony Caro o los españoles Eduardo Chillida y Martín Chirino.

Grand personnage debout es una de las obras maestras del gran periodo de la escultura de González, aquel en el que logró la síntesis mejor de sus aspiraciones como escultor moderno para el que el espacio es más importante que la masa. La mínima apoyatura figurativa de este "personaje" da origen a un grácil despliegue de formas en el espacio.

Juan Manuel Bonet

Julio González se formó como artesano dedicándose a la orfebrería y las artes decorativas. Durante la Primera Guerra Mundial, como extranjero que vivía en Francia, tuvo que trabajar en la industria, lo que le permitió conocer una nueva técnica: la soldadura autógena de oxiacetileno, que permite unir sólidamente diferentes piezas de hierro. A petición de Pablo Picasso, González trabajó entre 1928 y 1930 construyendo con esa técnica varias esculturas con varillas de hierro a partir de dibujos del maestro malagueño, iniciando así un camino de creación que marcó el trabajo de la última década de su vida y que él definió con la inspirada frase "dibujar en el espacio".

"La petite faucille" [La pequeña hoz], 1937−1938
"La petite faucille" [La pequeña hoz], 1937−1938

Las obras de González en hierro forjado y soldado construidas a partir de 1929 son algo más que un conjunto de espléndidas piezas originales y novedosas. Ellas conforman los cimientos de una nueva escultura que tuvo a partir de entonces innumerables seguidores pero, sobre todo, que permitió al arte de la escultura superar el peso del clasicismo y entrar en el mundo de la vanguardia.

En las primeras vanguardias aparece la necesidad de fundar un nuevo arte alejado de la aburrida y antimoderna escultura, deudora del clasicismo, a través de la invención de procedimientos nuevos como el collage, la construcción, la elección de objetos encontrados o manipulados. Surgieron así unas artes tridimensionales y espaciales que rompieron realmente con la milenaria idea de tallar y esculpir. Pero González logró la refundación de la disciplina escultórica sin desnaturalizar del todo el lenguaje escultórico heredado. La petite faucille es una de esas obras en hierro forjado y soldado que ha sido vaciada en bronce.

Javier Maderuelo

Este texto sólo puede reproducirse citando su procedencia:
Catálogo del Museu Fundación Juan March, Palma de Mallorca.